0
Publicado el 9 Mayo, 2015 por Dayán García La O en Deportes
 
 

¡Hasta el último out de un juego candente!

Por DAYÁN GARCÍA LA O
Fotos: ANARAY LOENZO COLLAZO

La decisión será, necesariamente en Ciego de Ávila.

En apretado juego, la Isla de la Juventud empató la serie.

Parecía que la balanza se inclinaba de un solo lado. Un juego tranquilo. Los parciales locales tragaban en seco ante la posibilidad de que el sueño de un trofeo de campeón se le esfumara entre los dedos, en sus propias narices, después de estar tan cerca de alcanzarlo.

Sucede que los Tigres de Ciego de Ávila dieron el segundo zarpazo, y casi el tercero, cuando ganaban cuatro carreras por cero. Pero casi no sirve entre bolas y strikes, por aquello de que hasta el out 27 no hay nada definido.

Así fue. Séptimo capítulo de bolas que no encontraron el home, una pelota que se cruzó en el camino con la anatomía de un jugador isleño, que entendió intencionalidad luego de que hace algunos días decidiera un partido ante el mismo lanzador con una sólida conexión.

En definitiva, la expulsión del golpeado por el lanzamiento se convirtió, desde mi opinión de espectador, en el catalizador de una remontada espectacular, donde también hubo protagonismo de sendos batazos de Michel Enríquez y el suplente Jorge Tartabull.
Pero por si fuera poco, después de que los Piratas marcaron seis carreras y dieron un vuelco a la pizarra, el estelar cerrador Héctor Mendoza sirvió una recta al refuerzo villaclareño Yeniet Pérez, y este la mandó al techo de una  de las casa aledañas a la cerca del jardín izquierdo, con un compañero en circulación.

Casi con la victoria en sus manos, Ciego de Ávila perdió

Parecía que los Tigres ganarían…, pero, no

El choque empatado a seis anotaciones se fue a extrainings, y con el cambio obligado del derecho Osmar Carrero, monticulista en turno por Ciego de Ávila (habían superado el número de visitas libres permitidas),  pareció que la suerte estaba echada y por ende, el optimismo apareció en el comportamiento de los filibusteros que se dieron cita en la instalación deportiva y en sus alrededores.

Ante los envíos del zurdo Ariel Díaz, los Piratas decidieron las acciones en el onceno episodio con una fórmula exacta: hit del hombre proa Julio Pablo Martínez, sacrificio de Dainier Gálvez, boleto intencional al tercer madero  Michel Enríquez, e indiscutible al jardín derecho del cuarto en la tanda Luis Felipe Rivera.

La jugada en home, luego del tiro potente del avileño José Adolis García, fue reclamada por el alto mando de los Tigres, y el puesto de mando ratificó la decisión de Osvaldo de Paula, actuante en el home y con pálido desempeño en los conteos, al menos desde mi apreciación.

Este momento, que puede valer un campeonato, fue captado por el lente de los fotorreporteros presentes en el estadio, y se define con claridad que Julio Pablo fue out en el intento de llegar al plato,  pero en la repetición de la televisión muchos afirman

que se veía quieto. ¿Interesante, verdad? En las fotos que acompañan a este material está la prueba facilitada por nuestra

Los aficionados dan todo su respaldo a los Piratas

Los Piratas tuvieron un gran respaldo en sus aficionados

fotorreportera Anaray Lorenzo.

Lo cierto es que Isla de la Juventud ganó el cuarto choque siete carreras por seis, y que emparejó las acciones a dos triunfos por bando. El ganador fue Mendoza, el tercero en esta postemporada, en tanto por la puerta estrecha salió el referido zurdo Díaz. De esta manera, se aseguró el regreso del play off a Ciego de Ávila.

Este miércoles se jugará el quinto choque desde la una y 15 de la tarde, y los pineros pueden depender desde la lomita del refuerzo espirituano Javier Vázquez, mientras que los visitantes tendrán a otro de esa provincia, Ismel Jiménez.


Dayán García La O

 
Dayán García La O