0
Publicado el 1 Junio, 2015 por Dayán García La O en Deportes
 
 

FUTBOL: El Cosmos en el Marrero

Hermoso espectáculo entre los equipos Cuba y Cosmos, de Nueva York

La selección absoluta de Cuba y el Cosmos regalaron un hermoso espectáculo a la afición futbolera

Por DAYÁN GARCÍA LA O
Fotos: ANARAY LORENZO COLLAZO

Más que emoción sentí el pasado 2 de junio en el estadio nacional Pedro Marrero, mientras varios millares de personas apoyaban al equipo Cuba de mayores en el partido amistoso frente al neoyorquino Cosmos, que un día tuvo a Pelé en su plantilla, y hoy cuenta con luminarias de la talla de Raúl González Blanco, el Ángel de Madrid. Aunque sus acciones futbolísticas quedaron bien separadas en el tiempo, Edson Arantes Do Nascimento (Pelé) y Raúl se unieron para regalar a La Habana y a todo el país una jornada que ni el mayor vendaval pudo ensombrecer con sus disparos de lluvia.

Desde la noche del domingo 31 de mayo, en el propio aeropuerto, se respiraba un ambiente singular, cuando se dieron cita varios fanáticos del Real Madrid para vitorear a uno de los capitanes más legendarios que ha tenido el equipo blanco, uno de los mejores en la historia del futbol.

En el Pedro Marrero, Pelé saludó a los espectadores desde las tribunas preparadas para la presidencia, y no fueron pocos los aplausos que recibió “O Rei”, quien un día antes, en la conferencia de prensa, había expresado su satisfacción por ser parte de este día, calificado de histórico, por lo que puede desempeñar el deporte de los goles y las gambetas a favor de la unión entre los pueblos, sobre todo después de que los gobiernos de Cuba y Estados Unidos anunciaran el pasado diciembre las intenciones de reanudar las relaciones diplomáticas, interrumpidas en 1961.

Por ello, el valor simbólico de este choque trasciende lo puramente deportivo, o sea, la goleada 4-1 que propinaron los visitantes fue solo un resultado formal, porque lo que representó la llegada de la entidad neoyorquina para el futbol cubano y los pueblos de ambos lados del estrecho de la Florida no puede medirse en instantes tan fugaces como el de un balón cruzando la línea de meta.

Raúl González Blanco (al centro, con franela verde), el Ángel de Madrid

Raúl González Blanco, el Ángel de Madrid, mereció la ovación del estadio Pedro Marrero

La última vez que un club profesional de futbol llegó a Cuba proveniente de los Estados Unidos ocurrió en el año 1978, cuando el Chicago Sting disputó un amistoso en La Habana, que ganaron los locales con pizarra de dos dianas por cero. Pero las cosas han cambiado bastante en el futbol de ambos lados desde aquel momento, un 21 de marzo, hace casi cuatro décadas.

Otro antecedente importante ocurrió en las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010, cuando los seleccionados nacionales se enfrentaron en partidos de ida y vuelta, y los norteños ganaron a los antillanos 1-0 en La Habana y 6-1 en Washington.

Regresemos a la actualidad, y a la lluvia que caprichosamente asaltó a la Capital el 2 de junio para intentar empapar las ilusiones de los más de 18 mil presentes, casi desguarnecidos bajo el derruido techo del graderío.

En la cancha del Pedro Marrero se hacía historia y la multitud respondió primero con el solo hecho de moverse hasta la instalación del municipio de Playa, y segundo, con cánticos y coros aprehendidos en las ráfagas futboleras que por estos tiempos protagoniza el canal deportivo de la televisión.

Giovanni Savarese, director técnico del Cosmos

-“Estamos honrados de vivir este momento”, dijo Savarese

Sobre la grama, y con el acostumbrado número siete en la espalda, estaba Raúl González Blanco, y aunque bastante alejado de la posición con la que puso el mundo a sus pies, regaló su clase durante 90 minutos y fue suficiente para que al término todos en el estadio repitieran su nombre, sin importar afiliaciones.

Al letargo inmaduro del equipo cubano en el primer tiempo, se sumaron las mejores acciones del Cosmos. El Ángel de Madrid regaló par de asistencias, el zimbabuense LuckyMkosana anotó en dos ocasiones (minutos 8 y 41), el uruguayo Sebastián Guenzatti se llevó un premio en el 33, y lo imitó HagopChirishian en el 35.

Sucede que en el descanso, el timonel Raúl González Triana inyectó a sus pupilos, quienes a pesar de la ineficiencia para concretar, mostraron excelente condición física, y levantaron el juego en todas las líneas. El merecido premio llegó al minuto 51, cuando el volante Andy Baquero le pegó desde la izquierda y la mandó a guardar al fondo de las redes.

Para el venezolano Giovanni Savarese, director técnico del Cosmos, el juego fue inolvidable. “Superior a lo imaginado. Nos llevamos un buen sabor de boca por la hospitalidad de este pueblo. Los muchachos están muy honrados de vivir estos momentos y nos encantaría regresar”, agregó ante varias decenas de reporteros de distintas latitudes que acudieron a la conferencia de prensa luego del choque.

Del otro lado, Raúl González Triana agradeció la oportunidad que dio el Cosmos para regalar ese instante a los seguidores del país, y para hacer un modelaje competitivo más que necesario para los próximos compromisos de la eliminatoria ante Curazao y la Copa de Oro que se disputará en suelo norteño.

Igualmente, reconoció el desajuste de los suyos en el primer tiempo. “Nos desequilibramos y ante un rival de nivel esto se paga caro, pero después tuvimos más oportunidades y fallamos varias posibilidades claras de gol”.

Quiso también la coincidencia que el propio 2 de junio el recién elegido presidente de la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA), Joseph Blatter, renunciara a su cargo, por la profunda crisis en la que se ha sumergido la entidad.

González Triana, director de la selección cubana

Para Raúl González Triana el partido dejó buenos dividendos en la selección que dirige rumbo a los otros compromisos

“A pesar de haber sido apoyado en elecciones, ese apoyo no lo comparten todos. Por eso pongo mi renuncia a disposición. Tomo esta decisión para limpiar la imagen de la FIFA, que necesita una profunda reestructuración”, declaró el suizo, quien se mantenía en el puesto desde 1998.

Ocurre que, hace algunas semanas, directivos de alto rango en el ente rector del deporte fueron detenidos, acusados de corrupción, por la justicia de los Estados Unidos, un hecho sin referentes de esa magnitud en la historia. Se conoció que el nuevo presidente saldrá de un congreso extraordinario que será convocado entre diciembre y marzo de 2016.

Mientras los escándalos se suceden en el ambiente futbolero con el efecto dominó, y se conocen otras nuevas sobre sobornos y manejos oscuros, el New York Cosmos y la selección absoluta de Cuba escribieron la primera página de lo que puede convertirse en un libro abierto de colaboración y espectáculo entre deportistas de uno y otro país.

“Después de hoy todo es posible”, apuntó el técnico del conjunto neoyorquino al despedirse de la prensa que dio cobertura al acontecimiento.


Dayán García La O

 
Dayán García La O