0
Publicado el 7 Diciembre, 2015 por Anaray Lorenzo en Deportes
 
 

Kickboxing a la medida de los cubanos

Denny López, de la modalidad K-1

Una de nuestras victorias a cargo de Denny López en la modalidad K-1

Texto y fotos ANARAY LORENZO

De la satisfacción al asombro viajó la Escuela Cubana de Kickboxing y Artes Marciales Afines, al ver cumplido uno de sus sueños, en el Coliseo de la Ciudad Deportiva. Sobre el ring emplearon sus artes estrellas estadounidenses de este deporte de contacto y los locales supieron estar a la altura. No en balde, el presidente de la Asociación Mundial de Kickboxing, Charles Post, reconoció que Cuba tiene muy buenos luchadores.

El cartel había sido pactado a diez combates de tres asaltos con dos minutos de duración cada uno, en las categorías de 57, 60, 63.5, 67, 71, 81 y más de 91 kilogramos, pero sólo se realizaron nueve. La selección visitante se alzó con 5 victorias, en tanto que los nuestros celebraron por todo lo alto sus 4 triunfos, dos por puntos y los restantes por nocaut y nocaut técnico, respectivamente.

En una breve entrevista con Bohemia, Armando Quintana Parra, presidente de la Asociación Cubana de Kickboxing, confesó sentirse muy impresionado. “Siempre dije que el deporte tiene que cumplir objetivos y el de nosotros era competir bien. A veces uno compitiendo bien, siente lo mismo que el que gana”, acotó.

Charles Post, presidente de la Asociación Mundial de Kickboxing.

Cuba tiene grandes luchadores de Kickboxing, reconoció el presidente de la Asociación Mundial de Kickboxing, Charles Post.

La Escuela Cubana de Kickboxing y Artes Afines está de fiesta. Este encuentro amistoso que concluyó con apretones de manos y abrazos, al parecer será una saga. Se prepara la visita del equipo cubano a suelo norteño para fines de febrero e inicios de marzo y también existe la intención de celebrar un torneo acá en Cuba de kickboxing en agosto del 2016, que incluya a representantes del área de Centroamérica y el Caribe.

Para Quintana Parra, el kickboxing está hecho a la medida de los cubanos y su desarrollo depende quizás de más oportunidades como esta, de competir con equipos de nivel. “Es un deporte de combate que tiene mucho que ver con la idiosincrasia del cubano en el sentido del boxeo, el pateo y nos gusta mucho, siempre y cuando se haga con una metodología, con un buen programa de enseñanza y con disciplina que es lo más importante en los deportes de combate y en las artes marciales”, enfatizó.

Entretanto Post manifestó su alegría de estar en La Habana. “Nos han tratado como a la realeza”, jaraneó, y como paladeando sus palabras dijo a modo de conclusión: “Este tope amistoso lo convertimos en una visión, lo cumplimos e hicimos historia”.


Anaray Lorenzo

 
Anaray Lorenzo