0
Publicado el 9 Diciembre, 2015 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

BALONMANO (F)

Otro estrecho filtro

Momento del juego

¡No perdonar las insuficiencias defensivas!

Por ABELARDO OVIEDO DUQUESNE
Fotos: ANARAY LORENZO

Todavía faltan por efectuarse varios torneos preolímpicos. Como no alcanzaron la visa en los Juegos Deportivos Panamericanos Toronto 2015 (10-26 julio), las balonmanistas cubanas figuran entre las deportistas necesitadas de lidiar una vez más por alcanzar la clasificación para Río 2016 (5-21 de agosto).

Por supuesto, es muy complicada la XXII cita universal (hasta el próximo 20 de diciembre), en Dinamarca, porque conferirá tres visas para la máxima fiesta deportiva. Los otros pasaportes se entregarán en el preolímpico universal. Aún esa lid carece de sede.

Esta vez los analistas fueron más cuidadosos al emitir sus vaticinios. Con vistas a mantener su glamour, apelaron a los apuntes efectuados durante las anteriores temporadas del cuatrienio. Esa conducta resultó muy profesional.

Cuba en el plató

La selección del país ganó el derecho de asistir al campeonato del orbe por liderar el clasificatorio de Norte, Centroamérica y el Caribe, escenificado del 3-10 de abril en Puerto Rico.

En el parqué danés deben mantener la regularidad y cobrar eficazmente las imprecisiones de sus rivales; y cumplir con la máxima de cometer poquísimos errores en cada choque. Así es la exigencia ante balonmanistas experimentadas y en óptima forma deportiva. Y, además, dispuestas a mostrar todo su arsenal para acceder, o regresar, a la siempre añorada duela.

La nómina cubana para el certamen bienal es la siguiente: Eneleidys Guevara, Lisandra Lussón, Ayling Martínez, Yenma Ramírez, Milena Mesa. Las otras once: Niurkis Mora, Glennis Reyes, Yunisleidys Camejo, Ismaris Barrios, Sheila Salas, Raisa Beltrán, Libia Veranes, Niuris Ferrer, Liliane Rosabal, Eyatne Rizo. El colectivo técnico lo forman Jover Jorge Hernández y Caridad Viscay. La médica es Miraliris Hernández.

La portera se hace del balón

Las brasileñas seguramente de nuevo impedirán el desarrollo táctico de sus adversarias.

La nueva disputa mundialista constituye otro estrecho filtro. Lo decimos por la presencia de la mayoría de los elencos asistentes a la edición de 2013, así como los participantes en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Es decir: selecciones de las cinco confederaciones divididas en cuatro llaves.

Los grupos: A (en Herning): Montenegro, Hungría, Japón, Túnez, Serbia y las anfitrionas. B (Noestved): Cuba, Suecia, Países Bajos, Polonia, China y Angola. C (Kolding): Brasil -líder en 2013-, Francia, Argentina, Sudcorea, República Democrática del Congo y Alemania. D (Frederikshavn): Noruega -relegada en 2013 por las auriverdes-, España, Rumania, Puerto Rico, Kazajstán y Rusia.

Veredictos

Jover Jorge, el nuevo estratega del elenco cubano, brindó declaraciones antes del certamen: “Nuestro grupo eliminatorio no es considerado como el de la muerte. Esa nominación es más apropiada para el D. Planificamos sobrepasar a China y Angola. Así terminaríamos en el cuarto lugar y pasaríamos a la siguiente etapa. La exigencia está acorde con la experiencia de las alumnas.

“Analizamos con las muchachas videos acerca del comportamiento de los rivales; y ellas conocen un poco acerca de su manera de comportarse en el terreno. Queremos abandonar el escaño 21 alcanzado en Brasil 2011.

“Las jugadoras de los seleccionados que intervendrán, puntualizó, ofrecerán amplia diversidad técnica y táctica, porque se trata de la antesala de los Juegos Olímpicos. Brasil, campeón defensor; Serbia, Dinamarca, Francia y Noruega son los favoritos de muchos expertos. Las francesas habitualmente acceden a un escaño del podio. La selección de Noruega desaparece del primer nivel un ciclo, pero al regreso es demoledora. Esas dos selecciones podrían desbaratar opiniones”.

Cary, optimista

El elenco cuya guardameta proteja acertadamente la meta, posee un apreciable vínculo con la victoria. Ese parecer lo ratificaron los seguidores de la disciplina en nuestro país, durante el torneo premundialista Cuba 2015, porque nuestras porteras cuidaron activamente el arco.

Caridad Vizcay, excancerbera de la formación nacional, las adiestra. Todas enfrentarán el reto con las experiencias obtenidas en los desafíos internacionales efectuados en la presente y anteriores campañas.

“El 50 por ciento de las amarguras de los combinados –precisó Cary– es responsabilidad de las guardametas. Asumirán de nuevo esa responsabilidad y obtendrán buenas calificaciones. Eneleidys Guevara y Niurkis Mora interpretarán adecuadamente el nivel ofensivo de la competencia. La primera tiene amplia experiencia internacional. Lleva más de una década en estos trajines. La otra es joven, pero trabajó eficazmente en el clásico del planeta escenificado en Kazajistán. También demostró clase en la competencia internacional de nuestro país. Ratificó su seguridad bajo los tres palos en numerosas atrapadas durante los Juegos Panamericanos que acogió del 10-26 de julio Toronto, Canadá”.

La renombrada balonmanista pronosticó: “Quedaremos entre los cuatro primeros en la ronda eliminatoria. Y después, a batirse sin pensar en la historia de los adversarios. Cuando estaba en activo aprendí que respetar al contrario es una decisión responsable. En cada fecha las muchachas enseñarán ese comportamiento y un juego limpio”.

Momento del juego

El 50 por ciento de la victoria pertenece al desempeño de las guardametas. Las cubanas tienen las habilidades necesarias para cumplir con esa máxima.

El XXI encuentro universal fue organizado por Serbia del 6 al 22 de diciembre de 2013. La clasificación general fue así:

1.-Brasil. 2.-Serbia. 3.-Dinamarca. 4.-Polonia. 5.- Noruega. 6.- Francia. 7.- Alemania. 8.- Hungría. 9.- Montenegro. 10.- España. La ubicación en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 (27 julio-12 de agosto) resultó, un tanto sorpresiva para algunos. El escalafón quedó de la siguiente forma: 1.-Noruega. 2.- Montenegro, 3.-España. 4.-Sudcorea. 5.-Francia. 6.-Brasil. 7.-Croacia. 8.-Rusia. 9.-Dinamarca. 10.-Angola. 11.-Suecia. 12.-Gran Bretaña.

Desconozco por qué la sorpresa acompaña a los clásicos de balonmano. La afición acepta ya esa realidad y se prepara para disfrutar de los asombros que surgirán en el más meridional, y de menor extensión, de los países nórdicos.


Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne