0
Publicado el 14 Diciembre, 2015 por Dayán García La O en Deportes
 
 

PALCO 211

¿Cuál es la política para los contratado?

Compartir
La afición merece disfrutar de estrellas como Frederich Cepeda. (escambray.cu)

La afición merece disfrutar de estrellas como Frederich Cepeda. (escambray.cu)

Por DAYÁN GARCÍA LA O

UN HECHO HISTÓRICO protagonizó el centro de altos estudios estadounidense que llegó a Cuba para cumplimentar un programa académico y deportivo, con la colaboración del Centro de Estudios Martianos. Nunca antes un equipo de ese país de cualquier nivel había enfrentado a selecciones de la serie nacional de la Isla, y los Nittany Lions aprovecharon y planificaron una pretemporada, que debe marcar el inicio de un mejor intercambio con representativos de ese nivel de beisbol. Los norteños se llevaron una victoria en cuatro salidas, pero por encima de lo que mostró la pizarra en los tres escenarios que jugaron, quedó el ambiente de que pudieron tutearse con nuestros mejores equipos en la campaña (Industriales y Ciego Ávila). El Penn State se despidió con derrotas ante sus homónimos leones de la capital cubana 0-2, Ciego de Ávila 1-2 y Matanzas 2-15, y la sonrisa fue conseguida a costa de Mayabeque 9-3. La delegación de la universidad norteamericana participó también en el Simposio Internacional de Beisbol, que se efectuó como parte de la Convención de Actividad Física y Deportes, en el Palacio de Convenciones. Los visitantes compartieron muchos de sus preceptos en la atención y el desarrollo del deporte de las bolas y los strikes, desde sus sistemas de captación de talentos, hasta las promociones a las franquicias de las Grandes Ligas, al participar en talleres, seminarios y conferencias, además de las visitas a lugares de interés histórico y cultural.

MUY POCO BASTÓ para que se desenredara la madeja de los equipos clasificados a la segunda fase del campeonato nacional. Se combinaron resultados de las primeras fechas de la reposición de juegos suspendidos o sellados: Las Tunas venció a Guantánamo, y con ello catapultó a la Isla de la Juventud, que se volvió inalcanzable para los más orientales. Pinar del Río liquidó a Las Tunas una jornada después y sentenció su pase. Lo que vino después ya era el puro trámite de conocer los lugares, para que se reforzaran los ocho agraciados. Por cierto, Cienfuegos y Artemisa tenían una subserie suspendida. Con ambos conjuntos por debajo de la duodécima posición, ¿era necesario asumir la transportación, hospedaje y alimentación para desarrollar estos partidos? Sin embargo, se efectuaron dos desafíos y el tercero se suspendió porque no hacía falta (¿?) A esta etapa hay que sumarle el forfeit decretado a Mayabeque por no llegar al estadio Capitán San Luis a enfrentar a los pinareños, en uno de los hechos más bochornosos de los acontecidos en el actual curso del principal espectáculo deportivo de nuestro país.

EL ESPIRITUANO Frederich Cepeda, el santiaguero Alberto Bicet, el villaclareño Alaín Sánchez y el artemiseño Miguel Lahera jugarán contratados en la Liga de Colombia. Siempre estaré a favor de que se multipliquen las posibilidades de mostrar nuestro talento en cualquier lugar, pero creo que este proceso debe contar con una intencionalidad que no percibo en semejante decisión. Lo primero es que a finales de 2013, cuando se anunció las contrataciones de deportistas cubanos, uno de los puntos defendidos fue que los que actuaran en el extranjero debían participar en los torneos domésticos. ¿El espirituano Cepeda ya fue retirado de nuestro beisbol? Pues en la campaña 2015-2016 los aficionados en la Isla nos hemos quedado con las ganas de disfrutar de la parsimonia y la elegancia con la que el toletero discrimina lanzamientos a ambos lados del plato. ¿Acaso la segunda fase no es la de mayor nivel por los refuerzos? No entiendo que cuatro posibles seleccionados en primera ronda ya no cuenten para el evento élite, con tres lanzadores de primera línea, y lo que eso significa para la pelota cubana actual. Situar los intereses de una liga de inferior calidad como la colombiana por encima de los nuestros lo valoro irrespetuoso a la historia que se ha forjado en esta tierra antillana entre bolas y strikes. Hay otras tantas variantes en el verano para que nuestros peloteros tengan algún premio económico, sin que afecte a quien quiere ver a sus mejores estrellas. No entiendo.

Compartir

Dayán García La O

 
Dayán García La O