0
Publicado el 25 Marzo, 2016 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

Baloncesto (M): Azul y naranja las primeras sonrisas

El hacer en la reapertura del clásico liguero colmó de emotividad a los dos primeros escenarios
Compartir
¿Discutirán el centro Capitalinos y Villa Clara?

¿Será la definición total a base de azules y naranjas?

Por ABELARDO OVIEDO DUQUESNE
Foto: ANARAY LORENZO

Una vieja frase dice: “El que da primero da dos veces”. Otra: “Nunca te quedes con el golpe, ¡devuélvelo!” Entonces, es inapropiada la longevidad del evento para emitir conclusiones categóricas tras las victorias de Capitalinos ante Guantánamo y de Villa Clara frente a Ciego de Ávila en la apertura de la semifinal de la Liga Superior de Baloncesto, clasificación masculina.

Según los seguidores de la disciplina, las pizarras surgidas, por el orden, en la sala oriental Rafael Castiello: CAP 63-GTMO 51; y en la santaclareña Amistad: VCL-91-CAV-80 unidades, despertaron más comentarios entre los seguidores del más dinámico y creativo de los deportes de equipo que, por causa de practicarlo, les permite bailar con soltura durante un concierto de la banda británica de rock The Rolling Stones. O en la convocatoria de otra de distinta procedencia y forma de tratar la música pop.

Quien diga que pronosticó los resultados mencionados se burla un tanto de la cotidianidad, porque durante la preliminar de esta versión liguera, inaugurada el 15 de enero, esos conjuntos dividieron honores y, en cada fecha, ofrecieron espectáculo tanto en su duela como en el parqué ajeno.

Aconteció un hecho de golpe y porrazo en el evento instaurado en 1990, como fue la victoria de Villa Clara (¿se le puede decir ya al conjunto Lobos). Pero ello no significa la aparición de un infarto al miocardio. Los marcadores de los duelos son propios de los cotejos iniciales de un segmento importantes de una liza. Y, sospecho, descenderán este jueves, segunda jornada de la etapa. Y también en los otros tres cotejos del tramo, si es necesario jugar los cinco pactados para hallar una definición.

La prensa avileña reflejó así parte del suceso: “Guiados por Andy “el Látigo” Boffill, con 34 cartones en su cuenta, Los Lobos del baloncesto cubano vencieron a los Búfalos de Ciego de Ávila con holgada pizarra.

“Los avileños, subcampeones de Cuba, iniciaron mejor el cotejo al vencer en el primer tiempo 29-23, pero en el segundo sufrieron una debacle al caer 13-27, diferencia que no pudo ser remontada.

“A los villaclareños les fue cómodo el cierre del encuentro. A menos de dos minutos del pitazo final tenían ventaja de 16 puntos. Los subcampeones de Cuba redujeron la diferencia a nueve rayas, pero ahí mismo se les acabó el combustible y cedieron por diferencia de 11 tantos.

“Por Los Búfalos, Yoán Luis Haití llevó la mejor parte en cuanto a anotaciones con 21, seguido por William Granda con 17. Minutos después del cotejo, el propio Granda declaró a la emisora Radio Surco que las posibilidades de triunfo se les escaparon en el segundo tiempo”. Y añadió: “Para nadie es un secreto que Villa Clara ha jugado muy bien la LSB, por eso ahora nos queda descansar, renovar fuerzas y salir mañana por la igualada”.

Los del Guaso han estructurado una gran faena en esta temporada. Podrán crecer si plantan dura respuesta a la zona de presión de los habaneros. Esa fue una de las verdades apreciadas durante la subserie con los azules en la ronda clasificatoria.

A partir del 19 las disputas tendrán como escenario el rectángulo de los giraldillos, así como el de los búfalos. Y, tal vez, otra será la historia. Y entonces una joven kinesióloga-ferviente amiga del deporte- cuyos amigos la llaman Maño, en vez de Maynol, de nuevo mirará al firmamento en horas de la noche para conversar con la luna y lograr que el satélite de la Tierra le descubra las nuevas anticipadamente.

Compartir

Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne