0
Publicado el 8 Marzo, 2016 por Anaray Lorenzo en Deportes
 
 

El Coloso se acicala

Las jornadas de trabajo son agotadoras. Se nota, cuando se camina por los alrededores, que el gigante azul del Cerro, con capacidad para 45 mil 47 aficionados, está sacudiéndose el polvo de casi 70 años cumplidos
Compartir

latino-gramaTexto y fotos: Anaray Lorenzo

Cuando el próximo 22 de marzo Cuba y el equipo de Grandes Ligas Rayos de Tampa Bay celebren allí un partido amistoso e histórico, también quedará plasmada en la historia esta audaz, necesaria e inmensa obra de reparación de un Estadio en el que han jugado los más grandes peloteros de Cuba, América y buena parte del mundo.

En este empeño se acometen 26 tareas principales, entre las cuales destacan el acondicionamiento del terreno, el completamiento del techo del ala izquierda, la pintura exterior e interior, la reparación de las cabinas de transmisión para radio y televisión, la sustitución del acolchonamiento perimetral, la rehabilitación de locales internos como salones de protocolo y recibidores, y la ampliación de las torres de iluminación para ubicar bombillas LED importadas desde China.

latino-obrasEspecial atención merece la grama que se ha colocado en el Latinoamericano, la cual tiene una serie de requerimientos fisiológicos, manifestó Luis Hernández, Jefe del Programa de Investigación de Césped de la Estación Indio Hatuey en Matanzas, responsable del acondicionamiento del pasto. Precisamente de esos predios fue traída la maquinaria para su plantación y cuidado, labores que se realizan en tiempo record y con suma dedicación.

Con el objetivo de que el estadio insignia de nuestro país quede listo entre el 15 y el 17 de marzo venideros, trabajan sin descanso unas 150 personas, informó Noridis Rodríguez, inversora principal de la obra. A las ya mencionadas actividades de remozamiento se suman otras como la transformación de los palcos principales detrás del home play, la restauración de unas 500 butacas, la renovación de los bancos de tablillas ubicados bajo las gradas así como la colocación de luces en ese entorno, la sustitución de las gigantografíasde las torres de iluminación y un reacondicionamiento de los dogouts para que cuenten con comodidades especiales.

Rodríguez señaló además que concluida la actual Serie Nacional de Béisbol continuará el proceso inversionista con la sustitución total de la cubierta, el cambio del césped de los jardines, la reparación de dos baños públicos más y el acondicionamiento del local para el Salón de la Fama. Otras inversiones llegarán el próximo año en materia tecnológica, digamos, audio, pizarra, pantallas, etcétera,como parte de la ejecución que comenzó con fuerza en 2015 y pretende culminar en 2018.

Compartir

Anaray Lorenzo

 
Anaray Lorenzo