0
Publicado el 15 Abril, 2016 por Prensa Latina en Deportes
 
 

La lluvia no dejó jugar el sexto partido de la final de béisbol cubano

ACN FOTO/ Osvaldo GUTIÉRREZ GÓMEZ

ACN FOTO/ Osvaldo GUTIÉRREZ GÓMEZ

Yasiel Cancio Vilar, enviado especial

Ciego de Ávila, Cuba, 15 abr (PL) El sexto partido de la gran final del Campeonato cubano de béisbol quedó suspendido hoy debido a un fuerte aguacero que cayó en esta ciudad, a menos de una hora de comenzar el encuentro.
De acuerdo con la Comisión Nacional, el desafío se efectuará mañana desde las 19:15 hora local en el mismo escenario, el estadio José Ramón Cepero.

Es increíble, aquí no había llovido en todo el año de esta manera, remarcó un lugareño, fan del conjunto de Ciego de Ávila, vigente monarca nacional.

A priori, la suspensión del partido beneficiará a los tigres avileños pues podrán utilizar al derecho Vladimir García, su principal lanzador, en lugar del también diestro Dachel Duquesne, quien estaba anunciado para este viernes.

Si Roger (Machado, manager de Ciego) me lo pide estaré listo para mañana, es su decisión. No hay presión, solo ganas de llevarnos el campeonato, sentenció García, en diálogo con Prensa Latina.

Además, el capitán avileño Yorbis Borroto tendrá otro día para recuperarse de la luxación en el hombro izquierdo, sufrida durante el tercer partido de la serie, y a todas luces ocupará el segundo turno en el lineup y, como es habitual, cubrirá el campo corto.

Así es mejor, con un día más de descanso podré rendir más, aunque estaba listo para jugar hoy mismo y ayudar al equipo, explicó Borroto, en un aparte con Prensa Latina.

Por los pinareños, como estaba previsto, lanzará el derecho Yosvani Torres, líder del staff, el encargado de abrir el partido amistoso de Cuba contra el Tampa Bay Rays de las Grandes Ligas de Estados Unidos, el pasado 22 de marzo.

Ciego de Ávila comanda la finalísima del béisbol cubano por tres triunfos contra dos de Pinar del Río, sin embargo los pronósticos están divididos tras los últimos resultados.

Los tigres ganaron los tres primeros partidos de la serie por 9-4, 2-1 (en 13 entradas) y 6-5, pero los vegueros reaccionaron y se llevaron el cuarto por 6-3, y el quinto por 8-7.

Tras perder los tres duelos iniciales, Pinar quedó agarrado única y exclusivamente de la épica, porque, en más de 50 años de series nacionales, ningún equipo remontó dicho déficit en postemporadas.

Los avileños están a las puertas de su tercer título en los últimos cinco años, tras coronarse en 2012 y 2015, mientras los vegueros buscan su onceno cetro nacional, pero más que eso intentarán hacer historia con la titánica gran remontada.


Prensa Latina

 
Prensa Latina