0
Publicado el 10 Abril, 2016 por Prensa Latina en Deportes
 
 

Tigres imbatibles están a un juego de retener el cetro en el béisbol cubano

Ciego de Ávila no creyó en el mejor lanzador de Pinar, el veterano Yosvani Torres, y dejaron la finalísima vista para sentencia, 3-0
(Foto: Periódico Invasor)

(Foto: Periódico Invasor)

Por Yasiel Cancio Vilar

Pinar del Río, Cuba, 10 abr (PL) Los tigres de Ciego de Ávila pusieron en punto de mate la gran final del béisbol cubano, al derrotar hoy 6-5 a Pinar del Río en el tercer partido de la serie, pactada al mejor de siete.

Dirigidos por Roger Machado, el estratega más exitoso de Cuba en la actualidad, los tigres no creyeron en el mejor lanzador de Pinar, el veterano Yosvani Torres, y dejaron la finalísima vista para sentencia, 3-0, tras sumar su triunfo dominical a los dos conseguidos anteriormente en sus predios.

La maquinaria avileña comenzó a moler en el tercer inning, al fabricar una carrera contra Torres, anotada por el segunda base Raúl González e impulsada por el torpedero Yorbis Borroto, con sencillo a la pradera central.

Una entrada después, en la cuarta, Ciego de Ávila sacó a relucir su gran momento e hilvanó un rally de tres carreras, todas luego de ceder los primeros dos outs.

En ese ramillete influeron un sencillo impulsor del jardinero Guillermo Avilés, un error del antesalista pinareño Yordanis Alarcón y otro imparable de Luis Robert Moirán, al jardín central, que remolcó par de anotaciones y provocó la explosión de Torres.

Los fans que repletaron el estadio Capitán San Luis, en esta ciudad, hacían mutis ante la superioridad de Ciego de Ávila. Con el 4-0, incrédulos, aceptaban la realidad y descartaban el milagro de la remontada.

Para colmo, la artillería de los vigentes campeones nacionales volvió a activarse en el sexto capítulo y facturó otras dos carreras, propulsadas por el receptor Osvaldo Vázquez, quien sacudió enorme cuadrangular a lo profundo de la pradera izquierda, con un compañero en circulación, 6-0.

Todo parecía cuestión de tiempo pero con Pinar, equipo grande entre los grandes, siempre hay que esperar hasta el final.

Desde el montículo, el derecho avileño de 26 años Dachel Duquesne lanzaba de manera espectacular, sin permitir libertades a los pinareños. Cada vez que se metió en problemas logró salir del peligro.

Sin embargo, Duquesne flaqueó en el séptimo episodio y admitió una carrera -empujada por Pedro Dueñas, con sencillo al central-, acción que motivó su salida del partido. En su lugar entró el experimentado derecho Alberto Bicet.

Esa carrera soportada por Duquesne fue la primera limpia que hasta ese momento había marcado Pinar del Río en la gran final (había facturado cinco en los dos duelos anteriores, todas sucias).

Pero no sería la única limpia porque en el octavo inning los vegueros se rebelaron y explotaron a Bicet, con otras dos carreras: la primera impulsada por el designado Yusniel Ibáñez, con elevado de sacrificio, y la segunda por Yordanis Alarcón, con doblete al izquierdo.

En ese momento, Machado envió al ruedo a su mejor relevista, el poderoso cerrador Yenier Cano, para aplacar la situación.

Tras permitir sencillo remolcador de Michael González, que trajo la cuarta carrera para Pinar, Cano buscó concentración y varió la velocidad de sus lanzamientos para ponchar, sensacionalmente, al emergente William Saavedra con una recta de 95 millas en la zona de adentro.

En el noveno Pinar volvió a la carga. Reinier León abrió el episodio con sencillo dentro del cuadro y acto seguido Lázaro Ramírez lo imitó, pero sobre esa conexión Cano cometió error en tiro a primera base.

Con esa pifia León anotó la quinta carrera pinareña, pero Ramírez fue puesto out en su intento de alcanzar la tercera base, un error táctico descomunal, que costó el partido porque posteriormente Donal Duarte disparó sencillo al jardín izquierdo, con el cual, sin duda, hubiera entrado el empate.

Después del hit de Duarte, Cano logró retirar al receptor Yosvani Alarcón, en el inofensivo elevado al central, para sellar la victoria de los tigres.

El crédito de la victoria correspondió a Duquesne, su tercera en postemporadas, mientras Torres cargó con el revés, en tanto Cano se anotó punto por juego salvado.

De esta manera, Ciego de Ávila se colocó a una victoria de revalidar el título nacional.

Mañana estos equipos disputarán el cuarto encuentro de la gran final, en el mismo escenario, desde las 19:15 hora local.

Resultado de hoy: Estadio Capitán San Luis, Pinar del Río, Cuba.

123 456 789 C H E.

-Ciego de Ávila (3-0) 001 302 000 6 9 1.

-Pinar del Río (0-3) 000 000 131 5 16 2.

Ganó: Dachel Duquesne.

Perdió: Yosvani Torres.

Salvó: Yenier Cano.

Hr: Osvaldo Vázquez.


Prensa Latina

 
Prensa Latina