0
Publicado el 18 Junio, 2016 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

BALONCESTO: Granda se agranda

El escolta del equipo avileño rubricó una formidable temporada en los parqués de Uruguay y Cuba. Y proyecta un alcance similar en el torneo regional en Panamá
Compartir

 

Granda es uno de los jugadores importantes de Ciego de Ávila y de la formación nacional.

Granda es uno de los jugadores importantes de Ciego de Ávila y de la formación nacional.

Por ABELARDO OVIEDO DUQUESNE

Fotos: ANARAY LORENZO

Le trasladé a William Granda la opinión de algunos seguidores de la temporada de baloncesto en el país: “Se salvó Ciego de Ávila con la llegada de William Granda y Yoan Luis Haití, tras su estancia en equipos extranjeros. De lo contrario hubiesen quedado fuera de los cuatro grandes”. La respuesta fue instantánea y su rostro descubrió cierto disgusto: “Terminamos el contrato en Uruguay y regresamos. Desde antes de la partida conocíamos que nuestro equipo estaría en la pelea por los primeros lugares del Torneo Nacional de Ascenso y la Liga Superior. Nunca les pedimos a los compañeros que aguantaran los embates propios de la competencia hasta nuestro arribo, porque la combatividad es un aspecto normal en los integrantes de la plantilla de los búfalos. Además, ellos nos advirtieron que asumirían la responsabilidad. Nuestra presencia les reforzó la disposición para recobrar el campeonato que perdimos en 2015”.

Entonces, la conversación giró hacia otra vertiente: “Jasiel Rivero (Capitalinos) y yo jugamos en el club Atlético Tabaré, de la primera división de Uruguay. Él se lesionó y yo sí terminé la campaña. Los directivos trajeron a un estadounidense y, más tarde, pidieron a Haití. Ellos exigen que siempre juegues buen baloncesto, porque es una entidad con pocos recursos, pero está empeñada en recuperar el prestigio de los años 60. Por aquella época lograron cinco títulos en línea.

“El técnico principal, Eduardo Hernández, apuesta al trabajo ofensivo para ganar los partidos. Eso implica que el conjunto tiene, comparado con otros, poco arsenal defensivo. Eso nos facilitó la tarea. Aprenderse muchos sistemas defensivos en un debut es bastante comprometedor. A lo mejor con mayor variedad en ese sector el equipo caminaría mejor.

“La liga tiene buen nivel. El desempeño de los participantes es fuerte en todo momento, de constante roce físico. Concluimos en el último lugar de la clasificación general, porque se lesionaron muchos jugadores. La intensidad regala sufrimientos cuando te administras mal. Además, los rivales cuentan con jugadores extranjeros experimentados, con muchas herramientas para cortar la ofensiva.

“No me quedó grande ese evento en Uruguay, porque aquí también se juega duro. Finalicé entre los diez mejores anotadores y también fui seleccionado para el Juego de las Estrellas”.

Centrobasket

La tarea en Panamá será difícil para el elenco nacional. En esta parte del mundo también se juega buen baloncesto

La tarea en Panamá será difícil para el elenco nacional. En esta parte del mundo también se juega buen baloncesto

La selección de baloncesto de Puerto Rico ha dominado el Centrobasket diez veces; le sigue Cuba y Panamá con cuatro pergaminos cada uno. Luego, las formaciones de República Dominicana y México.

Inicialmente el torneo se jugó en los años impares, cada dos, con rarísimas excepciones, como las ediciones de 1981 y 1985, realizadas con un intervalo de cuatro años debido a que no se llevaron a cabo los torneos de 1979 y 1983. Luego tuvo lugar en 2003 y 2004, hasta volver al formato original: cada dos años, pero en los pares.

Los equipos de 32 países tienen la oportunidad de calificar para estos torneos al terminar en el primer o segundo lugar en los últimos Centrobasket o mediante una colocación alta en los campeonatos regionales: Campeonato FIBA COCABA para México y los siete países de América Central; y en el Campeonato FIBA CBC para los 24 países del Caribe.

Del 19 al 25 de junio la liza tiene como asiento  a Panamá. Los grupos del evento que desaparecerá tras esta versión quedaron definidos de la siguiente manera: A: Puerto Rico, Nicaragua, Antigua y Barbuda, Panamá, y Cuba. B: México, Costa Rica, Bahamas, Islas Vírgenes, y República Dominicana.

Los seleccionados efectúan una etapa de todos contra todos; y los que terminen en el primer y segundo lugares de cada grupo, avanzan a las semifinales. Los ganadores disputan la final.

Los equipos que finalicen en el tercer lugar de su grupo, se enfrentan por el quinto lugar, para así definir cuáles serían los cinco países clasificados para la División A, de los clasificatorios a la Copa del Mundo FIBA 2019, y el torneo continental, AmeriCopa FIBA 2017.

El evento también confiere siete boletos para los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia, en el 2018. Todos los jugadores del área aspiran a este torneo, porque la competencia es una de las más viejas del mundo y les ofrece la posibilidad de medir sus habilidades en medio de cierta intensidad competitiva.

Granda juzga

La combatividad es un aspecto normal en los integrantes de la plantilla de los búfalos

La combatividad es un aspecto normal en los integrantes de la plantilla de los búfalos

En el pasado ciclo el representativo de nuestro país accedió a la cuarta plaza del Centrobasket (del 1 al 7 de agosto, Nayarit, México), pero fue insuficiente su quehacer en el Preolímpico Copa de las Américas (México-31de agosto al 2 de septiembre) y quedaron en el décimo lugar. Y, por lo tanto, no asistirán a la máxima del deporte que acogerá Río de Janeiro, Brasil, del 5 al 21 de agosto.

El fornido moreno brindó su parecer: “Ahora la tarea es difícil. En esta parte del mundo también se juega buen baloncesto. Intercambiar en otro sitio nos permite afrontarla mejor, pues estamos más enterados del lenguaje internacional.

“Asistir al próximo campeonato mundial y a los Juegos Olímpicos de 2020, es un lógico objetivo para cualquier baloncentista. Ese sueño depende del perfeccionamiento que logremos por topar durante gran parte del año con adversarios de nivel. Esa estrategia nos ayudará también a cambiar el rostro en los eventos multidisciplinarios del área y el continente”.

“Asistir a los Juegos Olímpicos de 2020 es una meta lógica. Alcanzarla depende del nivel que logremos al topar, durante gran parte del año, con adversarios de importancia. Esa estrategia nos ayudará también a cambiar el rostro en los eventos multidisciplinarios del área y el continente”.

William, mientras tanto, permanece en el elenco de Ciego de Ávila. Él se incorporó a su equipo provincial (CAV) tan pronto arribó al país. Y sufrió, porque los avileños habían caído en un bache (seis derrotas consecutivas); y parecía que nada los sacaría de la exclusión de la etapa final. “La preocupación era inevitable, pues nosotros somos un equipo ganador y es doloroso perder esa condición.

“Pero, jugaré en mi equipo mientras lo permitan mis rodillas. Es mi vida. El adiós pudiera ser cuando logremos 15 títulos de la Liga y tres de la Olimpiada del Deporte Cubano. Ahora tenemos nueve y dos”.

Laureados en la LSB 2016

William Granda resultó el jugador más valioso (MVP) de la final perteneciente a la recién concluida versión liguera. Lo escoltó su paisano Yasser Rodríguez, como mejor base organizador. Entre los agasajados figuraron, además, los defensas atacadores Karel Guzmán (CAP) y Andy Boffil (VCL), el centro Arlen Alorda (CAP), el pívot Yoel Cubilla (VCL) y los árbitros Gabriel Medina (VCL) y la santiaguera Dailenis Savigne.

Tabla de posiciones 2016: 1. Ciego de Ávila. 2. Capitalinos. 3. Villa Clara. 4. Guantánamo. 5. Pinar del Río. 6. Santiago de Cuba 7. Camagüey. 8. Artemisa.

 

 

Compartir

Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne