0
Publicado el 20 junio, 2016 por Prensa Latina en Deportes
 
 

Singularidades de la Copa América

En el umbral de las semifinales, el martes en Houston, el duelo Argentina-Estados Unidos, y el miércoles Chile-Colombia en Chicago, algunos pasajes descollaron en la liza que concluye el próximo domingo
(laprensa.hn)

(laprensa.hn)

Por Fausto Triana

Chicago, 20 jun (PL) La fiesta del fútbol continental entra en su recta final y mientras expertos intentan adivinar el destino de los cuatro protagonistas en la Copa América Centenario, varias son las notas singulares que deja el torneo.

En el umbral de las semifinales, el martes en Houston, el duelo Argentina-Estados Unidos, y el miércoles Chile-Colombia en Chicago, algunos pasajes descollaron en la liza que concluye el próximo domingo.

Fresca, todavía en el ambiente y muy a pesar de México, la goleada de Chile al Tri 7-0, algo que ni los más avezados chamanes o pulpos encargados de vaticinios podían siquiera imaginar.

Siete dianas, un póker de un solo jugador, Edú Vargas, quien se afincó de líder goleador de la justa con seis que confirmaron a la Roja como gran candidato a revalidar la corona obtenida en sus predios hace un año.

También en la fecha del 18 de junio, histórica para la Copa América, el astro argentino Lionel Messi igualó con Gabriel Batistuta como máximo goleador de la Albiceleste con 54 anotaciones.

La segunda “mano de Dios” más renombrada y controvertida apareció de forma decisiva en la victoria de Perú contra Brasil 1-0 en el cierre de la fase eliminatoria por el grupo B. El delantero peruano Raúl Ruidíaz fue el protagonista.

Un centro de Andy Polo a los 89 minutos se transformó en gol gracias a la mano de Ruidíaz, quien con evidente empujón a la pelota, decretó el fin de la canarinha en el certamen.

El árbitro uruguayo Andrés Cunha validó la jugada, a pesar de que la cámara lenta mostraba claramente la trasgresión del atacante peruano.

Otra polémica arbitral se dio en el cotejo Chile-Bolivia en la llave D, en la cual el cotejo efectuado en Foxborough se extendió a 108 minutos, un alargue excesivo otorgado por el principal Jair Marrufo, de Estados Unidos.

De los técnicos, el muy reputado entrenador argentino de los colombianos, José Pekerman, cometió un desliz de exceso de confianza y subestimó a Costa Rica. Le costó perder el liderazgo del grupo A y así verse obligado a chocar con Perú.

Colombia avanzó al imponerse en la lotería de los penales pero tal vez Ecuador se antojaba un rival más llevadero.

Messi debutó en Chicago a los 60 minutos del complementario frente a Panamá, después de reponerse de una lesión. Consiguió un hat-trick en 28 minutos.

En su estreno, Uruguay que enfrentaba a México en Glendale, Phoenix, Arizona, debió escuchar el himno de Chile en lugar del suyo. Para colmo perdió el partido 1-3 y fue eliminado en la fase inicial en el grupo C.

Por último, el sentido homenaje de Angel Di María al lograr su primer gol en la competición, dedicado a su abuela, recientemente fallecida.

Los partidos de la Copa América Centenario estuvieron marcados por minutos de silencio. Primero en honor a Mohamed Alí, el extraordinario boxeador fallecido el 4 de junio, y luego por las 49 víctimas mortales de una discoteca en Orlando, Florida, una masacre sin precedentes en Estados Unidos.


Prensa Latina

 
Prensa Latina