0
Publicado el 11 Agosto, 2016 por Dayán García La O en Deportes
 
 

Ahora sí hay deudas por saldar

Balance de las primeras jornadas de Cuba en los Juegos Olímpicos de Río 2016
Manrique Larduet se dispone a enfrentar la prueba en el caballo de salto.

Manrique Larduet se dispone a enfrentar la prueba en el caballo de salto, lo más fuerte que ha enfrentado en Río 2016, por su lesión.

Por DAYÁN GARCÍA LA O, enviado especial de BOHEMIA

Río de Janeiro.- Son muchos los criterios que llegan desde muchas partes del mundo sobre la actuación de los cubanos en las primeras jornadas de la primera lid bajo los cinco aros en Suramérica, algunos con cierto tono de preocupación y pesimismo por lo conseguido en las cuatro fechas iniciales.

Mas, no fue hasta el quinto día del evento que la delegación de la Isla quedó por debajo de lo esperado, porque el yudoca Asley González (90 kilogramos) y el gimnasta Manrique Larduet tenían altas expectativas de medallas en casi todos los pronósticos.

Cuba sigue sin inaugurar el medallero, a pesar de que ya el boxeo aseguró un par de bronces, en las actuaciones de Yohanys Argilagos (48 kg) y Erislandy Savón (91). En el caso de González cayó por penalización en su segundo combate ante el mongol Otgonbaatar Lkhagvasuren, una de las actuaciones más sombrías de los últimos tiempos del villaclareño, campeón mundial y subtitular olímpico.

El entrenador del yudoca, Justo Noda, dijo que hubo mucha demora en poner el tercer shido en la pizarra, y que se perdió un tiempo valioso del combate sin conocer que la situación era tan precaria.

En el caso de Manrique, subcampeón del orbe en la competencia de máximo acumulador, aquejó una lesión que arrastra desde el evento de Podiom y que le impidió una mejor ubicación en el concurso 1.

La familia de Asley González, en Placetas.

La familia de Asley González apreció, desde su pueblo de Placetas en Villa Clara, cómo el judoca salía de las competencias por descalificación. (Foto: ARELYS MARIA ECHEVARRÍA/ACN).

Larduet, primer cubano en clasificar a tres finales en Juegos Olímpicos, compitió en el all around y no pudo seguir después de dos rondas: una ejecución aceptable en anilla y un mal salto, que lo colocaba en la posición número 16 entre los 24 gimnastas.

Carlos Gil, entrenador del santiaguero, expresó que junto al cuerpo médico decidieron no forzar a Manrique, y preservar sus opciones en las finales de paralelas y barra fija previstas para el próximo 16 de agosto.

“Manrique es un Titán. Vino a competir por su propia voluntad, y por el compromiso que él tiene con el pueblo cubano. Perdimos una batalla, pero no la guerra. Mi atleta está en condiciones de dar una gran alegría a todos sus seguidores”, refirió en la zona mixta de la Arena Olímpica, en el complejo Barra da Tijuca.

Lo mejor por Cuba hasta el momento es el quinto lugar conseguido por Dayaris Mestre en los 48 kilogramos del judo, deporte que centra sus esperanzas fundamentalmente en la titular olímpica y mundial Idalys Ortiz en los más de 78 kilogramos, quien tendrá acción mañana 12 de agosto.

Integrantes de la jefatura de la delegación confirmaron que a pesar de estos primeros compases se mantiene muy alto el espíritu de combatividad de los atletas cubanos, y pueden llegar las mayores alegrías de un momento a otro.

En Londres 2012 los primeros título de Cuba aparecieron en la jornada número 8, cuando casi al unísono se colgaron sendos oros el pistolero Leuris Pupo y la yudoca Idalis Ortíz.

Hoy las mayores opciones de Cuba están en el yudo con Yalennis Castillo (78) y José Armenteros (100), y la tiradora Eglys Cruz en el fusil a tres posiciones, modalidad en la que se colgó un bronce en Beijing 2008.


Dayán García La O

 
Dayán García La O