0
Publicado el 4 Agosto, 2016 por Dayán García La O en Deportes
 
 

Bádminton: Un paso que vale oro

Le llegó la hora de inscribir el nombre de la Isla en el panorama bajo los cinco aros, un reto que el badmintonista Osleni Guerrero asume en Río de Janeiro como la mejor de las medallas
Tras triunfar en eventos regionales, y participar en tres mundiales de forma consecutiva, se enfrenta ahora a Río 2016, dispuesto a darlo todo por una buena posición. (Foto: Cubadebate.cu).

Tras triunfar en eventos regionales, y participar en tres mundiales de forma consecutiva, se enfrenta ahora a Río 2016, dispuesto a darlo todo por una buena posición. (Foto: Cubadebate.cu).

Por Dayán García La O

Osleni Guerrero no se ha cansado de ser noticia en Cuba entre raquetas y volantes, una modalidad dominada por asiáticos. Tras triunfar en eventos regionales, y participar en tres mundiales de forma consecutiva llegó la hora de inscribir el nombre de la Isla en el panorama bajo los cinco aros, un reto que el centrohabanero asume en Río de Janeiro como la mejor de las medallas.

-¿Qué significa que el bádminton cubano debute en Juegos Olímpicos?

-Representa el crecimiento que hemos experimentado en los últimos años. Hemos ido creciendo paso por paso. Estar aquí es lo más grande que le puede suceder a un atleta. Es una experiencia que se vive cada cuatro años de mucha preparación, sacrificios,  de estar lejos de la familia, y verse aquí es el necesario “valió la pena”.

-Desde el 18 de julio tienes la posibilidad de estar en una base de entrenamiento en Brasil. ¿Cuánto has podido aprovecharla?

-Me ha servido de mucho, porque he coincidido con atletas de nivel y he trabajado bajo el mando del entrenador portugués Marcos Vasconcellos, quien me ha aportado muchos detalles técnicos, los que a este nivel hacen mucha falta para estar al ritmo de los jugadores que estarán en los Juegos. Hasta ahora fue una excelente idea estar aquí en la localidad de Campinas antes de la competencia.

-Llegas a Río de Janeiro el día 6 de agosto, ¿sufres por no estar en la ceremonia inaugural?

La sensación no es buena. He visto ese momento muchas veces por el televisor, y ahora que me lo gané quiero vivirlo como el primero. Es un sueño, y no solo mío, mi  madre siempre veía todas conmigo y me preguntaba cuándo yo iba a estar en una. Pero me tocó otra vez verlo en la pantalla, y mis cinco sentidos estarán con mi delegación, con los mejores deseos por lo que vendrá para nuestro país. Aunque duela nada puede empañar la felicidad que siento de formar parte del grupo, y de poder darlo todo.

¿El hecho de clasificar a los Juegos es ya la tarea terminada de Osleni?

Los que me conocen saben que siempre voy por más. El hecho de que esté feliz no significa que vine de campismo. Me he esforzado y los rivales tienen que saber que no tengo miedo, y que vine dispuesto a ganar, así que no pueden confiarse. Estoy tranquilo, pero nunca pararé de soñar.


Dayán García La O

 
Dayán García La O