0
Publicado el 18 Agosto, 2016 por Dayán García La O en Deportes
 
 

Boxeo: Una de oro y dos que se parecen

El camagüeyano Julió César La Cruz sumó hoy a sus tres títulos mundiales la corona olímpica en Río 2016, y otros dos antillanos están a solo un paso de tocar la gloria con sus manos
(Foto: Marcelino Vázquez)

(Foto: Marcelino Vázquez)

Por Dayán García La O, enviado especial de BOHEMIA

Río de Janeiro.- Con un boxeo digno del axioma de la escuela cubana de “que no te den y dar”, Julio César la Cruz derrotó en la final al kazajo Adilbek Niyazymbetov por decisión unánime de los jueces, para convertirse en el pugilista número 26 que se para en lo más alto del podio olímpico con las cuatro letras en el pecho.

“Estoy orgulloso de este título, de aportar a la causa de la delegación cubana. Era el único resultado de la Asociación Internacional de Boxeo que no poseía,  pero ahora el reto es mayor: estar enfocado en cada competencia para que responder en el próximo ciclo a lo que el pueblo siempre espera”, expresó un emocionado La Cruz en la zona mixta del Pabellón 6, de Río Centro.

“Dedico este triunfo a la gente que me sigue, a Fidel en sus 90 años, y al creador de la Escuela Cubana de Boxeo, Alcides Sagarra, que hoy está de cumpleaños. Quiero agradecer particularmente a mi entrenador Raúl Fernández y a todo el colectivo técnico, pero también a los preparadores camagüeyanos que aportaron su esfuerzo para construir este resultado”, apuntó.

Acerca de su estilo y la reacción del público en la final apuntó que respeta mucho al respetable pero al final los tres jueces lo vieron ganar, y ese era su objetivo. “Gané en buena lid, me divertí, hice mi boxeo, de todas formas agradezco las muestras de cariño y de afecto que la afición brasileña ha tenido con todos los boxeadores”.

(Foto: Marcelino Vázquez)

(Foto: Marcelino Vázquez)

Antes de este desenlace dorado, la Isla aseguró a otros dos pugilistas para la discusión del título: el pluma Robeysi Ramírez y el mediano Arlén López, quienes intentarán salvar los pronósticos de tres doradas con que llegó a Río el deporte de los puños.

Ramírez, quien tendrá un duro escollo en el estadounidense Shakur Stevenson en la final, refirió que está listo para el reto. “El próximo sábado voy a salir con todo a buscar el oro. Todos los rivales son difíciles. Me he sentido cómodo en la competencia, he trabajado bien en las tres distancias, y ese día no hay que dejar nada para después”.

“Nunca nos hemos enfrentado –expresó el cienfueguero- solo tengo referencias del clasificatorio de argentina donde él se coronó. Pero aquí el que ya es campeón olímpico soy yo, y no tengo motivos para preocuparme. Tengo que demostrar todo lo que sé arriba del ring”.

Por otra parte, el propio Stevenson elogió al cubano ante la prensa norteamericana. “Es muy difícil, hemos visto sus peleas, y sabe moverse muy bien sobre el ring. Tiene muchos sistemas de boxeo. Para mí es un lujo poder medirme a un púgil de su nivel”, expresó el jovencito de 19 años.

En la zona mixta este redactor pudo ser testigo de un momento de mucha deportividad, cuando Stevenson esperó con la prensa extranjera a Robeysi para saludarlo con un abrazo y desearle buena suerte, ante el aplauso de los que estábamos reunidos en el lugar.

(Foto: Marcelino Vázquez)

(Foto: Marcelino Vázquez)

El otro cubano en la final, el campeón mundial mediano Arlen López, fue  mejor hoy que el azerí Kamran Shakhsuvarl, en un combate donde el guantanamero dominó de punta a punta, y ratificó sus serias aspiraciones al oro olímpico.

“Este es el resultado de dedicarme 100 por ciento al entrenamiento. Obtuve la victoria gracias al plan táctico que me indicaron los entrenadores. Estoy preparado física y psicológicamente para lo que viene” apuntó en alusión a la discusión del título ante el uzbeco Bektemir Melikuziev, prevista también para el próximo sábado.

El boxeo cubano ha aportado a la delegación  un oro y tres bronce en Río 2016, pero aún no se sabe el color de las preseas de Ramírez y López. Si son doradas, el deporte de los puños ratificaría la condición de buque insignia en los eventos multideportivos.


Dayán García La O

 
Dayán García La O