0
Publicado el 23 Agosto, 2016 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

ATLETISMO OLÍMPICO

Excitante catálogo

El clásico  del deporte rey correspondiente al máximo  jolgorio deportivo también dejó una trascendente estampa
Compartir

 

(Foto: roberto Morejón)

(Foto: roberto Morejón)

POR ABELARDO OVIEDO DUQUESNE

 Antes de empezar el torneo de atletismo de los XXXI Juegos de la Era Moderna aconteció un hecho inusual. Tanto los analistas, así como los expertos y cartománticos vaticinaron que el evento agradaría sobremanera a los aficionados presentes en el estadio olímpico Joao Havelange de Río de Janeiro y a quienes lo disfrutara  por cualquiera de los medios de comunicación masiva.

Las dos cotas del orbe y las seis para la liza rubricados en el recinto de la Ciudad Maravillosa confirmaron las opiniones lanzadas de antemano por los sabedores acerca del glamour del encuentro, por causa de la comparecencia de los titulares la máxima cita deportiva estival Londres 2012 y en el campeonato mundial Beijing 2015 escenificado en el estafio chino Nido de Pájaro.

¿Y los compases del son?

Lamentablemente, la selección cubana solo cosechó una medalla de bronce.  Y terminó como el 36 compás emitido por la batucada que acompañó a la presentación de los finalistas del encuentro celebrado en estadio olímpico Joao Havelange de la ex capital de Brasil.

Según Alfredo Sánchez, estadístico de la federación cubana del deporte rey, hasta 2012 nuestro país había  tenido representantes en 17 de las 28 ediciones de los Juegos Olímpicos donde se ha competido en el campo y pista. Y ha obtenido 40 preseas: 10 de oro, 14 de plata y 16 de bronce.

Cuatro años atrás Londres, la capital británica, acogió la máxima fiesta deportiva de la juventud. Entonces la cosecha fue de tres preseas: 1 de plata ganada por la pertiguista Yarisley Silva con salto de 4.75m y 2 de bronce por intermedio del decatlonista Leonel Suárez (8 mil 523 puntos) y la discóbola Yarelis Barrios (66.38), esta última repescada tras la descalificación de la rusa Darya Pishchalnikova (originalmente medallista de plata) por arrojar resultado positivo en los exámenes antidopaje.

La mejor actuación del país sucedió en Barcelona 1992. En la Ciudad Condal 21 paisanos accedieron a la ronda final y el resultado fue de  7 lauros (2-1-4). Ese rendimiento le proporcionó al seleccionado situarse en un excelente cuarto lugar con un total de 86,3 puntos. La otra actuación destacada fue en Sídney 2000. En la capital de Nueva Gales del Sur la cosecha ascendió a 6 medallas (2-2-2) y 83 unidades, para el sexto lugar.

Los titulares olímpicos de la Isla Grande del Caribe son Alberto Juantorena (400m y 800m en Montreal 1986), María Caridad Colón (lanzamiento de jabalina en Moscú 1980), Javier Sotomayor (salto de altura en Barcelona 1992), Maritza Martén (lanzamiento del disco en Barcelona 1992), Anier García (110cv Sídney 2000), Iván Pedroso (salto de longitud en Sídney 2000), Yumileidi Cumbá (impulsión de la bala en Atenas 2004). El récord olímpico del lanzamiento de la jabalina entre las damas es de 71.53 metros. Le pertenece a Osleidys Menéndez desde el 27 de agosto de 2004 durante la versión Atenas 2004. Y Dayron Robles (110m c/v en Beijing 2008), Yarelis Barrios (lanzamiento de disco en Londres 2012). La martillista bielorusa Aksana Miankova (76,34- RO) logró el cetro en Beijing 2008, pero un re análisis de  muestra dio positivo. Y como seguro perderá el destacado lauro. Entonces a la lista mencionada se le sumará Yipsi Moreno (75.20) sublíder en la capital de China.

La lista proseguirá invariable, pues ninguno de los 43 integrantes del equipo accedió a lo máximo del podio. La única laureada resultó la discóbola Denia Caballero con 64,64 metros válidos para acceder al tercer peldaño.

También pasaron a la ronda final de sus eventos Lázaro Martínez (s. triple-16.68-8vo), Yorgelis Rodríguez (heptalón-6mil 481-8vo-RN); Leonel Suárez (decatlón-8 mil 460-6to), la pertiguista Yarisley Silva que solo vulneró el listón a 4.60 metros  y concluyó en el séptimo escaño; y la estafeta larga de hombres que  concluyó en el sexto lugar con 2:59.53 segundos.

Concluyeron su intervención en la semifinal Yaimé Pérez (L. del disco-NO MARCÓ), Roberto Skyers (200-20.60-8vo), Yoandys Lescay (400-45.00-6to) y Yordan O Farrill con un crono de 13.70 en 110 con vallas.

Es cierto, varios directivos y técnicos debutaron en la festividad. Pero tanto los dirigentes como los estrategas ya deben proponerse que los muchachos logren en el escenario fundamental rendimientos superiores al 90% del conseguido en la campaña, o a su marca personal. Solo así ganarán autoridad y credibilidad entre los aficionados del archipiélago cubano.

Además, nuestros atletas deben quitarse rápidamente  ese estigma, pues ha permanecido  a lo largo del cuadrienio que concluyó tras apagarse el pebetero en el estadio carioca Maracaná. Con ese lastre ninguna federación puede hacer agudos vaticinios y, por lo tanto, aspirar a ocupar posiciones destacadas en los eventos de relieve.

Y ello es factible. En la competencia  se produjeron experiencias sobre ese tema. La jamaicana Sherica Williams fue protagonista de un suceso. Tras recorrer el óvalo, la vallista pasó la línea de sentencia de la etapa semifinal en 49.83 segundos. Ese es ahora su mejor hacer de por vida. Pero en la despedida confirmó estabilidad al detener los relojes en 49.85 y se adjudicó la  tercera posición.

Detalles

Como todo certamen, algunos pormenores identificarán a la liza que reunió a millares de atletas desde el 12 al 21 en la mítica instalación deportiva de la urbe  donde se realiza el mejor carnaval del planeta tierra.

La reina de la velocidad ahora se nombra Elaine Thompson. Solo cambio el nombre, porque la morenita es jamaicana, como Shelly Ann Frasser. Ella logró un doble porque lideró la prueba reina y el doble hectómetro.

En la disputa de 10 mil para damas aconteció la carrera de la centuria. La etíope Alma Anaya detuvo los cronómetros en 29:17.45 RM. En la mitad de la distancia la muchachita no soportó el reto de la kenyana Vivian Cheruiyot que detuvo los cronómetros en 14:26,17  y suscribió una plusmarca (RO) para la justa.

Mientras, la maratonista kenyana Jemina Sumgong  (2h 24:04) también se convirtió en la primera de su país en sobresalir en la apreciada liza.  Lo mismo ocurrió en heptalón y los 400 metros llanos para caballeros. La soberana es Nafissatou Thiam. La belga computó 6 mil 481 unidades. Wayde Van Nickerk anunció que será un azote para los cuatrocientistas. Hizo 43.03 (RM).

El panorama en lanzamiento del martillo y disco fue inusual, gracioso. La martillera polaca Anita Wlodarczyk estuvo en la punta desde que empezó el debate. Y suscribió una frecuencia inolvidable, superior a los 80 metros. Con 82.29 metros rubricó un límite para el orbe.

 Cada vez que lidera una justa de lanzamiento del disco el alemán Robert Harting rompe la camiseta. Ahora no sucedió. Quedó fuera de la discusión de la presea. Christoph Harting, su hermano, tomó el testigo y es el nuevo campeón.  El nene conquistó la corona con marca personal de 68.37m y, por supuesto, retuvo la hegemonía de Alemania y de la familia.

En la rama femenina el clima fue duro y conspiró contra el rendimiento de las competidoras. Eso provocó que la campeona olímpica, Sandra Pertkovic (69.21), y la mundial, Denia Caballero,  encontraran tardíamente el buen hacer; y casi salen del mano a mano por cometer faltas. Al final las dos lograron el visado para discutir la cima. Empero, ninguna de ellas fue la gran estrella del debate. Por mandamiento del corazón fue la francesa Melina Robert-Michon (66.73-37 años) que mejoró su registro personal varios metros. La croata, campeona defensora, fue una llorosa soberana.

Desafíos

El intercambio regaló otras novedades de vivos colores, pues muchos atletas mejoraron su marca personal y otros estropearon las intenciones de permanecer en lo más visible a los titulares de Londres 2012.

Fueron desafiados las reconocidísima triplista colombiana Caterine Ibargüen, el pertiguista francés Renaud Lavillenic (5.98), la saltadora de longitud afroamericana Brittney Reese (7.15), Valeie Adams, impulsión de la bala-20.42; y la jabalinista checa Barbora Špotáková, 64.80 metros.

De esos también sonados líderes en la capital vecina del río Támesis solo prevaleció Ibargüen con 15.17 metros. Los otros fueron víctimas, por el orden, del brasileño Thiago Braz da Silva (6.03-RO), Tianna Bartoleta (USA-7.17), de Michel Carter (USA) con 20.63 metros. La neozelandesa perdió la chance de sumar su tercer altísimo lauro, al hilo al igual que la checa que sucumbió ante la croata Sara Kolak-66.18 metros.

Quizás en menor escala los contendientes retuvieron las parcelas. Los norteamericanos sonaron fuerte esta vez al anotarse un triple en 100 con vallas: Brianna Rollins (12,48), Nia Ali (12,59), Kristi Castlin (12,61).

 

(Foto: juegosolimpicosrio2016.com)

(Foto: juegosolimpicosrio2016.com)

Pero la actuación de los caribeños en las lides de velocidad fue hacendosa. De nuevo la encabezó Usain Bolt, que alcanzó su noveno título consecutivo en la liza, con un triple: 100 m-9,81. 200 m-19,78 segundos. Elaine Thompson, su coterránea, esta vez resultó su compañía con 10.71/21.78. Shaunae Miller (BAH-49,44). 110/100 m vallas: Omar McLeod (JAM-13.05/ Brianna Rollins (USA-12,48). 400 m vallas: Kerron Clement (USA-47.73). Dalilah Muhammad (USA 53.13). Relevos: 4×100 (M): Jamaica-37.27. Femenino: Estados Unidos-41.01 segundos. 4×400: Estados Unidos-2:57.30. Femenino: Estados Unidos-3:19.06 segundos. El único extraño fue el sudafricano Wayde van Niekerk que computó en la vuelta al óvalo en 43,03 segundos. Ese crono representa un crono mundial.

Pocos europeos llegaron a la cimas en las porfías de medio y gran fondo. Africanos/as residentes, o nacionalizados, en otras naciones coparon los principales espacios de los podios disputados: 800 m: David Rudisha (KEN-1:42.15). Caster Semenya (RSA-1:55.28).  1500: Faith Chepngetich (KEN-4:08.92). Matthew Centrowitz (USA-3:50.00). 5000: Mohamed Farah (GBR-13:03.30). Vivian Cheruiyot (KEN-14:26.17-RO). 10 000 m: Mohamed Farah (GBR-27:05.17). Alma Anaya (ETH-29:17.45 RM). 3000 c/obs: Conseslus Kipruto (KEN-8:03.28-RO). Ruth Jebet (BRN-8:59.75).  Maratón: Eliud Kipchoge (KEN-2h 08.44). Jemina Sumgong  (KEN-2h 24:04).

En las pruebas de salto se avistó una tendencia hacia América: S. altura: Derek Drouin (CAN-2,38). Ruth Beitia (ESP-1.97). S. longitud: Jeffrey Henderson (USA-8,38). Tianna Bartoletta (USA-7,17). S. pértiga: Thiago Braz da Silva (BRA-6,0-RO). Ekaterini Stefanidi (GRE-4.85). S. triple: Christian Taylor (USA-17.86). Caterine Ibargüen (COL-15,17).

Tras superar algunos inconvenientes los atletas del Viejo Contiente prevalecieron en las controversias de lanzamiento: I. bala: Ryan Crouser (USA-22,52- RO). Michelle Carter (USA-20.63). L. disco: Christoph Harting (ALE-68.37). Sandra Pertkovic (CRO-69.21). L. martillo: Dilshod Nazarov (TAY-78,68) Anita Wlodarczyk (POL-82.29-RM). L. jabalina: Thomas Rholer (GER-90,30). Sara Kolak (CRO-66.18).

Eventos múltiples y marcha

Como era de esperar el afroamericano Eaton volvió a ser la figura central de los eventos múltiples. Ya es habitual que en las competencias fundamentales suscriba una cota. Ahora signó
8 mil 983-RO). Y la belga  Nafissatou Thiam, un joven rostro del heptalón firmó una actuación de 6 mil 810 unidades. Mientras, en la marcha el mejor quehacer perteneció en 20 y 50 kilometros, por el orden a Liu Hong (CHN-
1:28:35. Wang Zhen  (CHN-
1:19:14. Matej Tóth (SLV-3:40:58 segundos.

Dominante memoria

La cuarta  fiesta deportiva de la juventud en el presente milenio  ofreció un atractivo y pragmático esquema competitivo. El horario matutino dejó de ser hijo de la pasividad, porque se ubicaron finales y eliminatorias de pruebas importantes de  la disciplina. Y esa práctica abrió una brecha a un avasallador, y tal vez esperado catálogo.

Antes del venidero gran jolgorio deportivo que acogerá Japón en 2020, los atletas comparecerán a sus lides hemisféricas; y, luego, en 2017 y 2018, a las citas mundiales en pista cubierta y al aire libre que organizarán, por el orden, Birmingham y Londres, afamadas urbes del Reino Unido de la Gran Bretaña y Nueva Inglaterra. Y, al igual que ahora, las performances alcanzarán otra vez la calificación de encantadoras…únicas. Y Mercurio estará atento a todas las nuevas que germinen en cada escenario para notificar,  al instante, a  los Dioses del Olimpo.

 

La clasificación general (por medallas)

1.Estados Unidos (13-10-9). 1. Kenya (6-6-1). 3. Jamaica (6-3-2). 4. China (2-2-2). 5. Sudáfrica (2-2-0). 6. Gran Bretaña (2-1-4). 7. Croacia (2-0-1). Alemania (2-0-1). 9. Etiopìa (1-2-5). 10 Canadá (1-1-4). CUBA (0-0-1)

 

 

Compartir

Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne