0
Publicado el 11 Agosto, 2016 por ACN en Deportes
 
 

Los casi 11 minutos de un combate para recordar

Tras perder a la postre con la eslovaca Anamari Velensek, la cubana irá en la repesca por la medalla de bronce, con su primera contrincante la húngara Abigel Joo
Foto: Ricardo López/Granma

Foto: Ricardo López/Granma

Carlos González, enviado especial de la ACN

 
Río de janeiro, 11 ago (ACN) Si no es un récord, es un buen average –en términos beisboleros-, pues el primer compromiso de la cubana Yalennis Castillo con la holandesa Marhiunde Verkerd se decidió en Regla de Oro, luego de casi 11 minutos de combatir sobre el tatami.

 
Castillo, subcampeona olímpica de Bejing 2008, y Verkerd, subtitular mundial en esta misma ciudad carioca en 2013, cumplieron los cuatro minutos reglamentarios con empate a un Shido –amonestación- y 6.57 en el tiempo extra, detenido por el Shido que la dio la victoria a la caribeña.

 
Meritoria la labor de ambas judocas, quienes lucharon hasta el cansancio, pero con mucho coraje y cuidado para evitar la decisión de la árbitra actuante, que también trabajo de maravilla, en un encuentro que debe ser el más largo del judo de los XXXI Juegos Olímpicos.

 
Conversar con Castillo en la zona mixta de la Arena Carioca 2 en camino hacia los camerinos resultó imposible para la prensa debido al agotamiento de la atleta, quien recibió las merecidas felicitaciones de los reporteros cubanos reunidos en el área, al igual que su entrenador Armando Padrón.
Padrón también estaba casi mudo, pues combatió desde la esquina con gritos orientadores, bien asimilados por su discípula.

 
Lo cierto es que Castillo necesitó de una buena recuperación para su próximo enfrentamiento contra la eslovaca Anamari Velensek, submonarca del orbe en 2015, quien a la postre la envió a la repesca al derrotarla  por Ippon en Newaza.

 
Lamentablemente, Castillo tocó el tatami –voluntaria o involuntariamente- tras una técnica de luxación ejecutada por la europea, y la árbitra decretó el Ippon.

 
Ahora, la cubana seguirá camino a la medalla de bronce, con su primera contrincante la húngara Abigel Joo, medallista de oro en los Grand Slam de Moscú y Bakú en 2013, por suerte para ella, en la jornada vespertina, lo que le dará un mayor margen de recuperación.


ACN

 
ACN