0
Publicado el 3 Agosto, 2016 por Dayán García La O en Deportes
 
 

Río a primera vista

Al llegar, a las 5:00 de la mañana, la alegría propia de los latinoamericanos, el sabor rítmico del portugués que se habla en estos lares y los colores que visten a Río, se juntaron para provocar las mejores sensaciones en el equipo cubano de prensa deportiva, que dará cobertura a la competición
Instalaciones de los Juegos olímpicos.

Muy pronto estas áreas se llenarán del bullicio propio de las competiciones al más alto nivel deportivo. (Fotos: www.rio2016.com).

Por Dayán García La O, enviado especial de BOHEMIA

Río de Janeiro.-Más de 30 horas de viaje no mellaron ni un ápice las ganas de arribar a la capital del deporte mundial en 2016: la Ciudad Maravillosa, sede de los Primeros Juegos Olímpicos de Suramérica. Una pertinaz llovizna nos recibió en el Aeropuerto Internacional Tom Jobin cuando cursaba la quinta hora del día, pero la alegría propia de los latinoamericanos, el sabor rítmico del portugués que se habla en estos lares y los colores que visten a Río, se juntaron para provocar las mejores sensaciones en el equipo cubano de prensa deportiva, que dará cobertura a la competición.

Imágenes de Usaín Bolt decoraban las instalaciones del Aeropuerto, como si fuera el ídolo jamaicano el gancho principal para entender que en Río de Janeiro, del 5 al 21 de agosto, se estarán tejiendo hermosas páginas de historia.

El logo de los Juegos se siente en cada espacio de la urbe como lo que es, un cálido abrazo entre países, atletas y pueblos. También hace una alusión a la montaña Pan de Azúcar, que identifica Río de Janeiro y se puede apreciar desde cualquier rincón, pues precisamente es la belleza natural de los paisajes una de las marcas de la lid, unida a la paleta de colores.

El amarillo simboliza el sol así como la cálida, vivaz y feliz naturaleza carioca; el azul expresa la fluidez del agua que los rodea y su relajado estilo de vida, mientras que el verde representa sus bosques y la esperanza. Cuando todo está listo para ceremonia de inauguración el próximo viernes, muchos voluntarios se ven por las calles en disímiles funciones, y junto a ellos el aparato de seguridad, que se elevó en número hasta un tercio por encima de lo previsto.

¡Bienvenidos a Río 2016!

¡Bienvenidos a Río 2016! (Fotos: www.rio2016.com).

Mas, puede estar la opinión de este redactor mediada por mi condición de novato y la impresión de lo desconocido, ya que algunos colegas con experiencia anterior en este tipo de eventos dicen haber vivido antecedentes en los que la sede ha vibrado con mayor fuerza desde que el avión posa sus ruedas en la pista aeroportuaria.

Río de Janeiro, nombre que en un portugués de principiante aprendí a decir con estilo brasileiro, enamora desde lo que ha sido, es y puede ser. ¿Será que guarda una relación especial con los cubanos, quienes a través de la tele hemos visitado el Cristo Redentor, las playas de Copacabana o alguna que otra favela?

De cualquier manera, a primera vista la ciudad me pareció una urbe olímpica, y aunque mis expectativas no sean muy altas, asumo como un triunfo el hecho de que -más de un siglo después- la parte sur de nuestro continente brille bajo los cinco aros. Veremos si cambio de opinión dentro de 19 días.


Dayán García La O

 
Dayán García La O