0
Publicado el 17 Agosto, 2016 por Dayán García La O en Deportes
 
 

Una plata para Lugo, una oda para la greco

El pinareño Yasmani Lugo se colgó una plata en Río de Janeiro, que complementa la mejor actuación de la lucha grecorromana en citas bajo los cinco aros

Lucha-Creco-Yasmani-Lugo-Plata-98kg-01-1Por Dayán García La O, enviado especial de BOHEMIA

Río de Janeiro.- Este martes 16 de agosto, Yasmani Lugo Cabrera subió al colchón a las 5 y 35 de la tarde con una sonrisa en los labios, porque discutir la final de los 98 kilogramos en los Juegos Olímpicos lo convertía en la persona más feliz de los presentes en la Arena Carioca 2, del complejo Barra da Tijuca.

Por encima de que el doble campeón mundial armenio Artur Aleksanyan venció en la discusión del título, Lugo tuvo varios motivos para celebrar. “Desde que gané el campeonato mundial juvenil no habían llegado los resultados que esperaba. Solo me esforcé en los entrenamientos por buscar lo que me faltaba, y llegó el momento”.

En la zona mixta, el pinareño de 26 años dijo que sintió mucha confianza en la competencia, y desde que derrotó al titular olímpico iraní Gholamreza Rezai, sabía que estaba en condiciones de dar una alegría a la delegación cubana y a mis seguidores. “Nunca dije que no, siempre estuve muy positivo. Ahora me queda enfrentar el próximo ciclo con la seguridad de que se pueden conseguir grandes cosas. Aún soy joven, solo puedo asegurar que vendrán más medallas”.

El campeón mundial juvenil en 2009 y titular continental en varias oportunidades, ganó la semifinal y pasó llorando por el área de entrevistas. Ya con la medalla de plata en el cuello dijo de ese momento que no pudo contener tanta emoción. “Gracias a los entrenadores que confiaron en  mí, que siempre me apoyaron y me daban mucho ánimo. Ahora no los defraudé”.

Seguidor desde niño del doble campeón olímpico Filiberto Azcuy, Lugo Cabrera protagonizó el colofón de la mejor actuación histórica de la lucha greco en estas lides, dominando la tabla de medallas con dos títulos y una plata, por delante de Rusia que conquistó un par de primeros lugares y un bronce.

Al respecto, Raúl Trujillo, jefe del colectivo técnico del estilo clásico, se mostró muy complacido con lo alcanzado. “Los muchachos respondieron con tremenda hidalguía. Salieron las cosas bien, todo lo que entrenamos se cumplió, no me cabe la felicidad dentro del pecho. Este es un nuevo resurgir de la lucha grecorromana.

“En este momento pienso en todos los entrenadores, estoy orgulloso de mi colectivo, del grupo de trabajo, de todo el que puso su grano de arena. Tenemos que seguir pensando en grande, soñando con las actuaciones que están por venir, con ser mejores cada día. Ese es el reto”, señaló Trujillo, quien incluye en la manera de celebrar con sus atletas el hecho de dar y recibir proyecciones en el colchón.

“Confiamos en la libre, están bien preparados y tienen atletas con el potencial de llegar a las medallas. Nosotros cumplimos, pero nuestros hermanos están en condiciones de aportar y eso esperamos todos”, concluyó el entrenador, uno de los más carismáticos que pasó por los colchones de la Arena Carioca 2.

 


Dayán García La O

 
Dayán García La O