0
Publicado el 25 Septiembre, 2016 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

¡Espectacular fiesta!

La comitiva nacional suscribió, de nuevo, otra atractiva actuación. China refrendó su cima. Marcado acento cualitativo en todos los deportes, especialmente en atletismo y natación

omara durandPor ABELARDO OVIEDO DUQUESNE

Fotos ARMANDO HERNÁNDEZ, enviado especial de JIT    

Por causa de un rápido incremento técnico en algunas disciplinas, el ajetreo en los XV Juegos Paralímpicos propició el surgimiento de más de 150 plusmarcas para el evento que se desarrolló, del 7 al 18 de septiembre, en las mismas instalaciones de Río de Janeiro donde rivalizaron los participantes en los XXXI Juegos Olímpicos.

Cuba asistió por séptima ocasión al convite que esta vez reunió a cerca de 4 500 deportistas de 176 naciones; y dejó una traza optimista entre los observadores que presenciaron las, aproximadamente, 530 pruebas emanadas de las 22 disciplinas convocadas. No obstante inscribir a solo 23 deportistas, la mayor de las Antillas conquistó ocho medallas de oro, una de plata y seis de bronce. Terminó en el escaño 18 de la clasificación general que dominaron los seleccionados de China (107-81-51), Gran Bretaña (64-39-44) y Ucrania (41-37-39).

Varios analistas califican de buena la actuación antillana, pues durante la fiesta organizada en Londres de 2012 introdujeron en el dossier nueve medallas de oro, cinco de plata y tres de bronce; y alcanzaron el decimoquinto peldaño. En Atenas 2004 y Beijing 2008 las delegaciones del país ocuparon, por el orden, los escaños 43 y 23. Hubo quienes esperaban se igualara al menos lo obtenido hace cuatro años en la capital británica, y hubiera sido posible de no ser por la lesión de Yunidis Castillo.

Exposiciones inolvidables

Al igual que los deportistas de otras naciones, la inobjetable entrega de nuestros representantes en cada jornada les permitió ubicarse, primero, entre los dieciocho sobresalientes, y signar una plusmarca para el certamen o el orbe.

Sin duda alguna las tres preseas de oro y similar cantidad de cotas del orbe logradas sitúan a la santiaguera Omara Durand como una de las figuras más encumbradas del jolgorio cuatrienal en la categoría débiles visuales profundos.

Durand corrió en 11.40 segundos la prueba reina del atletismo que acogió el estadio olímpico Joao Havelange; y disminuyó su límite implantado en la cita del orbe de Doha 2015. Detuvo los relojes en 23.05 segundos en el doble hectómetro, dos centésimas por debajo de su récord mundial. Y en la despedida fue demoledora. Impuso un límite mundial en la semifinal de la vuelta al óvalo con 52.90 segundos. Y en la conclusión de la porfía, otra vez las adversarias miraron su espalda durante toda la trayectoria. Rubricó otra barrera con un crono de 51.77.

El quehacer de la joven mamá es notorio, pues superó su actuación de Londres 2012. Allí participó solamente en 100 y 400 metros. Pero como ahora sumó tres lauros, se convirtió en pentacampeona como Yunidis Castillo, otra saeta cubana que compite en las mismas distancias, pero en diferente categoría.

A mi modo de ver, Durand no expresa toda su dimensión en los tiempos que revelan los cronómetros, sino también por estas declaraciones formulada al sitio digital JIT tras ganar la presea de oro en los 200 metros: “Con el permiso de otros que también la merecen, quisiera dedicársela especialmente a Yunidis, porque sé lo que está sintiendo ya que también me ha pasado”. Con solo 16 años, la sprinter vio frustradas sus aspiraciones en Beijing 2008 por una causa similar: “Ojalá pudiera estar disfrutando como yo”, significó.

La muchacha se mostró afectada al comentar que conversó con Castillo en su habitación de la Villa Paralímpica, donde la encontró “llorando y eso me conmovió porque todos sabemos de los grandes sacrificios hechos por ella para estar aquí”.

dalidavisPreguntada por ese sentido de compañerismo conocido entre los atletas de su país, la santiaguera aseguró que “somos seres humanos y pasamos juntas gran parte de nuestras vidas, por eso lo que le pase a uno lo sentimos todos”.

Consultada por vía Internet desde su lugar de descanso Yunidis expresó su “gran emoción por el gesto de Omara y le deseó la mejor actuación”.

La judoca Dalidaivis Rodríguez (63 kg) suscribió el primer título de la delegación por superar a la ucraniana Iryna Husieva. De esa forma devolvió la moneda: “Me dije que la iba a vencer aquí”, dijo emocionada la muchacha.

Y apuntó: “Mucho esfuerzo y sacrificio me costó, pero vine decidida a quitarme esa espina, aquello (derrota en mundial de Colorado Springs) fue por circunstancias adversas; hoy es otra historia y se demostró en el tatami con una buena estrategia…”

Lenier Savón uno de los velocistas encum-brados.

Lenier Savón uno de los velocistas encumbrados.

El velocista Lenier Savón aprovechó su temprano arribo al escenario de competencia, para ir calentado. Intervino en la justa de salto de longitud y terminó octavo con 6.74 metros. Fue arrollador de cara a sus objetivos de agenciarse un doble en las lides más rápidas de su deporte. Primero, pasó la línea de sentencia del hectómetro de la categoría T12 (débiles visuales profundos) en 10.97 segundos. En la preliminar de 200 rubricó 22.42 segundos. Relegó a sus contrarios en la semifinal de ese evento con 22.29; y en la ronda conclusiva hizo lo mismo al estampar un desempeño de 22.23 segundos, válido para subir al primer espacio del trono. El muchacho posee una singular historia en las lides de alto relieve, pues suscribió la misma faena en el mundial de Doha 2015.

Allá los que pensaban que Blanco terminaría en blanco.

Allá los que pensaban que Blanco terminaría en blanco.

“Siempre vine a buscar los dos títulos”, analizó con la prensa cubana en la Zona Mixta. “Ahora esto me compromete más, además no podía defraudar a nuestro pueblo que nos estaba observando, tampoco a Yunidis (Castillo) seguro al tanto de todo lo que acontecía hoy”, dijo tras regresar de la premiación.

La audacia también identifica a los vencedores. Ernesto Blanco, cuarto lugar en el Campeonato Mundial de Doha 2015. Recorrió la vuelta al óvalo en la semifinal para afectados miembros superiores en 49.90 segundos. Despertó comentarios. Incluso algunos le llamaron “El Aparecido”. Pero en la definición total desbarató ese mote, tras pasar la meta en 48.79 segundos. Blanco dejó en blanco a los suspicaces. Y ellos ahora no tienen otra alternativa que eliminar el agresivo apodo.

El delfín Lorenzo Pérez fue uno de los dominantes en los 400 metros estilo libre S6 (parapléjico).

Lorenzo…¡mucho Lorenzo!

Lorenzo…¡mucho Lorenzo!

Ganó la medalla de bronce con tiempo de 5:14.44 minutos. Pero su triunfo en los 100 metros de ese estilo levantó más la autoestima de otros miembros de la delegación. En la penúltima fase de ese evento hizo un tiempo 1:07.69; y en la despedida firmó 1:04.70 segundos. El jovencito finalizó cuarto (30.31 segundos) en los 50 metros del mismo estilo.

La leyenda…

Yunidis Castillo (F47 afectados miembros superiores) llegó hasta 5,59 metros en la liza de salto largo. Ese alcance permitió abrir el medallero a Cuba (con plata). Esta vez la muchacha no pudo competir para reinar en 100, 200 y 400, como en Londres 2012, porque sufrió una lesión en la final del hectómetro. No obstante, aún es una de las reinas de su división, pues computa cinco grandes lauros: dos en Beijing 2008 y tres en Londres 2012. La conquista de los tres pergaminos en las lides de pista hubiese beneficiado sobremanera a nuestro país en la clasificación general.

Terceras referencias

Tampoco el discóbolo Leonardo Díaz (F44 afectados miembro inferior) fue muy feliz tras finalizar la porfía. Lanzó 43.58 metros y tuvo que conformarse con la medalla de bronce. El coloso tuvo muchos problemas durante la preparación por causa de lesiones. El implemento de Noralvis de las Heras, también F44, descendió en los 32.47 metros y ella se adjudicó una agraciada vuelta a la máxima cita (también tercera).

En el debut de la competencia, los judocas Yangaliny Jiménez y Yordani Fernández accedieron al tercer escaño del podio. Jiménez sobresalió en la división de más de 100 kg con victoria sobre el azerbayano Ilham Zakiyev,  multilaureado en Londres. Fernández (100 kg) batió al británico Christopher Skelley.

Por una exigencia competitiva similar pasó la saltadora de longitud Mailín Pérez Iser. Y también aprobó el examen con 3.92 metros. Desistió acudir al llamado de los 100 lisos de su sector porque aún carece de la total adaptación a las prótesis.

También galanes

Incluirse en el grupo de los finalistas en cualquier evento constituye una meritoria labor. Casi todos los coterráneos que visitaron la urbe sudamericana estuvieron involucrados en ese trozo de la justa.

Raciel González, subcampeón olímpico en 100 y 200 metros en Londres 2012, y en los mundiales de Doha 2015 y Lyon 2013, fue un velocista diferente al de otras ocasiones. Arribó sexto a la meta de los 100 con tiempo de 11.16 segundos.  Gerdan Fonseca, bronce en Atenas 2004, fue el octavo jabalinista con 53,23 metros.

El campeón Parapanamericano en Toronto 2015, Oníger Drake, finalizó en cuarto puesto en la división de 88 kg correspondiente a la justa de levantamiento de pesas. El halterista falló en 198 kilos. Luego fue a más: 200 y 205 kg para desbaratar los vaticinios y superar su marca personal. En la primera incursión olímpica Leidys Rodríguez, también líder en la urbe canadiense mejoró su marca personal. Concluyó sexta en la división de 41 kg al levantar 80 kg acostada en el banco de fuerza.

Gerardo Rodríguez, también sonrió en su primera comparecencia a la máxima cita deportiva. Resultó el quinto judoca en la división de 73 kg. Mientras, ocupaba el mismo peldaño Jorge Hierrezuelo, campeón defensor en los 90 kg. El nadador Juan Castillo, campeón Parapanamericano en estilo libre en la localidad canadiense, finalizó quinto en 100 metros de la especialidad de mariposa (división S9) con tiempo de 1:01.93 minutos.

La primera participación del tritón Yunerki Ortega fue discreta. Quedó en el último lugar en la semifinal dos de los 100 metros espalda (S11) con 1:29.93 minutos Asimismo puede valorarse la de Juan Castillo, quien concluyó su actuación en la semifinal dos de los 50 m libre (S9) con 27.99 segundos. Ethiam Calderón (atletismo-400 metros-bronce en Beijing 2008) tampoco rebasó la preliminar de su especialidad.

No obstante lesionarse, Yunidis es una de las altezas del encuentro cuatrienal: dos títulos en Beijing 2008, tres en Londres 2012; y un sub liderazgo en Río 2016.

No obstante lesionarse, Yunidis es una de las altezas del encuentro cuatrienal: dos títulos en Beijing 2008, tres en Londres 2012; y un sub liderazgo en Río 2016.

Tokio en el horizonte

Por el contundente acontecer, la cuarta liza universal para deportistas discapacitados ganó el calificativo de espectacular. Dentro de cuatro temporadas, en 2020, ocurrirán los XVI Juegos Paralímpicos, en Tokio, Japón. Y la pregunta inevitable versa sobre China. La nación asiática es la reina, la vedette, la encumbrada, del certamen, porque ha liderado todas las ediciones correspondientes a esta centuria. Y, por la demostración brindada en la Ciudad Maravillosa, es de nuevo una gran preocupación para todas las autoridades deportivas de las naciones que aspiran a encabezar el medallero del próximo jolgorio. El tiempo emitirá su veredicto.

 

 

 

Clasificación general

  1. China (107 Oro-81 Plata-5 Bronce-Total 209). 2. Reino Unido (64-3944-147). 3. Ucrania (41-37-39-117). 4. Estados Unidos (40-44-3-115). 5. Australia (22-30-29-81). 6. Alemania (18-25-14-57). 7. Holanda (17-19-26-62). 8. Brasil (14-19-29-72). 9. Italia (10-14-15-39). 10. Polonia (9-18-12-39)… 18. CUBA (8-1-6-15)

 


Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne