0
Publicado el 19 Noviembre, 2016 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

CULTURA FÍSICA Y DEPORTE

Más de medio siglo de momentos imprescindibles

Una recopilación de algunos instantes que han marcado el desarrollo del deporte revolucionario durante 55 años

 

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS y DAYÁN GARCÍA LA O

Son 11 lustros los que se cumplen en este 2016 de la celebración cada 19 de noviembre del Día de la Cultura Física y el Deporte. En todo este tiempo no han faltado medallas y momentos gloriosos que enaltecen las medidas tomadas por la Revolución para estas dos esferas en derecho del pueblo.

Proponemos en este material un recorrido por algunos de estos pasajes que han sido fundamentales en la historia, no solo deportiva, sino de toda la nación.

El origen: ¡Allá en 1961!

¿Recordamos el origen de la fecha? El 19 de noviembre de 1961 se efectuó la clausura, con la entusiasta y decisiva presencia del compañero Fidel, de la Primera Plenaria de los Consejos Voluntarios Deportivos (CVD). Lo que se conmemora, por tanto, es el surgimiento en todo el país del deporte revolucionario.

Ese día el líder de la Revolución expresó: “La educación física y el deporte no era una actividad del pueblo humilde y trabajador. La educación física y el deporte era una actividad que había quedado relegada a la minoría privilegiada de nuestro país […] Es verdaderamente increíble el abandono en que esa actividad esencial se encontraba […]”.

El 19 de noviembre fue reconocido como el Día de la Cultura Física y el Deporte, aquel 26 de enero de 1985, por decreto del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros. Ese año el acto central ocurrió en el estadio Capitán San Luis, en la provincia de Pinar del Río. Entonces, y después, se festeja en todos los municipios.

No olvidemos estos elementos: un 19 de noviembre, pero de 1888, nació José Raúl Capablanca Graupera, campeón mundial de ajedrez desde 1921 hasta 1927. Y otra del juego ciencia: el 19 de noviembre de 1966, a raíz de la realización de la Olimpiada Mundial, se organizó una simultánea gigante en la Plaza de la Revolución, en la que participaron 320 maestros, que enfrentaron a 6 800 rivales, lo que se convirtió entonces en récord mundial.

Adiós al profesionalismo en el beisbol

Con la creación del Inder en el año 1961 y la abolición del profesionalismo, desapareció la Liga Cubana de Beisbol, cuya última temporada se celebró en el invierno de 1960-1961, con la peculiaridad de que en las nóminas de Almendares, Habana, Cienfuegos y Marianao solo había peloteros cubanos.

Teófilo Stevenson (derecha) en su gran combate contra el estadounidense Duane Bobick, en los Juegos Olímpicos Munich 1972. (Archivo de BOHEMIA, Autor sin identificar)

Teófilo Stevenson (derecha) en su gran combate contra el estadounidense Duane Bobick, en los Juegos Olímpicos Munich 1972. (Archivo de BOHEMIA, Autor sin identificar)

El 14 de enero de 1962 arrancó la Primera Serie Nacional de Beisbol Amateur, convertida en el torneo de primera división en Cuba. El estadio Latinoamericano acogió la apertura, en la que  Fidel bateó el lanzamiento inaugural ante 25 000 espectadores.

Participaron cuatro equipos: Occidentales, Habana, Azucareros y Orientales. Se jugó un sistema de todos contra todos a tres vueltas con un total de 27 encuentros por elenco. Al final la victoria correspondió a Occidentales con balance de 18 sonrisas y nueve  descalabros, cinco juegos por delante de Orientales y Azucareros.

Desde entonces la Serie Nacional de Beisbol ha cambiado de estructura, cantidad de participantes y de juegos. Durante algo más de 20 años se desarrolló por el sistema de todos contra todos hasta que a mediados de la década de 1980 se instauraron las series de postemporada (play off) para decidir el campeón nacional.

Juegos Escolares: Una mina

No hay exageración: los Juegos Escolares son una especie de mina. Ellos son la fuente de la cual se nutre el deporte cubano. Vamos a escribirlo de otra forma: son la base de la pirámide del Alto Rendimiento (aporta al mismo más del 90 por ciento).

En la apertura de la primera edición, el 21 de octubre de 1963, en el recinto capitalino Eduardo Saborit, Fidel expresó: “Hay que fundir la condición de buen estudiante a la de buen atleta y la condición de buen atleta y de buen estudiante, a la condición de buen revolucionario […]”.

En los momentos de mayor estrechez económica ellos siguieron constituyendo un objetivo priorizado en la estrategia deportiva del país, y se debe apuntar que han tenido también participación internacional.

Fragua de campeones

Impulsar el deporte fue una de las primeras tareas del gobierno revolucionario después del triunfo del 1° de enero de 1959. Para ello, la dirección del país propone la creación de centros docentes educativos que preparen a los niños con habilidades deportivas.

En el año 1965 surgieron algunos centros adaptados para el estudio y el entrenamiento, pero más de una década después se inauguraron las primeras Escuelas de Iniciación Deportivas.

El 6 de octubre de 1977, un año después del horrendo sabotaje a un avión de Cubana de Aviación, ocurrido en Barbados, en la inauguración de la EIDE de La Habana, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz se refirió a la idea de que es necesario que todos los niños del país pasen por las pruebas deportivas, perfeccionar los medios y los procedimientos para descubrir a todos aquellos que tienen facultades, para hacer dos cosas: promover el deporte para el bienestar y la salud del pueblo, y buscar campeones.

Luego de creadas las EIDE en cada una de las provincias del país se han convertido en baluarte indispensable en la consecución de logros a todos los niveles, y en uno de los eslabones fundamentales de la Pirámide de Alto Rendimiento del deporte cubano.

Marabana- Maracuba: el paso preciso

En Cuba las carreras populares han tenido siempre un número considerable de adeptos. Como parte de la organización y la extensión a todo el país de estas iniciativas surge la idea de crear un proyecto que consolidara la participación de la población en estos eventos.

De ese modo se establece un circuito de carreras con el nombre de Maracuba, destinado a vincular todos los niveles educacionales, unidades militares, practicantes de los programas de Educación Física para adultos, así como toda la población a la práctica de la carrera y la caminata como vía para la promoción de la salud.

Entre las que organiza se encuentran la del Aniversario del Inder, el Maratón de la esperanza Terry Fox, la del Ideal Olímpico, Maracuba y la Marabana, entre otras.

En el caso de Maracuba es la justa de mayor masividad. Se realiza un día antes de Marabana de forma simultánea en todo el país y su objetivo es que las personas corran o caminen en apoyo al mejoramiento de la calidad de vida a través del ejercicio físico.

Por su lado, Marabana es en la actualidad el evento simultáneo de mayor participación en Cuba. Cuenta con una amplia acogida internacional y es muestra de los logros alcanzados por la población en los niveles de eficiencia física.

Se convoca a corredores élites, discapacitados (ciegos, sordos y en sillas de ruedas) y corredores con necesidades educativas especiales. Las distancias oficiales de competencia son la maratón (42 km y 195 metros) y la media maratón (21 km y 97.50 metros).

El circuito de carrera de Marabana es certificado por la Asociación Mundial de Maratones y por la Federación Internacional de Atletismo (AIMS e IAAF, por sus siglas en inglés), respectivamente, y se realizan las mediciones oficiales con el novedoso sistema de chip, incluyendo el kilómetro de calibración.

La Habana 1991: ¡Qué proeza!

Estos fueron el logo y la mascota (llamada Tocopán) de una cita con un espacio merecido en el recuerdo de todos: los Panamericanos de 1991. (Archivo de BOHEMIA, Autor sin identificar)

Estos fueron el logo y la mascota (llamada Tocopán) de una cita con un espacio merecido en el recuerdo de todos: los Panamericanos de 1991. (Archivo de BOHEMIA, Autor sin identificar)

El espíritu de consagración, de sacrificio de los cubanos, permitió redondear la mayor fiesta deportiva celebrada en nuestro país: los Juegos Panamericanos de La Habana 1991 (del 2 al 18 de agosto). Se vivían ya momentos de estrechez económica, en los que el campo socialista europeo, aliado de siempre, era un barco al que le entraba el agua. Pero, más allá de ello, el país no quiso renunciar al compromiso adquirido. En la clausura el ya fallecido mexicano Mario Vázquez Raña, presidente de la Organización Deportiva Panamericana, sentenció en sus palabras finales: “Lograron organizar los mejores Juegos Panamericanos de la historia”.

Aquel último día, a modo de postre insuperable, se redondeó de forma adicional la hazaña en la tabla de medallas: ¡Cuba quedó en cantidad de títulos por encima de Estados Unidos (140 por 130)! Se trató, como ya hemos escrito en ocasiones anteriores, de una especie de telenovela. A ocho días de la clausura los de casa llevaban una ventaja de 28 de oro. Cuando llegó la penúltima jornada los estadounidenses tenían una más. Un cierre espectacular, con gran aporte del boxeo, dejó los números finales.

Y uno de los que más los disfrutó fue el compañero Fidel, indiscutible inspirador del deporte cubano, quien visitó por aquellos días muchas instalaciones, para dar su apoyo a los juegos, a los atletas, y disfrutar de una de sus grandes pasiones.

Juegos Olímpicos: Faenas increíbles

Javier Sotomayor fue uno de los campeones olímpicos en Barcelona 1992. (cubadebate.cu)

Javier Sotomayor fue uno de los campeones olímpicos en Barcelona 1992. (cubadebate.cu)

Cuando el Comandante bajó de la Sierra traía ideas muy claras también en esta esfera. El 29 de enero de 1959, tres semanas después de haber llegado a La Habana, fue categórico: “Venimos decididos a impulsar el deporte a toda costa, llevarlo tan lejos como sea posible, pero para ello es necesario la ayuda de todos: de atletas, de dirigentes, de organismos, de comentaristas deportivos…”

Había que ir “atrapando primero un conejo y después al otro”. Y en ese paso a paso la mirilla se encontraba también en los Juegos Olímpicos. A los de Roma 1960 asistieron solo 12 atletas cubanos, los cuales, como era de esperar, no pudieron llegar al podio. Ello se logró posteriormente en los de Tokio 1964 (plata de Enrique Figuerola en los 100 metros planos). La cosecha aumentó en Ciudad de México 1968: cuatro de plata. Las primeras doradas se conquistaron en Munich 1972, gracias al boxeo: Orlando Martínez (división de los 54 kilogramos), Emilio Correa (67) y la primera de las tres de Teófilo Stevenson (más de 81).

Hasta que llegó un momento casi increíble: ¡quinto lugar por países! Catorce medallas de oro en Barcelona 1992. Hubo también seis de plata y 11 de bronce, para un gran total de 31.

Para ejercitarse

En casi todos los rincones del territorio nacional hay gimnasios biosaludables al aire libre. (cubadebate.cu)

En casi todos los rincones del territorio nacional hay gimnasios biosaludables al aire libre. (cubadebate.cu)

La importancia de esta rama en el bienestar de la población es una pauta que distingue a la Revolución desde sus primeros días. La formación de profesores de Educación Física, las horas destinadas a esta materia en todos los niveles de enseñanza, la creación de la Universidad para formar a los profesionales del sector, demuestran que nuestro sistema social está muy ligado a potenciar modelos de vida saludables.

En este sentido también vale destacar en más de medio siglo los planes de la calle, los gimnasios de cultura física, el trabajo con los abuelos (tema al que dedicaremos otro espacio más adelante), las bailoterapias, el uso terapéutico de distintas artes marciales y la instalación de gimnasios biosaludables al aire libre en casi todos los rincones del territorio nacional.

¡Yo también me muevo!

Los Círculos de los Abuelos son uno de los Programas de Atención al Adulto Mayor que prestigian a nuestros especialistas de cultura física. No son pocos los visitantes del sector que quedan prendidos ante cualquier demostración de los veteranos, quienes cada jornada se empeñan en sentirse vivos y en mejorar su calidad de vida.

Desde 1984 en estas atenciones a las personas de este grupo de edades se sumó el Inder con inserción de actividades deportivas. En muchos lugares del archipiélago se pueden descubrir profesores y activistas desde bien temprano rodeados de abuelos, incluso se han sumado variantes de distintas artes marciales a la prevención de salud.

Las morenas del Caribe: Inolvidables

Los muchos que vivimos las proezas de las voleibolistas es muy difícil que las olvidemos. Llegaron a ser célebres como las espectaculares morenas del Caribe, en oportuna idea del colega René Navarro. Ellas nos produjeron una gran felicidad. Sí, una felicidad inolvidable.

El ritmo indetenible que exhibían sobre las canchas, llevadas por el ya fallecido muy destacado entrenador Eugenio George, las condujo a ganar tres Juegos Olímpicos de forma consecutiva: los de Barcelona 1992, Atlanta 1996 y Sydney 2000 (¿se acuerdan de aquel partido en la final en que perdieron los dos primeros sets ante las rusas y se vieron obligadas a ganar los tres restantes?). Es un resultado que no se había logrado ni antes ni después. Las brasileñas lo intentaron ahora sin éxito en Río 2016. Hay algo más bajo los cinco aros: medalla de bronce en Atenas 2004.

También esbozaron sonrisas en tres mundiales: Leningrado 1978, Brasil 1994, Japón 1998.

Algo para recordar: Regla Torres resultó seleccionada, por la Federación Internacional de Voleibol, como la mejor jugadora del siglo XX (distinción que muy bien pudo recaer también en Mireya Luis), y Eugenio George como el mejor entrenador.

Han pasado 55 años. Y, claro, el recuento no cabe en tres páginas…

 


Rafael Pérez

 
Rafael Pérez