0
Publicado el 1 Diciembre, 2016 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

Habitual ejercicio

La vida acuñó que las predicciones de Fidel no eran acertijos

 

Los técnicos de los equipos cubanos poseen la colaboración de una terna de profesionales: médico, fisioterapeuta, psicólogo. ( Foto www.radiorebelde.cu)

Los técnicos de los equipos cubanos poseen la colaboración de una terna de profesionales: médico, fisioterapeuta, psicólogo. ( Foto www.radiorebelde.cu)

Por ABELARDO OVIEDO DUQUESNE

Cuentan que muchos dignatarios rieron cuando Fidel advirtió  en la Cumbe de Río el riesgo que constituía la situación del cambio climático para con la existencia humana. En la conversación con el doctor del Instituto de Medicina del Deporte; Ricardo Pérez, comprobé que su pronunciamiento en la ex capital de Brasil fue el resultado de un habitual ejercicio.

“La concepción de Fidel acerca de convertir a Cuba en una nación de hombres de ciencia incluía a la Medicina del Deporte. Nos consideró como científicos en formación y, tras finalizar la carrera, Graciela Nicot, Adam Sánchez y yo, por solo citar algunos compañeros, estudiamos -y nos graduamos- en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CENIC).

“Entre otros detalles aquella estrategia provocó que la estructura de la Medicina Deportiva (MD) en nuestro país sea única. En  pocos espacios del planeta el entrenador de una disciplina posee la colaboración de una tríada: médico, fisioterapeuta, psicólogo. Ese plan fue inducido por el Jefe y es un eslabón esencial en los triunfos de nuestro de-porte”.

Pérez. “Desde 1960 Fidel tenía el propósito de instaurar el Médico General Integral. Y el resultado de esa decisión es inapelable”. (Foto Prensa Latina)

Pérez. “Desde 1960 Fidel tenía el propósito de instaurar el Médico General Integral. Y el resultado de esa decisión es inapelable”. (Foto Prensa Latina)

El casi octogenrio galeno tampoco declinó brindar su opinión sobre el hombre que en varias oportunidades invitó a la reflexión a los hombres y mueres de su pueblo y a los de otras latitudes: “Por decirlo de alguna manera Fidel es, sin dudas, un auténtico pensador. Desde 1960 tenía el propósito de instaurar el Médico General Integral. Y el resultado de esa acción es inapelable. No existe un  el planeta un doctor que trabaje en la base y ostente los conocimientos de nuestros colegas”.

Y también ratificó cualidades del ex presidente de la mayor isla de Las Antillas enunciadas por el escritor colombiano Premio Nobel Gabriel García Márquez: “Lo caracteriza la sencillez. Cuando jugábamos baloncesto discutía, como uno más, con los compañeros del equi-po cuando fallaban reiteradamente, o cometían errores inexplicables. Le cuesta mucho trabajo aceptar la derrota”.

“Su ilimitada confianza en los jóvenes es ostensible en  cualquier instante de la vida”, aseveró Pérez.


Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne