0
Publicado el 18 Enero, 2017 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

AJEDREZ

Estocada a fin de año

El GM Leinier Domínguez logró buenas actuaciones en los campeonatos mundiales de partidas rápidas y de Blitz

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

El año 2016 ya había sido bueno para el Gran Maestro Leinier Domínguez. No se conformó y aspiró a más en los últimos días de diciembre. El reto era inmenso: dos campeonatos mundiales, en Doha, Catar. El de partidas rápidas y el de la modalidad Blitz. Entre los mejores, incluido el campeón noruego Magnus Carlsen, terminó muy bien ubicado: décimo y séptimo. Fue, en términos de la esgrima, su estocada final a aquel almanaque. Y la seguridad de cara al de 2017.

En el de partidas rápidas, a 15 minutos, en el que fue campeón en 2008, su décimo lugar le permitió ubicarse en el siempre respetado top ten, entre 106 participantes. Lo redondeó con 9.5 puntos (seis triunfos, siete tablas, dos reveses).

Hubo otra alegría allí para los cubanos: el campeón resultó el GM ucraniano Vassili Ivanchuk, muy querido entre nosotros, frecuente asistente a los torneos Capablanca, el máximo rey en ellos (con siete coronas), amigo de Cuba, simpatizante de José Raúl Capablanca (campeón mundial absoluto de 1921 a 1927), hombre que incluso se comunica también en español.

Una curiosidad que atañe a Leinier (en ese momento con coeficiente Elo para esa modalidad de 2803) y a Ivanchuk. El sistema de competencia los puso cara a cara en el tablero. Y no hubo ni ganador ni vencido. Acordaron la división del punto.

Ivanchuk, triunfador al aplicarse la regla del desempate, trabajó para 11 puntos de 15 posibles, igualado con Alexander Grischuk (2767) y Carlsen (2906), quien semanas atrás había retenido la corona en el mundial de partidas tradicionales.

Las seis victorias de Leinier fueron ante el argentino Diego Flores (2612), el egipcio Bassem Amin (2691), el bielorruso Sergei Zhigalko (2664), el azerí Rauf Mamedov (2636), el chino Chao Li (2758), y el armenio Levon Aronian (2770). Y las siete tablas surgieron en los duelos contra el ruso Alexander Riazantsev (2671), el holandés Benjamín Bok (2589), el ucraniano Olexandr Borthyk (2678), el vietnamita Troung Son Nsuyeb Ngoc (2705), el ruso Alexander Grischuk (2767), el azerí Shakhiyar Mamedyarov (2805), y el mismísimo Ivanchuk (2771). Los dos reveses versus el ucraniano Anton Korobov (2739) y chino Yangyi Yu (2743).

En el mundial de Blitz las partidas son a tres minutos, con dos segundos adicionales después de cada movimiento.

Entre 107 participantes, Leinier, como ya escribimos, no solo se ubicó de nuevo entre los 10 primeros, sino que bajó horas antes del décimo lugar al séptimo. El campeón fue el ruso Sergey Karjakin (2800), quien terminó igualado con Carlsen, otra vez desplazado a la hora de aplicar el desempate. En el femenino se coronó la ucraniana Anna Muzychuk.

El cubano (Elo de 2783 en Blitz) logró 13 puntos de 21 posibles, debido a nueve éxitos, ocho empates y cuatro reveses.

En la primera jornada celebró 12 partidas. Y sacó acumulado de ocho puntos, por seis victorias, cuatro igualadas, dos derrotas. Las seis sonrisas, todas contra ajedrecistas GM como el alemán Falko Bindrich (2587), el francés Laurent Fressinet (2628), los ucranianos Vladimir Onischuk (2740) y Olexandr Bortnyk (2741), el griego Hristos Banikas (2645) y el croata Zdenko Kozul (2649). La segunda fecha, con nueve partidas, lo dejó con tres sonrisas, cuatro divisiones del punto, y, también, dos derrotas. Ello le iba a permitir aumentar su Elo en 13.4 unidades (llegará entonces a 2796).

Entre los que no pudieron vencerlo y tuvieron que acordar la división del punto se encuentran Carlsen, Grischuk y Karjakin.

Resumiendo: el prestigio de Leinier aumentó en Doha. Y no olvidemos, entre otros momentos importantes de 2016, su medalla de plata como primer tablero en la Olimpiada Mundial, celebrada en Bakú, la capital de Azerbaiyán (1-14 de septiembre). Se escribe y lee muy rápido y fácil. ¡Pero sabemos cuánto significa!


Rafael Pérez

 
Rafael Pérez