1
Publicado el 27 Febrero, 2017 por Dayán García La O en Deportes
 
 

 BEISBOL: Un sueño clásico

El equipo Cuba debutará el próximo 7 de marzo en el torneo más importante del beisbol, y una vez más los aficionados de la Isla asumen esperanzados este nuevo reto del deporte nacional
Frederich Cepeda integró el Todos Estrellas en el Clásico Mundial del 2009 y es el único con experiencia en las tres versiones anteriores. (escambray.cu)

Frederich Cepeda integró el Todos Estrellas en el Clásico Mundial del 2009 y es el único con experiencia en las tres versiones anteriores. (escambray.cu)

Por DAYÁN GARCÍA LA O

  • ES CIERTO QUE no se viven las mejores horas beisboleras aquende nuestras fronteras, pero somos muchos los eternos soñadores cuando de la selección de pelota se trata. A pesar de las decepciones de los últimos torneos de nivel, cuando se acerca una nueva cita el pecho se ensancha y las ilusiones se disparan. Al menos yo, pienso en la pléyade de triunfos del amateurismo, o mucho más reciente, en el segundo lugar de la primera edición del clásico en 2006. Para convencerme defiendo el hecho de que en una serie corta la mayoría de las veces no gana el de mejor nómina (si no está de acuerdo conmigo solo revise las ubicaciones de las potentes escuadras de Estados Unidos en las versiones anteriores), o que a veces en un partido puede pasar cualquier cosa (recuerden el pelotazo que no cogió el panameño ante Cuba en la primera justa o la pelota que caprichosamente se coló en la camisa del segurísimo torpedero venezolano Omar Vizquel). Además, por momentos, cual legítimos espejismos, veo a la nómina actual como la más fuerte que hemos presentado en estos certámenes. Reitero, solo cuando padezco de alucinaciones por querer que brille el equipo de las cuatro letras. Entonces, Cuba en el grupo B debe dirimir con Australia y Japón los dos cupos a la segunda fase, y voy a mencionar también a China que completa la llave, porque los del país más poblado del planeta tienen dos partidos ganados en clásicos mundiales, uno de ellos frente a un equipo de tradición en su región geográfica como Taipei de China (2009 con pizarra de cuatro carreras por una) y el otro ante Brasil por cinco anotaciones a dos. ¿Cómo ha jugado Cuba ante sus rivales del grupo en los Clásicos? Pues los anfitriones japoneses han sido los que más se han enfrentado al conjunto de las cuatro letras. En un cuarteto de oportunidades los cubanos archivan una victoria, conseguida en la primera ronda del tercer clásico con marcador de seis carreras por tres. Los fracasos han sido 6-10 en la final del 2006 y par de blanqueadas en la segunda ronda del 2009 (0-6 y 0-5). Con Australia existe solo un antecedente; en el segundo torneo Cuba jugó la ronda inicial en México y después del debut jugó ante los de la isla continente. El resultado fue favorable a los caribeños cinco carreras por cuatro, con un jonrón del receptor pinareño Yosvani Peraza que estremeció desde el Cabo de San Antonio hasta la Punta de Maisí. También en una oportunidad se han visto las caras los cubanos y los chinos. Fue en la lid anterior con saldo a favor del equipo caribeño con holgado marcador de 12-0. La gran mayoría de los aficionados, hasta algunos bien pesimistas, coinciden en que la tropa de Carlos Martí debe estar en la segunda ronda junto a un compañero (Japón para los entendidos ) y el par salido de la agrupación A que integran Corea del Sur, Holanda, Taipei de China e Israel. Ya después, ni Nostradamus se dignaría a pronosticar, pero yo, fiel a la esperanza de la que hablaba en el inicio de este trabajo, por encima incluso de la objetividad propia de mi profesión, le doy un voto a Cuba para estar entre los cuatro agraciados.
  • ¿QUÉ TRAE DE nuevo esta edición? En el medio de reajustes del deporte de las bolas y los strikes para ganar en dinamismo, el Clásico no se ha quedado atrás. Lo novedoso radica en los juegos de desempate en las dos primeras rondas y la aplicación de la llamada Regla Shiller desde el onceno capítulo, además entrará en vigor la repetición televisiva para determinar si una pelota es jonrón o no, el uso de la lista de 10 lanzadores designados que pueden ser llamados al equipo cuando la dirección lo estime, y el receptor de bullpen, otro que puede subir a la alineación en cualquier momento. Por supuesto que se mantiene el tira y jala entre las organizaciones del béisbol rentado y los organizadores del Clásico, un evento que nació con el fin de agrupar a las mejores luminarias de la especialidad, pero que en ocasiones se ha visto mellado por el factor de riesgo que significa exponer a las estrellas, vistas como una inversión millonaria por cada gerencia de franquicia. De todas formas, nombres no han faltado en cada una de las ediciones, y con algunas de las modificaciones (sobre todo la de los pitchers designados) se espera que se sumen varios de los mejores serpentineros de la actualidad, algo que la afición sabrá agradecer sobremanera.
  • El torpedero camagüeyano Alexander Ayala tendrá responsabilidades a la defensa y con el bate en la mano. (cubava.cu)

    El torpedero camagüeyano Alexander Ayala tendrá responsabilidades a la defensa y con el bate en la mano. (cubava.cu)

    LAS ARMAS DE Carlos Martí son las mismas que usó para que Granma se coronara en la Serie Nacional número 56. Crear un ambiente familiar, diáfano, donde todos (hasta los del banco) se sientan responsables y protagonistas. Con su experiencia de más de 40 años en la dirección beisbolera, los aficionados esperan que el equipo se muestre tan compacto como en la Serie del Caribe en Culiacán, donde el cuarto escaño se convirtió en una victoria, por el buen sabor que sus pupilos imprimieron a sus acciones. Y es que la cuestión no es ganar, sobre todo para no sentirnos heridos en el orgullo, nuestras exigencias pasan por no lucir mal, y aunque duela decirlo son motivadas por la realidad de nuestro pasatiempo preferido. En la nómina cubana solo repiten cinco jugadores del Clásico anterior. Así tanto ha cambiado nuestro panorama. Solo cuatro estuvieron en el 2009 y uno sobrevive del subcampeón del 2006. Por los juegos de preparación en Asia, donde lo principal fue probar todas las cartas, se pueden deducir varias de las principales estrategias. Debe ser un hecho que la tanda ofensiva central corra a cargo del experimentado Frederich Cepeda como tercer madero y bateador designado, Alfredo Despaigne en el cuarto turno y jardinero izquierdo, y Willian Saavedra como quinto e inicialista. Si alguna posición provoca duda es precisamente la receptoría. Las opciones corren a cargo de Frank Camilo Morejón y Yosvani Alarcón. El primero con mejores dotes defensivas y el segundo con mayor aporte desde el cajón de bateo. Creo que por lo conseguido por Morejón en la segunda etapa y los play off de la Serie 56, así como las experiencias vividas cuando han coincidido ambos receptores en equipos Cuba, la elección será la del industrialista, quien es capaz de guiar el pitcheo poco profundo de la nómina antillana mejor que cualquier otro pelotero en activo dentro de nuestro país. Otro aspecto que brinda algo de disyuntiva para el alto mando cubano es el hombre proa, con dos variantes fundamentales: el zurdo Roel Santos o el diestro Víctor Víctor Mesa. La salida más fácil sería decir que alinearán en dependencia de la mano de lanzar del pitcher contrario, algo en lo que yo realmente creo poco. He visto a Santos conectar con facilidad ante serpentineros de la mal llamada mano equivocada, aunque ya en un nivel superior es harina de otro costal. También preocupa el caso de la llamada esquina caliente, donde un par de matanceros se disputan la titularidad. Al parecer Yurisbel Gracial le ganó el pulso a Jefferson Delgado en una posición donde históricamente Cuba ha presentado a verdaderas estrellas. ¿Podrá cumplir alguno de ellos con la historia alrededor del tercer cojín? La combinación de doble play es de estreno, y puede que al principio de la campaña 56 nadie pensara en estos dos nombres para el Clásico Mundial. El torpedero camagüeyano Alexander Ayala y el camarero Carlos Benítez son la muestra más fehaciente de que el rendimiento en la competición doméstica es un eslabón fundamental para empeños mayores. Y por si fuera poco, Benítez fue el mejor bateador en la Serie del Caribe y Ayala se mostró igualmente en perfectas condiciones a la defensa y con el bate en la mano. La otra posibilidad se encuentra en el rigth field pero el novel Yoalkis Céspedes ha respondido a la confianza, aunque la variante del 32 de Matanzas no es descabellada. Estas son las armas de Martí: las ganas, el deseo y la combatividad de un grupo que tiene que soñar con los pies en el terreno e imprimirle la alegría necesaria a cada acción, para que al final, si el resultado no es el esperado, yo sepa perdonarlos.

 

Cuba en los Clásicos

2006

Primera ronda

  • Victoria ante Panamá 8-6 en San Juan (Puerto Rico)
  • Victoria ante Holanda 11-2 en San Juan (Puerto Rico)
  • Derrota ante Puerto Rico 2-12 en San Juan (Puerto Rico)

Segunda ronda

  • Victoria ante Venezuela 7-2 en San Juan (Puerto Rico)
  • Derrota ante República Dominicana 3-7 en San Juan (Puerto Rico)
  • Victoria ante Puerto Rico 4-3 en San Juan (Puerto Rico)

Semifinal

  • Victoria ante República Dominicana 3-1 en San Diego (Estados Unidos)

Final

  • Derrota ante Japón 6-10 en San Diego (Estados Unidos)

2009

Primera ronda

  • Victoria ante Sudáfrica 8-1 en Ciudad México
  • Victoria ante Australia 5-4 en Ciudad México
  • Victoria ante México 16-4 en Ciudad México

Segunda ronda

  • Derrota ante Japón 0-6 en San Diego (Estados Unidos)
  • Victoria ante México 7-4 en San Diego (Estados Unidos)
  • Derrota ante Japón 0-5 en San Diego (Estados Unidos)

2013

Primera ronda

  • Victoria ante Brasil 5-2 en Fukuoka (Japón)
  • Victoria ante China 12-0 en Fukuoka (Japón)
  • Victoria ante Japón 6-3 en Fukuoka (Japón)

Segunda ronda

  • Derrota ante Holanda 2-6 en Tokio (Japón)
  • Victoria ante Taipei de China 14-0 en Tokio (Japón)
  • Derrota ante Holanda 6-7 en Tokio (Japón)

Dayán García La O

 
Dayán García La O