0
Publicado el 13 Febrero, 2017 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

ALGO QUE PUEDE INTERESARLE

Breves del deporte mundial

Después de años de enfrentamientos, reproches y denuncias, el legendario exfutbolista argentino Diego Armando Maradona firmó la paz con la FIFA
Muy bello como se muestra en la foto, el mítico estadio Maracaná se encuentra en peligro por su abandono después de los Juegos Olímpicos.

Muy bello como se muestra en la foto, el mítico estadio Maracaná se encuentra en peligro por su abandono después de los Juegos Olímpicos.
(Foto: diariocontexto.com.ar)

UNA LÁSTIMA. Menos de seis meses después de que Río de Janeiro albergara los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica, varias sedes del evento se encuentran inactivas e incluso en mal estado, planteando interrogantes sobre un legado que, según los organizadores, beneficiaría a la ciudad y a sus residentes, reflejó un despacho de la agencia de noticias británica Reuters. “Pensamos que esto sería para nosotros”, dijo Alex da Silva Ferreira, un mecánico que caminaba junto a su hijo de siete años frente al portón cerrado de lo que se suponía sería un parque en Deodoro, barrio que acogió las pruebas de piragüismo y bicicleta de montaña. “Ha estado cerrado todo este tiempo”, indicó. La falta de actividad y mantenimiento afecta a varias de las instalaciones olímpicas, entre ellas la sede de las competencias de natación, donde los cráteres formados por unas piscinas desmontadas acumulan agua estancada. El famoso Maracaná, escenario de las ceremonias de apertura y clausura, y uno de los estadios de fútbol más emblemáticos del mundo, tiene su cancha llena de suciedad y matorrales. El césped se encuentra amarillento, las barandillas oxidadas, han existido robos en serie. No es todo: la electricidad se cortó recientemente debido a una disputa financiera entre los funcionarios locales y el contratista a cargo de administrar el recinto. Antes de los juegos, los organizadores promocionaron las sedes como instalaciones que podrían ser fácilmente reutilizadas en una ciudad amante de los deportes. Pero apenas un torneo de voleibol playa se ha jugado, lo que incluso generó críticas porque esto conllevó tirar arena en la cancha donde se disputó el tenis olímpico. “Supongo que la arena es mejor que nada, pero es patético no estar jugando al tenis allí”, dijo el extenista Fernando Meligeni, que terminó cuarto en los juegos de Atlanta en 1996. “Es un momento complicado”, dijo Patricia Amorim, subsecretaria de Deportes de Río de Janeiro, durante una reciente visita a los terrenos donde se celebraron competencias de tenis, natación y baloncesto. “Es indudable la disconformidad que genera que este bonito parque, tan lleno no hace mucho tiempo, no esté siendo utilizado de la manera en que a nosotros, los residentes y los atletas, nos gustaría”, agregó la exnadadora.

Maradona firmó la paz con la FIFA. (Foto: Foto: La Nación)

Maradona firmó la paz con la FIFA. (Foto: Foto: La Nación)

ALGO QUE A USTED PUEDE INTERESARLE. Después de años de enfrentamientos, reproches y denuncias, el legendario exfutbolista argentino Diego Armando Maradona, de 56 años de edad, firmó la paz con la FIFA, que lo designó como embajador y capitán del equipo de las leyendas del organismo mundial, reportó la agencia alemana DPA. “Finalmente puedo cumplir uno de los sueños de mi vida, trabajar por una FIFA limpia y transparente, con personas que realmente aman el fútbol”, indicó el campeón mundial de 1986 en un mensaje en su cuenta de Facebook, junto con una foto con el presidente de la entidad, el suizo Gianni Infantino. “En reconocimiento a su única y excepcional contribución al fútbol, la FIFA está buscando la mejor manera de colaborar con Maradona”, indicó un portavoz del organismo con sede en Zúrich. “Nos aseguraremos de que tenga un papel importante en la promoción del fútbol a través de su participación en proyectos de desarrollo relevantes y el programa de leyendas de la FIFA”. En ese sentido, Maradona será el capitán del equipo de leyendas que el organismo utiliza como promoción, confirmó desde Zúrich su abogado, Matías Morla. En la previa de la entrega del premio The Best en enero, el exfutbolista participó de un partido junto a Infantino y astros mundiales como David Trezeguet, Cafú y Carles Puyol, entre otros. Excapitán y exseleccionador de Argentina, Maradona estuvo alejado durante más de dos décadas de la FIFA, a la que criticó con dureza y a la que calificó de “mafia”, desde los tiempos en los que la presidían el fallecido brasileño Joao Havelange y luego el suizo Joseph Blatter. Tras la salida de este último del poder, el argentino apoyó en las elecciones presidenciales al príncipe jordano Ali bin Al Hussein y acusó de “traidor” a Infantino, el candidato que finalmente ganó. Sin embargo, esas diferencias quedaron enterradas después de que Infantino y Maradona se reunieran en París a mediados de junio. “Para lo que quiera Infantino yo voy a estar. No tengo ningún problema. Voy a ayudar, voy a colaborar”, afirmó Maradona en enero en Suiza tras la gala anual de la FIFA. El pibe de oro había anticipado que su objetivo era “llegar a la FIFA para limpiar a la AFA (Asociación del Fútbol Argentino). Y lo voy a hacer. Si tengo que pisar cabezas, lo haré. No voy a perdonar a nadie”, afirmó, y destacó además que Infantino está molesto con la gestión de la Comisión Normalizadora que está gobernando la AFA. La crisis de la Asociación es una de las mayores de toda su historia, e incluye, entre otros puntos, deudas de varios meses de sueldo a jugadores de varios clubes. (R. P. V.)

 


Rafael Pérez

 
Rafael Pérez