0
Publicado el 20 Febrero, 2017 por Prensa Latina en Deportes
 
 

Espectacularidad japonesa en lucha

Shinobu Ota y Kenichiro Fumit Ambos gladiadores disputaron la final en la división de 59 kilogramos del estilo grecorromano, tras remontar en semifinales ante los cubanos Javier Almenares y Damián Solenzal, respectivamente

(Foto: Anaray Lorenzxo)

Los japoneses Shinobu Ota y Kenichiro Fumita pusieron este domingo las notas más espectaculares al comenzar en La Habana los torneos internacionales de lucha Granma-Cerro Pelado.

Ambos gladiadores disputaron la final en la división de 59 kilogramos del estilo grecorromano, tras remontar en semifinales ante los cubanos Javier Almenares y Damián Solenzal, respectivamente.

Pero si esos pleitos fueron emotivos, también la fue la discusión del trono, en la cual se impuso Ota, subcampeón olímpico de Río de Janeiro-2016, del mismo modo viniendo de atrás hasta vencer 8-7.

Mi principal objetivo era la revancha con Ismael Borrero (oro en Río), pero ya me lo encontraré en el camino hacia Tokio-2020, en este combate la clave fue presionar todo el tiempo a mi rival, explicó tras coronarse.

(Foto: anaray Lorenzo)

Borrero presentó molestias en sus costillas y el colectivo médico prefirió no arriesgarlo en el certamen.

El otro foráneo que se alzó con el oro fue el estadounidense Geordan Speiller, quien venció 7-6 en final directa al anfitrión Antonio Durán, en la categoría de 80 kilogramos.

Para Cuba fueron los dos restantes oros, el de 71 para Yosvany Peña y el de 98 para Reinier Díaz, en ambos casos ante oponentes de su mismo país.

Mañana proseguirá el certamen con la disputa de preseas en las divisiones de 66, 75, 85 y 130 kilogramos, igualmente de la modalidad clásica. (PL)


Prensa Latina

 
Prensa Latina