0
Publicado el 9 Marzo, 2017 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

BALONCESTO (M)

Andy Boffil, auténtico francotirador

Los búfalos, campeones defensores deberán esperar a la venidera temporada para figurar entre los equipos importantes del evento elite
Compartir

Logo Liga superior de baloncestoPor ABELARDO OVIEDO DUQUESNE

El encuentro liguero de baloncesto para varones ha enseñado en esta ocasión varias aristas. Pero una que ningún observador contradice se refiere a Andy Bofill. El artillero del equipo Villa Clara ha demostrado consistencia a lo largo de toda la temporada; y disfruta del calificativo de horcón bien plantado de la selección que marcha en pos de conquistar un título que le resulta esquivo desde el siglo pasado.

El estudiante de periodismo que se ejercita en el semanario villaclareño Vanguardia dialogó con el  baloncetista oriundo de Caibarién.

“De todos los integrantes del equipo Villa Clara solo Andy Boffil vivió la anterior estructura  de la Liga Superior de Baloncesto. Es el único jugador de la plantilla que supera los treinta años, por lo que ocupa en estos Lobos el rol que tenía Sergio “El Tigre” Ferrer en aquel mítico Centrales. Desde su perspectiva de veterano y jugador de máximo nivel en Cuba, esta semana conversó con Vanguardia antes de partir para Ciego de Ávila a disputar la tercera fase del campeonato.

Desafortunada la defensa que le proporcione espacio al villaclareño durante algún instante del cotejo. (Foto: Yariel Valdés/archivo de Van-guardia)

Desafortunada la defensa que le proporcione espacio al villaclareño durante algún instante del cotejo. (Foto: Yariel Valdés/archivo de Van-guardia)

—Se te ve más motivado este año, más compenetrado con el equipo…

—La química que tenemos es producto de los entrenadores. Ellos han sabido llevar al equipo. Otras veces había problemas entre los entrenadores y los atletas que ahora no suceden.

— ¿Qué te parece la variante de un nuevo refuerzo y la posibilidad de cambiar a uno de los que estaba?

—No me gusta esta segunda ronda de refuerzos. Eso de cambiar a un jugador que ha estado toda la temporada con el equipo. Eso se ve feo. Afecta la química de los equipos. Si es cierto que te va ayudar, si todos van a pedir nosotros también, pero la idea en general no me gusta.

—A propósito, Mario Luis Troyano lo ha hecho muy bien…

—Lo ha hecho bien. Ha aprovechado la oportunidad de que Didiel (González) está lesionado y solo está como cambio porque Romero está jugando a un gran nivel. En el terreno está el que mejor lo haga. Pero él se ha adaptado bien a nuestro juego.

 — ¿Por qué crees que tu nombre, desde hace tiempo, no está en la lista de la pre selección nacional?

—Quizás fue porque en un año en que no había ningún torneo internacional, me llamaron a entrenar al Cerro Pelado y yo necesitaba descansar. Pedí solo unos meses y parece que la directiva se lo tomó mal. Es cierto que eran otros entrenadores, los que hay ahora tienen otra mentalidad, que puede salir bien o no, pero van con la lógica del rendimiento. Eso es lo que hará mejorar el baloncesto.

— ¿Crees que el método de selección no es el correcto?

El problema es que tenemos un concepto erróneo de la preselección. Ya en septiembre están matriculados todos los jugadores, antes del Torneo de Ascenso. Eso desmotiva a los jugadores, muchos siguen jugando porque les gusta. Siempre un atleta quiere una recompensa y a veces muchos lo merecen y no los premian. Hay jugadores que están en la preselección y ni siquiera juegan en sus equipos. Mi criterio es que si un jugador forma parte de la preselección nacional, debe demostrarse la superioridad en la cancha, cosa que aquí no pasa. Tienes que ser líder en tu equipo, aunque pierda, pero que se vea que eres la máxima autoridad en el terreno aunque el baloncesto sea colectivo.

— ¿Si te llaman regresarías al equipo Cuba?

—Yo sí. Lo dije una vez y lo vuelvo a decir: yo llevo cuatro años en el mismo nivel. Creo que desde entonces me he convertido en un jugador más completo. Un jugador que anota pero pasa, un jugador que cuando está mal a la ofensiva defiende, más completo en todos los sentidos. Tiene mucho que ver con la experiencia, ahora que la tengo lo estoy aprovechando. He aprendido a dejar más cosas al resto del equipo, porque no puedo estar todo el tiempo a la misma velocidad. Tienes que saber que hay un tercer y último cuarto, que es donde se definen los juegos. Estando en cancha arrastro marcas y eso les permite a los muchachos desahogarse y hacer su juego. Y cuando creo que es el momento tomo el protagonismo.

— ¿Estás entusiasmado con este equipo?

—Los entrenadores han sabido trabajar individualmente el físico, han sabido hacer un verdadero equipo. Porque en realidad no tenemos un gran grupo de figuras. Yo se lo digo siempre a los entrenadores: no quiero que me digan que yo soy figura. Yo soy uno más aquí en este equipo. El respeto se lo gana uno en el terreno, quiero que me hablen de mis resultados no por mi nombre, ni por fama. No creo en eso de la fama. Yo creo en los hombres de este equipo y en mí cuando salimos al terreno.

 

Los búfalos, fuera del podio

LSB Equipo búfalos.

(Foto: Radio Cadena Agramonte)

La tragedia, una situación quizás nunca imaginada por los seguidores del equipo de baloncesto de Ciego de Ávila, clasificación masculina, visita a los líderes del clásico liguero en nueve ocasiones.

Y esa realidad sobrecoge un tanto a los aficionados de esa disciplina en aquella localidad, pues su repesentativo ha liderado la justa en nueve ocasiones y, por supuesto, es el máximo triunfador de la justa instaurada en 1993.

Como buenos competidores los búfalos intentarán aumentar el nivel del baloncesto exhibido en esta temporada y, aunque no concurran a la postemporada, seguramente dejarán una buena imagen al terminar el tercer, y último, pedazo de la ronda preliminar que se juega en  la llamada capital de la piña.

Los campeones defensores, cuenta la versión digital del semanario Invasor, obtuvieron su quinta victoria en, pero sus posibilidades de pasar a la discusión de medallas apenas existen.

“Ante Los Tigres de Camagüey, la selección titular de Cuba, en nueve ocasiones, se mostró con similar paso al sostenido durante el torneo: partidos muy reñidos y, luego, deficiencias en los últimos cuartos, en los cuales se les han escapado varias posibilidades de triunfo.

“Frente a los agramontinos no fue la excepción: dominaron los dos primeros parciales (13-7 y 14-13), pero en el tercero cedieron 12-21, por lo que arribaron a la última decena de minutos con pizarra desfavorable de 39-41.

“El juego se mantuvo tenso hasta los segundos finales, cuando parecía que Camagüey se llevaba los honores por un triple de Yoimar López, que le dio ventaja de tres a su elenco, justo cuando quedaban menos de 50 segundos por jugar.

“Lo que no esperaban Los Tigres fue la reacción del avileño William Granda, quien a siete segundos del pitazo final ripostó con otra tríada, que igualaba el choque a 57 cartones y obligaba a desarrollar el tiempo extra.

“En la siguiente fase del juego Los Búfalos jugaron como en sus mejores temporadas y dominaron 14 rayas por seis de sus rivales, de ahí que la pizarra final fue de 71-63, favorable al equipo sede de la tercera fase de la LSB.

“La sesión matutina tuvo, además, el cotejo entre Capitalinos y Pinar del Río, dominado por los habaneros 66-60, por lo que ambos elencos coinciden ahora con balance de 10 triunfos y cinco descalabros, más sus respectivos “pasaportes” a semifinales”.

 

Tabla de posiciones

1.Villa Clara (13 y 2). 2/3. Capitalinos y Pinar del Río (10 y 5); 4. Matanzas (9 y 6). 5/6 Camagüey y Santiago de Cuba (6 y 9). 7. Ciego de Ávila (5 y 11). 8. Guantánamo (0 y 14). Al redactar esta información quedaban pendientes los enfrentamientos entre Matanzas y Santiago de Cuba, y Villa Clara-Guantánamo.

 

Compartir

Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne