0
Publicado el 10 Marzo, 2017 por ACN en Deportes
 
 

Cuba cumplió y va por más(+Video)

Sobre Despaigne, protagonista del gran slam que permitió las únicas anotaciones del elenco, el mentor Carlos Martí aseveró que es un líder en cualquier equipo, ya sea con Granma, Cuba o la Liga Profesional Nipona

Por Evelyn Corbillón Díaz, enviada especial de la Agencia Cubana de Noticias

Tokio, Japón 10 mar.- El estadio Tokyo Dome de esta urbe nipona fue testigo de la materialización de la principal meta del equipo cubano de béisbol: clasificar a la segunda ronda del IV Clásico Mundial del deporte, en lo que se puede calificar como un juego tenso y disfrutado por la afición.

Aún emocionado por la actuación de sus discípulos ante Australia (4-3), el mentor Carlos Martí Santos no dudó en compartir con la prensa cubana acreditada al evento, a la cual manifestó su regocijo y los deseos de una buena marcha en la etapa que se avecina.

Vamos a salir a “fajarnos” con el que sea como están acostumbrados los cubanos para obtener la victoria, precisó el timonel al referirse a los desafíos venideros frente a Israel, Holanda y Japón.

Apuntó que para el encuentro ante los australianos indicaron a los serpentineros trabajar en las esquinas, sobre todo con el rompimiento, porque el contrario le pegaba muy bien a la recta.

Agregó que el cuerpo técnico estudiará el grupo de regulares, pues por ejemplo, el camarero Carlos Benítez no estuvo a la altura de las expectativas en sus presentaciones, y quizás Yordan Manduley pueda sustituirlo.

Los demás hay que alternarlos, porque a veces salen muy bien a batear y otras no, por lo que siempre tratamos de estabilizar la alineación con la mira en la segunda etapa, remarcó.

Puntualizó que aún no definen el abridor ante el conjunto de Israel y deberán analizar qué lanzadores pueden jugar, a partir de la cantidad de envíos realizados en los distintos enfrentamientos y las jornadas de descanso para cada uno, como figura el reglamento del torneo.

Sobre Despaigne, protagonista del gran slam que permitió las únicas anotaciones del elenco, aseveró que es un líder en cualquier equipo, ya sea con Granma, Cuba o la Liga Profesional Nipona.

Tras ser interrogado acerca de la repercusión del desafío para su carrera en la pelota cubana por más de cuatro décadas, Martí Santos resaltó el significado de tratarse de un enfrentamiento clave y en representación de la bandera tricolor, en tanto consideró que ganar una Serie Nacional también es importante.

Destacó el rol de la gira de preparación por naciones asiáticas para definir los roles de cara al Clásico y que el conjunto se aclimatara.

Nuevamente enfrentaremos a Japón, va a ser difícil pero trataremos de jugar con las mismas energías que hasta ahora, concluyó.

De los choques correspondientes a la segunda ronda del Clásico, saldrán los cuatro semifinalistas que disputarán el avance a la discusión de la corona, con sede en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos.

Un jonrón por Cuba

(ACN)

Cuando en el quinto episodio y bases llenas el toletero Alfredo Despaigne pegó un jonrón, devolvió el aliento a buen parte de la afición del estadio Tokyo Dome que anhelaba la victoria de Cuba ante Australia, y a quienes en la mayor isla de las Antillas soñaban con el avance de la selección a la segunda ronda del IV Clásico Mundial de Béisbol.

En esa posición también estaban los alumnos del experimentado Carlos Martí Santos, que hasta ese momento habían conectado seis hits, pero no combinaban los elementos del juego en función de anotar carreras.

El gran slam a la pradera izquierda del Caballo de los caballos, sobrenombre con el cual es conocido Despaigne, dejó atónito al pitcher australiano Lachlan Wells, que tenía la pizarra con dos outs y le envió una recta sobre las 90 millas; en tanto constituyó el segundo bambinazo de los caribeños en la lid, ambos a la cuenta del granmense.

Como hace ocho años y frente al mismo rival, un cuadrangular definió el pase de los caribeños a la siguiente ronda, en aquella ocasión el pinareño Yosvani Peraza sacó la bola del parque en el octavo inning y selló el éxito 5- 4.

Despaigne- que participa en su tercer Clásico- repitió la historia ante un público que “saboreó” esa conexión y desde las gradas manifestó su júbilo.

Al concluir el choque (cuatro por tres),  el capitán de la franquicia dijo a la prensa cubana acreditada al evento que sabía la importancia de marcar debido a lo decisivo del partido, y cumplió las expectativas de sus compañeros.

Halagó el trabajo de la selección y el desempeño en los tres juegos efectuados en la etapa clasificatoria, ante Japón, China y Australia.

Igualmente destacó que se trata de uno de los cuadrangulares transcendentales en su carrera, más allá de liderazgos en el mayor certamen de béisbol entre naciones.

Espero que se me dé la oportunidad de conectar más vuelacercas en situaciones decisivas en los encuentros venideros, apuntó en la conferencia de prensa que precedió al duelo ante los “canguros” y aseveró su confianza en que el conjunto avance en la competencia, si bien desde el 11 de marzo medirá fuerzas frente a contendientes difíciles.

Cuba se verá las caras con Israel, Holanda y Japón en la segunda fase del Clásico Mundial, de la cual saldrán los dos clasificados a la semifinal, a disputarse en Los Ángeles, Estados Unidos.

Swing de grand slam pone a Cuba en la segunda ronda del Clásico
Por Lubia Ulloa Trujillo

(ACN)

Un jonrón con las bases llenas de Alfredo Despaigne le aseguró a Cuba su pase a la segunda ronda del grupo B del IV Clásico Mundial de Béisbol tras vencer  cuatro carreras por tres a Australia en el duelo que decidió la clasificación.

En el estadio Tokio Dome, de esta urbe japonesa, Despaigne, el Caballo de los caballos, como lo identifican en la Isla, la dio a la hora buena con un swing de grand slam cuando su equipo perdía cero por una a favor de los australianos en el quinto episodio.

Luego de dos ponches, uno a la cuenta de Frank Camilo Morejón y otro a la de Yoelkis Céspedes, Roel Santos dio jit al jardín central, Alexander Ayala conectó otro por tercera y Frederich Cepeda recibió boleto, Despaigne cumplió lo que prometió a la afición cubana.

La Mayor de la Antillas comenzará la segunda vuelta el domingo venidero frente a Israel, líder de la llave A, en la que Holanda clasificó de segundo.

En dos entradas y dos tercios que lanzó el abridor cubano Lázaro Blanco la novena australiana le embasó a dos hombres en cada una, pero el granmense logró retirarlos y siempre sacó los tres out.

En su lugar entró el zurdo Yoanni Yera para enfrentar al bateador de igual mano Logan Wade, quien recibió ponche.
La primera oportunidad de Cuba de anotar carreras la perdió en el cuarto episodio cuando embasó a dos hombres, uno por boleto y otro por pelotazo, y Yurisbel Gracial conectó jit al central para llenar las bases, pero Carlos Benítez bateó para doble play y ya se contaba con un ponche  de Despaigne.

Australia no la dejó pasar en el quinto capítulo y marcó la primera carrera por combinación de un boleto, un robo de base y un sencillo impulsor de Logan Wade, que hizo explotar a Yera y lo relevó Vladimir García.

Los del país continente anotaron su segunda del juego en el séptimo inning por cuadrangular de Trent Oeltjen, y en el octavo con dos out y hombre en segunda Liván Moinelo, que sustituyó a García, no pudo evitar que el corredor de segunda sumara la tercera carrera por impulsada de Mitchel Denning .

Miguel Lahera, en el mejor relevo del picheo cubano, logró retirar de uno, dos y tres la novena entrada de los australianos.
En el Marlins Park de Miami, Estados Unidos, otra de las sedes del Clásico Mundial, donde juega el grupo C, República Dominicana,  monarca defensor, derrotó en su debut a Canadá nueve carreras por dos.

Mientras, en Jalisco, otra de las ciudades que acoge la celebración del evento de las bolas y los strikes, Italia venció a México en el final del noveno episodio con un rally de cinco carreras, la última y decisiva impulsada por John Andreoli, cuando los aztecas ganaban nueve por cinco.


ACN

 
ACN