0
Publicado el 16 Marzo, 2017 por ACN en Deportes
 
 

El sábado se corre el Maratón de la Esperanza en homenaje a Terry Fox

En La Habana la salida y meta estará situada frente a la sala polivalente Kid Chocolate, con un recorrido que incluirá calles como Prado y Neptuno hasta completar los dos mil 900 metros del circuito
El ya tradicional Maratón de la Esperanza Terry Fox

El ya tradicional maraton se correrá el sábado 18

Manuel Asseff Blanco

Una fiesta por la vida, la solidaridad y el amor, así definieron en esta capital lo que será la edición XX del Maratón de la Esperanza Terry Fox, en homenaje al joven canadiense convertido en símbolo de lucha contra el cáncer.

Carlos Gattorno, director del proyecto Marabana/Maracuba, aseguró  en el Centro de Prensa Internacional que el próximo sábado 18 de marzo en toda Cuba se recordará una vez más a Terry Fox, cuyo ejemplo sirve de inspiración para todas las personas que defienden la vida.

Agregó que la carrera se efectuará en todos los municipios del país, con arrancada de forma simultánea a las 10 en punto de la mañana a través de la emisora Radio Reloj, en un evento que será participativo y que no tendrá premiaciones.

En La Habana -dijo-, la salida y meta estará situada frente a la sala polivalente Kid Chocolate, con un recorrido que incluirá calles como Prado y Neptuno hasta completar los dos mil 900 metros del circuito.

Patrick Parisot, embajador de Canadá en Cuba, significó que para él y su esposa será un gran privilegio estar en la Isla por primera vez en un suceso lleno de amor y solidaridad.

Y añadió, la historia de Terry Fox ha inspirado a muchas personas en el mundo, me siento orgulloso al saber que aquí se apoya tanto la noble causa de combatir el cáncer.

En el Maratón de la Esperanza se le rendirá tributo a la memoria del joven canadiense, quien realizó un gran sacrificio para recaudar fondos en busca de una cura contra esa enfermedad, que cegó su vida con apenas 22 años.

Fox sufrió la amputación de su pierna derecha seis pulgadas por encima de la rodilla, a los 18 años de edad, y con una prótesis corrió 42 kilómetros durante 143 jornadas consecutivas.

Su espíritu de nunca darse por vencido en la batalla contra ese mortal padecimiento motivará a los cubanos a salir a las calles, ya sea para correr o caminar, como muestra de que mediante el ejercicio físico se puede combatir esa dolencia. (ACN)


ACN

 
ACN