0
Publicado el 23 Mayo, 2017 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

ESGRIMA

Laverdeza opina

El ahora estratega de la selección cubana de sable, clasificación masculina, ofrece detalles sobre su arma en el Campeonato Centroamericano y del Caribe

Por ABELARDO OVIEDO DUQUESNE

Laverdeza confía en que los sablistas dominarán el escenario continental.

Laverdeza confía en que los sablistas dominarán el escenario continental.

Uno de los sablistas que más ha avanzado en el organigrama de unos  juegos olímpicos es José Laverdeza. El santiaguero finalizó en el noveno escaño de la máxima fiesta cuatrienal escenificada del 19 de julio a 3 de agosto de 1980 en Moscú, actual capital de Rusia. Desde hace unas temporadas  trabaja con los integrantes de la preselección nacional. El hijo de la Ciudad Héroe, quince años en la selección nacional y 30 como estratega, accedió al diálogo con Bohemia sobre el quehacer del sable en el Campeonato Centroamericano y del Caribe escenificado hace varias jornadas en San Juan, la capital de Puerto Rico.

Venezuela lideró el encuentro que acogió la Isla del Encanto  con seis medallas de oro tres de plata y dos de bronce escoltada por cuba (4-3-7) y México, 2-2-6.

Las autoridades de la disciplina en la Isla califican de buena la actuación de todos los tiradores pues cruzaron aceros sin tener la cantidad requerida de asaltos de calidad para un intercambio que otorgó vías para laslides de los Juegos deportivos centroamericanos y del caribe de Barranquilla, Colombia, en 2018.

De las tres armas, quizás el sable fue la de menos trascendencia en el medallero, por causa de no apoderarse de un título. El quehacer de los caballeros fue de dos medallas de bronce gracias a los desempeños Yoandri Iriarte y Noslan Montalvo.

Como aún está pendiente la participación en la lid continental que organizará en junio Canadá, los muchachos regresaron pronto a los entrenamientos. Y Laverdeza los esperaba para ensayar algún nuevo juego táctico válido para sobresalir en el escenario internacional durante este cuatrienio. En un momento de asueto entre una clase y otra aceptó el diálogo. “El resultado en Puerto Rico fue inferior al de las otras armas, pero también fue inesperado, porque como asistimos a pocas competencias, carecemos de un criterio exacto acerca del comportamiento de nuestros alumnos”.

“El rendimiento en el torneo por equipos, aceptó, fue bajo. Ello obedece a que conocemos poco las habilidades de los tiradores en ese tipo de intercambio Y corremos el riesgo de inscribir un erróneo orden de los tiradores para el match. En estos momentos probamos para conocer al muchacho indicado para abrir, cerrar y el responsable de garantizar dos  o más asaltos en cada  discusión.

“Cuando estaba activo, esas responsabilidades estaban definidas. Guzmán Salazar no tiraba en la porfía individual, pero aseguraba dos sonrisas ante cualquier elenco rival. Manuel Ortiz y yo teníamos el peso de abrir o cerrar, así como de lograr tres victorias en cada disputa.

“Actualmente cada tirador debe llevar a la pizarra cinco puntos. De lo contrario, su relevo deberá compensar la desventaja. Por esa razón se le concede mucha trascendencia al resultado del asalto de apertura y al del cierre. Los técnicos prefieren para esos momentos a los tiradores más curtidos.

“Trabajaremos para fortalecer a los muchachos técnicamente, para que reducir la distancia cualitativa entre sí y alcancen alguna paridad con los equipos más fuertes de continente. En Barranquilla obtendremos uno de los tres primeros lugares en las dos competencias”.

La federación cubana desea aumentar los rendimientos de los esgrimistas en este cuatrienio. Para lograr una actuación superior a la de Veracruz, México, en 2014, resulta ineludible conformar los necesarios puentes. Así, los esgrimistas deben acudir a más encuentros para probar, y experimentar, en marco ideal posible. Solo ese escenario permite confeccionar inequívocas evaluaciones. Varias armas, sospecho, no precisan competir en lides europeas, sino en las más relevantes de esta parte del mundo, porque su altura dista de la sustancialmente de aquella realidad. En otras modalidades sí es conveniente iniciar ya las comparecencias a foros del Viejo Continente, pues ello aumentará el caudal de estrategias solicitadas para comparecer con la calificación de inexpugnable  a Lima, Perú, anfitriona de los venideros Juegos Deportivos Panamericanos 2019.

Titulares en Moscú, Toronto y Río

El olímpico Yaondri Iriarte de cara a convertirse en un tirador más certero.

El olímpico Yaondri Iriarte de cara a convertirse en un tirador más certero.

El LXXVI Campeonato Mundial de Esgrima se celebró en Moscú (Rusia) entre el 13 y el 19 de julio de 2015. Las competiciones se realizaron en el Estadio Olimpiski de la urbel euroasiática. Los líderes de la cita fueron: Park Sang-Young (KOR), Imre Géza (HUNG) y Grumier Gauthier, de Francia. Por equipos, Anatoli Herei, Dmytro Kariuchenko, Maxym Khvorost, Bohdan Nikishyn llevaron a Ucrania al liderazgo.

Los duelos en los Juegos Deportivos Panamericanos Toronto 2015 se realizaron del 20 al 25 de julio en el Centro Acuático y Complejo Deportivo Panamericano CIBC. Cuba solo obtuvo una medalla de bronce por intermedio de los espadachines. Allí prevalecieron Rubén Limardo (VEN), José Domínguez (ARG), Hugues Boisvert-Simard y Jason Pryor, de Estados Unidos. Venezuela fue el colectivo más empinado. Los protagonistas del éxito: Rubén Limardo, Francisco Limardo, Silvio Fernández.

El Pabellón Olímpico 1 de Río de Janeiro fue el escenario, del 6 al 14 de agosto, de los XXXI Juegos de la Era Moderna. En total se disputaron 10 pruebas, cinco para los caballeros e igual cantidad para las damas.

El sudcoreano Park Sang-Young resultó el campeón de la competencia perteneciente a la llamada arma veleidosa. Lo escoltaron el húngaro Imre Géza y el galo Grumier Gauthier. La selección francesa conquistó el máximo lauro, gracias a las manifestaciones sobre la pistilla de competencia de Yannick Borel, Grumier Gauthier, Daniel Jérent y Jean-Michel Lucenay.piedefotos


Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne