0
Publicado el 2 Junio, 2017 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

BALONCESTO: Deuda abonada

La Federación Internacional de la disciplina (FIBA) inaugura este primer año del ciclo con la preliminar de la I Copa del Mundo para hombres

Por ABELARDO OVIEDO DUQUESNE

La FIBA ingresó en el grupo de las audaces. Ya integra la lista de las entidades que poseen Copa del Mundo con un prolongado sistema eliminatorio. (Foto fiba.com)

La FIBA ingresó en el grupo de las audaces. Ya integra la lista de las entidades que poseen Copa del Mundo con un prolongado sistema eliminatorio. (Foto fiba.com)

Desde el siglo XX la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) debía a los aficionados la organización de un encuentro cuya magnitud provocara altísimas pulsaciones a los fanáticos de este deporte; excitara los corazones de los escépticos a niveles insospechados; despertara sueños, y estimulara estados de opinión idénticos a los que promueven los analistas íntegros, plenos y determinados.

La entidad abonará la cuenta, porque a partir de esta temporada ocurrirán las rondas preliminares de la I Copa Mundial, clasificación masculina, cuyo éxito está apoyado, pues el equilibrio entre los contendientes propicia que el baloncesto sea la tercera especialidad más reclamada en el mundo. Además, por causa de las emotivas jornadas de sus intercambios, conforma el binomio de especialidades (la primera es el atletismo) más acompañada por los aficionados en los cumpleaños de los Juegos de la Era Moderna.

Para beneplácito de los seguidores del deporte de las canastas, la onda del más dinámico y creativo de los de equipo se extenderá por casi todo este cuatrienio que finalizará en el verano de 2020 en Tokio, Japón.

El clásico inaugurará su curso dentro de varias semanas. El tramo conclusivo será en 2019 en la República Popular China. Su formulación competitiva es parecida a la concebida por la entidad mundial de fútbol. Los 16 colectivos de América involucrados, por ejemplo, se dividieron en cuatro apartados. La fase se desarrollará por el sistema de ida y vuelta. Cuba figura en la llave C junto a Estados Unidos, Puerto Rico y México. Uruguay, Argentina, Paraguay y Panamá son los inquilinos del grupo A. Arrendatarios del B son los colectivos de Venezuela, Chile, Colombia y todavía uno por decidir ¿Brasil? Canadá, Islas Vírgenes Norteamericanas, Bahamas y República Dominicana conforman el apartado D. Tras finalizar la ronda surgirán dos agrupaciones de seis participantes. Los tres primeros de ese segmento, y el mejor cuarto lugar, asistirán al tramo inaugural de la Copa que constará de 32 equipos distribuidos de la siguiente manera: cinco africanos, siete asiáticos más los anfitriones, y 12 europeos.

Cuba…

Cuba en pos de elevar, al menos, su techo competitivo en este ciclo que culminará en Tokio. (Foto CALIXTO LLANES/JIT)

Cuba en pos de elevar, al menos, su techo competitivo en este ciclo que culminará en Tokio. (Foto CALIXTO LLANES/JIT)

La entidad nacional está convencida de que el listón está bien alto porque los combinados de Estados Unidos, Puerto Rico y México poseen jugadores capaces, con apreciables rutinas.

Yoanis Zaldívar, Leonardo Pérez y Allen Jemmott dirigen la preparación de los 20 integrantes de la preselección del país. Los miembros de la terna enfrentan una ocasión única, pues acumulan poca experiencia de dirección en eventos de primerísimo nivel.

En un intercambio de BOHEMIA con Zaldívar: “Será una ejercitación un tanto extensa y eso nos conviene pues como el 40 por ciento de los jugadores son jóvenes, podremos solucionar, entre otros, problemas físicos y técnicos.

“Nuestro objetivo es pasar la primera manga. Encontraremos reconocidos adversarios. Pero ninguno de ellos logrará el nivel de inaccesible, si se aplican las formulaciones adecuadas durante el juego.

El santiaguero Javier Jústiz tienen previsto que gane protagonismo con el equipo Cuba.

El santiaguero Javier Jústiz tienen previsto que gane protagonismo con el equipo Cuba.

“Proporciona cierta ventaja jugar en casa. Aprovecharemos siempre esa situación. Para ese empeño los protagonistas serán Javier Justiz y Jasiel Rivero. Ambos deben llevar al marcador, como mínimo, 35 unidades en cada una de esas jornadas. Los del perímetro aportarán la cantidad de puntos que nos permita convertirnos en un competidor estable en la producción de 70-75 puntos.

“Una hoja que debe mantener signos favorables siempre es la dedicada a los rebotes. Como enfrentaremos a jugadores altos, experimentados y con envergadura, debemos proponernos obtener el 51 por ciento de los que surjan en los cotejos; y convertir en una fortaleza nuestro desempeño en el contraataque”.

Jugar antes de la competencia es un índice básico para cualquier colectivo técnico. A mi modo de ver los paisanos empezarán tarde ese quehacer. Según informó la federación, la selección recibirá, del 5 al 7 de agosto, a una universidad de Estados Unidos. Y luego celebrará entre 10 y 15 choques en China.

Una curiosidad surgió en el momento de la despedida. Se trataba de la ausencia de Andy Bofill, usualmente el mejor tirador desde la media y larga distancia. Los técnicos emitieron su opinión del villaclareño: “Es importante tener en la plantilla un jugador con sus características. Pero en la nómina poseemos otros con similar personalidad”.

Favoritos

Aunque el máximo clásico del baloncesto tiene una nueva formulación competitiva, Estados Unidos, líder en la pasada edición, ahora tampoco lo tendrá fácil. Por eso la federación de esa nación tomará muy en serio la conformación del representativo. Así, evitan otra vez un fracaso similar al de Atenas 2004. En aquella magna cita olímpica, la escuadra sufrió una amargura ante Puerto Rico en la apertura del evento. Y después sufrieron otras que casi la excluyen del cuadro de honor.

Entonces, el estreno de Greg Popovich será sui géneris. El afamado técnico seguro consultará a su predecesor porque, además de los adversarios de América, existen otros como España, Rusia, Francia, Lituania, Serbia, por citar solo algunos, que resultaron estimados rivales en los XXXI Juegos de la Era Moderna en Río de Janeiro, Brasil.

La especulación domina en las proximidades de la celebración de los eventos deportivos. Un empecinado analista definió que tipo de “líquido” se verterá en el interior de la I Copa del Mundo de Baloncesto por intermedio de un fenómeno natural: “El campeón manifestará tres cualidades inherentes a un huracán, como son la lluvia (clara disposición para mantener el equilibrio ofensiva-defensiva). Viento (invariable disposición para liderar la pugna por los rechaces).Y penetraciones del mar (pericia para realizar, y terminar eficazmente, los contraataques)”.

 

Sobria historia

Como todo deporte este también tiene su historia. Un pedacito de ella señala que el brasileño Oscar Schmidt es el máximo anotador de todos los tiempos en la competición. Sumó 916 puntos en cuatro torneos entre 1978 y 1990. Nikos Galis, de Grecia, es el máximo anotador en un campeonato, al promediar 33.7 puntos por partido en 1986. Tampoco aparece un predominio en la clasificación general del evento, por causa del ostensible aumento de la calidad en casi todos los continentes. Desde la última década del siglo XX, las clasificaciones generales han sido: 1990 (Yugoslavia. URSS. Estados Unidos). 1994 (Estados Unidos. Rusia. Croacia). 1998 (Yugoslavia. Rusia. Estados Unidos). 2002 (Yugoslavia. Argentina. Alemania). 2006 (España. Grecia. Estados Unidos). 2010 (Estados Unidos. Turquía. Lituania). 2014 (Estados Unidos. Serbia. Francia).

Al igual que en otras lides bajo su organización, la FIBA nombra al jugador más valioso en la cita. Desde que el torneo se abrió para los profesionales, en 1994, los implicados que pertenecen a la NBA han ganado los últimos cinco, ellos son: 1994: Shaquille O’Neal (Estados Unidos). 2002: Dirk Nowitzki (Alemania). 2006: Pau Gasol (España). 2010: Kevin Durant (Estados Unidos). 2014: Kyrie Irving (Estados Unidos).


Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne