0
Publicado el 7 Agosto, 2017 por Prensa Latina en Deportes
 
 

Jamaica va del cielo al infierno, ¿el fin de una era en atletismo?

Jamaica va del cielo al infierno, ¿el fin de una era en atletismo?

Foto: infobae.com

Por YASIEL CANCIO VILAR, enviado especial a Londres

Las decepcionantes faenas de Usain Bolt y Elaine Thompson dejaron a Jamaica sin medallas de oro en los 100 metros, en ambos sexos, por primera vez desde 2005, ¿estaremos asistiendo al fin de una era en la velocidad del atletismo mundial?

Evidentemente, Bolt ya no aportará más a la causa de la isla del reggae. El rayo decidió jubilarse en el Mundial de Londres-2017 y sus títulos quedaron en el pasado, ilustre por demás, brillante, único, pero historia.

El rey ganó en 2009, 2013 y 2015, pero su compatriota Johan Blake tapó el hueco de 2011 cuando hizo falta, para mantener a Jamaica como dominadora del hectómetro, una hegemonía abrumadora que parecía no tener fin.

Ahora Bolt quedó en tercer lugar, por detrás de los estadounidenses Justin Gatlin y Christian Coleman. Blake apenas llegó cuarto, fuera del podio.

Habría que remontarse hasta 2007 para encontrar el último título que no ganaron los velocistas hombres jamaicanos en los Mundiales de la última década, pero ese año no se fueron en blanco en los 100 metros porque la fantástica Verónica Campbell-Brown se llevó el oro entre las damas.

En 2005 había sido la última vez que se quedaron sin oro en la velocidad pura. Tuvieron que pasar 12 largos años para que Jamaica se fuera sin títulos en el hectómetro en ambos sexos y la supremacía se desvaneciera.

Ayer perdió Thompson, estrepitosamente, pese a salir de favorita. En realidad salía de amplia dominadora en las apuestas, pero los nervios la traicionaron en la final y observó bastante de lejos como se coronaba, in extremis, la estadounidense Tori Bowie.

Paradójicamente, la caída de la legión jamaicana coincidió con la elevación del imperio estadounidense, mediante las figuras de Bowie y Gatlin.

De hecho, Estados Unidos vio cercenado su dominio en los 100 metros con la irrupción vertiginosa de Jamaica hace una década, sin embargo, los norteños son los máximos ganadores históricos de esa distancia en ambos sexos.

O sea, al parecer la aureola de los jamaicanos comienza a desvanecerse y la dinastía de las barras y las estrellas irrumpe nuevamente con mucha fuerza en la faz de la Tierra.

Desde la fundación de los Mundiales de atletismo en 1983, Estados Unidos archiva siete títulos en los 100 metros para damas y ocho entre los caballeros, por cuatro en cada sexo de los jamaicanos, todos logrados a partir de Helsinki-2005.

Sin la necesidad de saber física cuántica o matemática pura podemos comenzar a hacernos preguntas: ¿estará cambiando el mapa de hegemonía “geodeportiva” de los 100 metros? ¿Desplazará el jazz al reggae en los años venideros? ¿Se habrá extinguido la magia jamaicana con el adiós prematuro de Bolt?

Por el momento una cosa es cierta y además muy triste: todos extrañaremos a Bolt y su carisma sobre las pistas del mundo, y Jamaica jamás volverá a contar con ese título al seguro que tuvieron durante los últimos años. (PL).


Prensa Latina

 
Prensa Latina