0
Publicado el 14 Agosto, 2017 por Dayán García La O en Deportes
 
 

 Ya suenan los maderos

¿Podrá Víctor Mesa ganar el campeonato, esta vez con Industriales? (ANARAY LORENZO COLLAZO)

¿Podrá Víctor Mesa ganar el campeonato, esta vez con Industriales? (ANARAY LORENZO COLLAZO)

Por DAYAN GARCIA LA O

Luego de cerrar sin ningún equipo invicto los segundos encuentros de la recién temporada 57 del beisbol cubano y a la vista del clásico Industriales-Santiago de Cuba, conviene una reflexión de arrancada.

Es causa y efecto, no hay que buscar explicaciones en otros conceptos filosóficos, ni ser Platón o Aristóteles para darse cuenta de que la disminuida fortaleza de los cuerpos de lanzadores de la serie nacional provoca que la ofensiva se multiplique, se ensanche en una salsa que al final termina por pasarnos factura allende nuestras fronteras.

Para graficar esta afirmación revisemos las primeras subseries de la campaña, o sea, los primeros 24 juegos, en los que se anotaron un total de 257 carreras para un promedio de 10.7 anotaciones por encuentro. En materia de imparables se conectaron 427 para casi 18 hits por encuentro.

En el otro lado, en el de los efectos, el pitcheo colectivo trabajó para casi cinco carreras limpias por cada nueve entradas, el whip fue de 1.57 y fueron más las bases por bolas otorgadas que los ponches propinados.

Es cierto, no se pueden analizar estos guarismos sin mencionar la defensa, que estas primeras ocho subseries cometió 58 errores para casi un trío de pifias por partido.

Ya está lanzada la batalla por ganar el último juego del campeonato, y aunque es muy pronto, los subtitulares avileños comenzaron a dar muestras de que vienen dispuestos a recuperar el cetro perdido ante los granmenses, mientras que los pinareños ya dieron primero con una barrida que ratifica que lo ocurrido en las tres copas occidentales de pretemporada no fue obra de la casualidad.

Claro, es muy pronto, pero siempre es bueno recordar que 45 partidos es una carrera de cien metros, y que ante la paridad (no calidad) existente se hace más difícil descontar. Ya que mencionamos a los más occidentales, manejados esta vez por Pedro Luis Lazo, hay que resaltar que el diestro Yosvany Torres llegó a cien victorias en series nacionales, una cifra que se le hizo esquiva al final de la pasada contienda.

De esta forma, Torres se convirtió en el onceno lanzador oriundo de Vueltabajo en arribar a la añorada marca (ver tabla), único territorio en contar con esa cantidad.

Es palpable en el desempeño de los pativerdes la influencia de Lazo, pero si hablamos de motivación las palmas se las lleva Víctor Mesa al frente de Industriales. Hasta el Palco 211 del estadio Latinoamericano llegué para ver el debut de los leones en esta nueva era. “Uno se cree que lo ha visto todo, pero no. Víctor Mesa vestido de industrialista”, dijo un aficionado, uno entre los casi 30 000 que fueron a presenciar este debut histórico del 32 en el alto mando azul.

Lo constatado en el terreno de juego con el equipo de la capital cubana responde a las exigencias mostradas por Mesa en Villa Clara y Matanzas. Correr fuerte, regalar poco o nada al rival, estar cien por ciento enfocado y la responsabilidad de todos los jugadores, fueron algunas de las luces ya tradicionales en su gestión y que enamoraron en el inicio a los parciales que se dieron cita en el Coloso del Cerro. “Por lo menos vi que jugaron buena pelota y con deseos. Así sí se puede venir al Latino”, agregó Porfirio Hernández, un setentón que hace del beisbol y de Industriales un estilo de vida.

Igualmente comenzó con buen pie el debutante Orestes Kindelán y sus avispas santiagueras, otro equipo que hace alarde de la motivación para concretar los avances de la generación sub 23 que ha ganado en su categoría los dos últimos años, junto a experimentados que son historia del beisbol de la tierra caliente.

Entre las expectativas mayores de la temporada están otra vez los llamados clásicos, que habían perdido brillo hace algunos años. Y es que ya todos quieren ver jugar a Industriales y Pinar del Río, leones y avispas, santiagueros y pativerdes o azules y azucareros villaclareños; porque más allá de la actualidad de estos equipo estaremos reviviendo aquellas enconadas rivalidades, esta vez entre Víctor y Lazo, Mesa y Kindelán, el rascacielos y el tambor mayor, o el 32 y sus demonios villaclareños del pasado. Dejemos entonces que camine la serie.

 

Lanzadores pinareños con cien victorias o más

  • Pedro Luis Lazo, 257
  • Rogelio García, 203
  • Omar Ajete, 179
  • Faustino Corrales, 172
  • Julio Romero, 148
  • José Ariel Contreras, 117
  • Jesús Guerra, 114
  • Vladimir Baños, 112
  • Reinaldo Costa, 110
  • Juan Carlos Oliva, 101
  • Yosvany Torres, 100

 


Dayán García La O

 
Dayán García La O