0
Publicado el 25 Septiembre, 2017 por Redacción Digital en Deportes
 
 

57 SERIE NACIONAL BÉISBOL

Industriales devolvió el golpe a Pinar, y los piratas ¡al abordaje!

Tras doblegar este domingo a Santiago de Cuba, ya son tres las subseries que los Piratas han dominado consecutivamente.
Compartir

Víctor Mesa, Industriales.Denis Castillo lanzó segunda lechada consecutiva

El derecho Denis Castillo se presentó este domingo en tarde de gala y lanzó su segunda lechada consecutiva, en la victoria de su equipo Industriales por 4-0 ante el líder Pinar del Río, en la LVII Serie Nacional de Béisbol, que mañana cerrará su décimo tercera subserie.

Castillo, que en su anterior escalada al montículo había pintado de blanco a Ciego de Ávila, mezcló bien sus lanzamientos y apenas permitió cinco hits en ocho entradas de actuación. En el final del noveno episodio, llegó la lluvia y el juego no se pudo reanudar.

Yoandry Urgellés, de 4-3, con doblete, boleto intencional y tres carreras impulsadas, fue el mejor a la ofensiva por los Azules que, merced a este triunfo, empataron en la segunda plaza con Las Tunas, derrotada 13-3 por Ciego de Ávila, en el parque José Ramón Cepero.

Los Tigres se soltaron a batear y no se detuvieron hasta rubricar 20 hits, incluidos cuatro jonrones, con destaque para Raúl González, que pegó de 5-4, con cuadrangular y cuatro remolques.

Yorbis Borroto, Yoelvis Fis y Eliécer Griñán, también sacaron la bola fuera de los límites del terreno en el nocaut propinado por los avileños, mientras que Yosvany Alarcón lo hizo por los Leñadores. El derecho Dachel Duquesne tiró completo y se llevó el triunfo.

Así, Leones y Leñadores amanecieron este lunes a solo medio juego de diferencia del primer lugar ocupado por los Vegueros.
Matanzas conservó el cuarto escaño al vencer 8-6 a Guantánamo, como visitante en el estadio Nguyen Van Troi, al marcar decisivo racimo de cuatro carreras en el principio del noveno inning. Por los Cocodrilos, el camarero Aníbal Medina bateó de 5-4, con dos impulsadas.

Además, el local Villa Clara le ganó el doble juego a Cienfuegos, en el estadio de Corralillo. A primera hora, en el partido sellado de la jornada de ayer, los Azucareros lo hicieron con marcador de 6-1 y luego vencieron 3-2.

En los restantes resultados de este domingo

La Isla noqueó a Santiago de Cuba (13-3) -lo que merece comentario aparte-Artemisa superó al monarca exponente Granma (8-2), Sancti Spíritus a Camagüey (12-8) y Holguín a Mayabeque (17-10). (Jose Luis López/ACN)

Piratas al abordaje

Béisbol, Piratas, Isla de la Juventud, celebran victoria.

(Foto: Periódico Victoria)

En Nueva Gerona, el ataque pirata en el primer episodio fue el aviso de los locales frente a sus contendientes santiagueros, justo cuando Alberto Calderón impulsó la primera carrera del choque.

Las Avispas se beneficiaron de las imprecisiones del lanzador del equipo home club para ripostar el ataque e igualar el marcador 1-1 en la segunda entrada.

Para frenar los posibles aguijonazos de los pupilos de Orestes Kindelán, los locales conectaron cuatro hits y aprovecharon las tres transferencias otorgadas por Ángel Márquez y un wild pitch, que le permitieron fabricar un racimo de siete carreras en la parte baja del tercer inning.

Al tiempo, el escenario fue propicio para que los parciales de los Piratas hicieran bullir el Cristóbal Labra, fondeadero de los discípulos de José Luis Rodríguez, mientras coreaban “Dale, dale, dale pa’l hospital”, al serpentinero de la escuadra contraria.

Dispuestos a fulminar las esperanzas del equipo santiaguero, tras dos wild pitch y un pelotazo a la cuenta del relevista Digney Arévalo, con cuatro imparables los Piratas sumaron cinco carreras más que ampliaron el marcador y lo dejaron listo para sentencia en el cuarto capítulo.

Las conexiones de Leonard Kindelán y Ricardo Ramos en la parte alta del quinto coadyuvaron a alimentar las esperanzas de los fanáticos de las Avispas, cuya quimérica remontada solo se concretó en dos anotaciones, gracias a las transferencias otorgadas por el derecho Jonathan Carbó de Isla de la Juventud.

Mantener la diferencia de 10 carreras durante las dos siguientes entradas fue, además de la ajustada defensa pirata, tarea del décimo jugador que desde las gradas desestabilizó la ofensiva santiaguera mientras coreaba “Sí señor, como no, la sardina se ha comido al tiburón”.

De esta manera, la nave pirata mantiene su proa hacia la aspiración de ubicarse entre los ocho grandes de la pelota cubana, luego de ganar subseries consecutivas ante Guantánamo, Holguín y Santiago de Cuba.(Jit)

 

 

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital