0
Publicado el 22 Septiembre, 2017 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

BALONCESTO

Nuevos acertijos

La próxima versión de la temporada de baloncesto parece que también revelará, tempranamente, la incertidumbre y ello provocará muchas especulaciones
Guantánamo es el campeón defensor en la nación y parece que continuará en la cima. El baloncesto femenino cubano quedó fuera del clásico mundialista. (Foto Roberto Morejón)

Guantánamo es el campeón defensor en la nación y parece que continuará en la cima. El baloncesto femenino cubano quedó fuera del clásico mundialista. (Foto Roberto Morejón)

Por ABELARDO OVIEDO DUQUESNE

Acertadamente, el vocablo “escandalosa” calificó la pasada temporada de baloncesto, pues los elencos protagonistas en la campaña 2015-2016, Pinar del Río, en la clasificación femenina, y Ciego de Ávila, en la masculina, pasaron a la oscuridad tras exhibir un escaso quehacer en las rondas conclusivas. Las nuevas reinas tienen sus aposentos en la tierra del río Guaso; mientras, los monarcas residen en Vueltabajo.

La vida convoca a los combinados desplazados a realizar consistentes exposiciones para reconquistar su altura en la nueva festividad, que comenzó el pasado 24 de septiembre con el Torneo Nacional de Ascenso para las damas; y el 16 de octubre para los varones. Los encuentros ligueros empezarán a partir de enero.

No obstante caer estrepitosamente, el elenco pinareño de mujeres, asiduas dueñas del máximo pergamino, mantiene cierta preferencia entre los aficionados. Ojalá hayan cesado los desencuentros porque, entonces, las muchachas contribuirían a ofrecerle más brillo al Aniversario 150 de la fundación de la capital provincial, pues los varones le ofrecieron una lustrosa bienvenida a ese suceso, a principios de 2017. A propósito, los alumnos de Andrés Tatica Hernández perfilan un alcance similar para este nuevo encuentro. Pueden soñar con esa eficacia, si ya poseen un lujoso defensa organizador.

Pinar del Río es el actual monarca en la clasificación varonil. Dicen que de nuevo serán muy duros de sobrepasar, por su pronta adicción a la cima del clásico. (Foto Jorge Luis Rivera)

Pinar del Río es el actual monarca en la clasificación varonil. Dicen que de nuevo serán muy duros de sobrepasar, por su pronta adicción a la cima del clásico. (Foto Jorge Luis Rivera)

Cierto, Capitalinos de ambos sexos son unos de los competidores más laureados. Es querido, odiado y respetado como sucede en béisbol. Ambos seleccionados poseen en su nómina exponentes con clase. Y por esa razón se identifican, especialmente por la defensa desplegada y la variedad de planeamientos tácticos al ataque. También son acusados por la palidez de sus jugadores altos para realizar la ofensiva, adquirir los rebotes, así como por la carencia de disposición para emplear un devastador ritmo de juego en los momentos cumbres de la postemporada.

Hace 20 años Matanzas tuvo dos cotizados elencos. Aquellas jornadas son recordadas con nostalgia. Ahora resurge el conjunto de varones apoyados por algunos importados. La Atenas de Cuba podría celebrar su venidero cumpleaños con un sonado triunfo. Pero la sonrisa será parca. Todavía pueden abrirse más las puertas del dolor, por causa de necesitar un atractivo equipo de muchachas; y contar con una sala que propicie, como antes de derrumbarse el ateneo, comodidad a la familia cubana que decidía presenciar, in situ, los desenlaces.

Los equipos de Villa Clara van en pos de recobrar la felicidad conquistada en los años 90 del pasado siglo. Solo les resta conformar el repunte adecuado a tiempo para arrollar al rival. Los integrantes de las agrupaciones perdonan mucho a sus adversarios, porque demoran, más de lo previsto, en seleccionar las maneras apropiadas para asfixiarlos.

Los villaclareños quedaron a pocos metros del parnaso en la anterior controversia... ¿y ahora cuál será su demostración en la liza? (Foto Roberto Morejón)

Los villaclareños quedaron a pocos metros del parnaso en la anterior controversia… ¿y ahora cuál será su demostración en la liza? (Foto Roberto Morejón)

Los tácticos espirituanos buscan los caminos para que sus alumnos figuren entre los grandes. Pero a los jovencitos, hembras y varones, les falta sazón en la postura sobre la duela. Dicen los analistas que los contendientes con esa característica se levantan en el instante menos esperado y crean depresiones severas en las citas. Bienvenida esa nueva, porque llenaría de alegría a los pobladores de la Tierra del Yayabo.

El Ciego de Ávila, clasificación masculina, es un glamoroso expositor. La nueva versión de los Búfalos es fuerte pero más accesible que las anteriores, porque algunos jugadores aún deben confirmar sus habilidades. Como mantienen la misma filosofía de juego tendrán mucha luz y, así, brindarán un alto nivel de peligrosidad.

Crece en la división femenina. Tardará algunas campañas para que exista una paridad entre los dos conjuntos. Si las muchachas también se proponen mostrar un adusto rostro sobre el rectángulo, adquirirán la primera norma para figurar entre las primerísimas formaciones del convite.

Desde hace algunos campeonatos los colectivos de Santiago de Cuba y Guantánamo muestran una caracterización distante a la usual. Para esta ocasión, los guantanameros desean una manifestación diferente. Reclaman a sus paisanos el desarrollo de aquel estilo que produjo algarabía durante la pasada centuria en la sala Rafael Castiello, en la llamada caldera de San Justo. Demandan a las damas seguir en la cresta de la ola, que apuesten fuerte a los contraataques demoledores, realicen casi inexpugnables marcajes por zona de presión y revelen un marcado irrespeto ante las más severas formulaciones defensiva de los adversarios.

Al parecer la inercia también asedia a los jugadores camagüeyanos. Los equipos de aquella provincia expresan avances muy discretos, insuficientes aún como para regresar al gran montículo. Sin embargo, sus coterráneos confían en la reacción. No los conciben inmersos en el camino de la pereza.

El Artemisa tendrá opciones de regresar al paisaje correspondiente a los ocho grandes si los integrantes de la nómina recobran la costumbre de jugar y desechar las constantes miniasambleas, e improvisados juicios, tras una marfilada. Despierta cierta expectación la nueva declaración de las artemiseñas sobre el encerado.

Impacienta a los observadores conocer la proyección cualitativa de los equipos de Las Tunas, Granma y Holguín, porque ninguno accede a la Liga Superior, la segunda y definitiva fase de la celebración. Para todos es un enigma la altura cualitativa de la fuerza técnica de esos territorios.

El municipio especial Isla de la Juventud posee buen equipo de béisbol. Valdría la pena tener una experiencia similar con el más dinámico y creativo de los deportes de equipo.

Al parecer, la próxima edición de la temporada de baloncesto estará relacionada con la intriga desde los primeros arpegios. Entonces, la escoltarán incesantemente los acertijos, pues otros uniformes podrían secuestrar la cima.

Clasificaciones generales (2013-2017)

Masculino:

Temporada 2016-2017: 1. Pinar del Rio 2. Matanzas 3. Villa Clara 4. Capitalinos. 5. Santiago de Cuba. 6. Ciego de Ávila 7. Camagüey 8. Guantánamo.

Temporada 2015-2016: 1. Ciego de Ávila. 2. Capitalinos. 3. Villa Clara. 4. Guantánamo. 5. Pinar del Río. 6. Santiago de Cuba 7. Camagüey. 8. Artemisa.

Temporada 2014-2015: 1. Capitalinos. 2. Ciego de Ávila. 3. Artemisa. 4. Santiago de Cuba. 5. Pinar del Río. 6. Camagüey. 7. Las Tunas. 8. Guantánamo.

Temporada 2013-2014: 1. Ciego de Ávila. 2. Capitalinos. 3. Artemisa. 4. Camagüey. 5. Matanzas. 6. Santiago de Cuba. 7. Guantánamo. 8. Sancti Spíritus.

Femenino:

Temporada 2016-17: 1. Guantánamo. 2. Capitalinas. 3. Santiago de Cuba. 4. Camagüey. 5. Sancti Spíritus. 6. Pinar del Río.

Temporada 2015-16: 1. Pinar del Río. 2. Guantánamo 3. S. de Cuba. 4. Capitalinas. 5. S. Spíritus. 6. Camagüey. 7. Villa Clara. 8. Artemisa.

Temporada 2014: 1. Pinar del Río. 2. Capitalinas. 3. Guantánamo. 4. S. Spíritus. 5. S. de Cuba. 6. Camagüey. 7. Villa Clara. 8. Artemisa.

Temporada 2013-14: 1. Pinar del Río. 2. S. de Cuba. 3. Capitalinas. 4. Guantánamo. 5. Villa Clara. 6. Camagüey. 7. S. Spíritus. 8. Artemisa.


Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne