0
Publicado el 10 Octubre, 2017 por Prensa Latina en Deportes
 
 

Messi y Argentina estarán en el mundial de fútbol

Tres anotaciones por parte de Lionel Messi, en los minutos 11 y 20 del primer tiempo y en el 62 de la segunda parte, concedieron a los visitantes la ansiada e imprescindible victoria.

telam.com.ar

Quito, 10 oct (PL) Ecuador perdió hoy ante Argentina (1-3) en la última fecha de Eliminatorias Sudamericanas hacia el Mundial de Fútbol Rusia 2018.

El partido, decisivo para la Albiceleste, comenzó con buen paso para la Tricolor que anotó el primer gol de la noche por medio de Romario Ibarra apenas iniciado el juego.

Tres anotaciones por parte de Lionel Messi, en los minutos 11 y 20 del primer tiempo y en el 62 de la segunda parte, concedieron a los visitantes la ansiada e imprescindible victoria.

Aunque ya estaba fuera de la zona de clasificación, la Tri buscaba triunfar nuevamente en su propio terreno, donde en cinco encuentros anteriores con los argentinos se alzaron con el triunfo en tres, fueron derrotados una vez y terminaron con empate en otra.

La selección ecuatoriana estuvo dirigida por el técnico Patricio Lara, en sustitución de Jorge Célico, quien fue suspendido.

El triunfo argentino lo remontó al tercer lugar en la Tabla de Posiciones de las Eliminatorias Sudamericanas con 28 puntos, lo cual le concede uno de los cuatro puestos que otorga esa lid a Rusia 2018.

A la salida del estadio, Prensa Latina obtuvo opiniones encontradas. Para muchos, Ecuador perdió la oportunidad de lucirse en su propia cancha y mantener las victorias logradas ante ese rival en ese mismo terreno, mientas otros salieron eufóricos con el triplete de Messi.

Por Maylín Vidal

Buenos Aires, 10 oct (PL) Messi nos salvó, estamos en el mundial gracias al ”D10S”, gritaban hoy los argentinos eufóricos tras la clasificación a Rusia 2018 de su querida albiceleste, que mantuvo en ascuas al país hasta este último partido de las eliminatorias sudamericanas.

La alegría estalló en las calles y cada gol de la triada que anotó Messi frente a Ecuador en Quito retumbó desde Buenos Aires hasta la Patagonia.

Las calles en la capital permanecieron desiertas y en silencio cuando apenas a 45 segundos de iniciar el partido Ecuador envió a la red el balón.

Mientras se veía en las imágenes al director técnico Jorge Sampaoli en los primeros minutos con el rostro endemoniado, en las redes sociales los hinchas le mandaban fuerzas a la celeste y blanca y muchas vibras.

Luego llegaría lo que sería una verdadera fiesta. Vino el salvador, el mesías, para enviar el primero y luego desempatar como el solo saber hacer con otro más que se convertiría en el gol número 60 que hace con la camiseta argentina.

El país se paralizó y en las calles, plazas y hogares se escuchaban un gracias infinito a Messi sin saber, aunque con esperanza, de que iría por más y se crecería en este histórico encuentro con un tercer gol que le sacó una hermosa sonrisa y lo hizo respirar tranquilo.

Volvía a escucharse el rugir potente de los hinchas como si ya estuvieran jugando el primero de los partidos dentro del Mundial.

Y Messi y la selección, sin saberlo, serían incluso hasta algo así como teloneros del grupo irlandés U2 que decidió incluso posponer por unos minutos su concierto en La Plata y proyectar a toda pantalla lo que estaba ocurriendo en el estadio olímpico Atahualpa.

Las palmas también se batieron por la extraordinaria actuación de Benedetto, quien le abrió los caminos a Messi.

En declaraciones a Prensa Latina el columnista deportivo Andrés Sciapichetti apuntó que ‘en un momento extremo apareció el carácter, el fútbol y la estatura de Messi. Argentina pudo superar el peor escenario en el inicio por un gol antes del minuto. Además de un Messi descomunal, resaltó, hubo un gran trabajo de Enzo Pérez acompañándolo, al nivel que todos estábamos esperando’.

‘Emocionante, inolvidable, estoy feliz’, declaró a Prensa Latina Fernando Elizondo, un hincha que sueña ya en grande con ver a Argentina ganar un mundial y que no se despegó de la televisión ni en los 15 minutos de descanso.

Por su parte otro admirador, Cristian Dure, resaltó que se sentía contento por la clasificación porque, un Mundial sin Argentina con Messi, que es el mejor jugador del mundo, y las demás estrellas que tiene el equipo, no es un Mundial.

Pero, dijo, creo que nos faltó mucho, no debíamos sufrir y creo que aún no se termina de armar el equipo. Siempre nos hemos caracterizado por tener una selección con muy buenos jugadores y también hay que entender que el fútbol hoy es más competitivo.

En las redes sociales también estallaron los elogios, memes y frases por la albiceleste con varias etiquetas convertidas en tendencia y una frase que fue replicada por cientos de usuarios: El héroe de la Argentina se llama Messi.

‘Uno de esos días en los que Dios agarró el joystick, eligió a Messi y se puso a jugar a su modo. Para siempre en memoria y corazón’, escribió un cibernauta.

Argentina, como lo hicieron en el terreno los jugadores de la albiceleste al finalizar el partido, brincaba unida y esta noche le dio gracias, gracias y gracias a Messi por un partido inolvidable y por llevarlos otra vez al mundial.


Prensa Latina

 
Prensa Latina