0
Publicado el 7 Diciembre, 2017 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

DEPORTE Y PEDAGOGÍA

¡Diviértete! (I)

Una palabra conquista, en estos momentos, la jerarquía de recurso pedagógico y propicia otra clave para acceder al triunfo

La especialista en psicología Anelin Dayris Rodríguez Olivera reveló pormenores sobre las palabras, o frases, consideradas como mandatos y automandatos. (cortesía IMD)

La especialista en psicología Anelin Dayris Rodríguez Olivera reveló pormenores sobre las palabras, o frases, consideradas como mandatos y automandatos. (cortesía IMD)

Por ABELARDO OVIEDO DUQUESNE

Todas las esferas de la vida tienen palabras, o frases, que le proporcionan un identificativo. Desde que comenzó este ciclo deportivo, los técnicos de todas las especialidades pronuncian acentuadamente el vocablo ¡Diviértete!.

Algunos analistas solo la consideran como una solicitud del técnico para que los alumnos sean rotundos al ajustar la estrategia diseñada al empezar, y durante la brega en una liza. Otros estiman, además, que constituye una invitación para satisfacer la exigencia del aficionado que desea presenciar una relevante demostración. Una apreciable cantidad de personas cercanas al deporte definen esa palabra desde otro ángulo: “Es una exacta vía para demostrarle a algún CEO (persona con altas influencias en una esfera) que el decoro supera la cifra monetaria propuesta al individuo por su agencia publicitaria”.

Y quién tiene la razón, es la pregunta adecuada para conocer sobre el asunto. Varias personas pertenecientes a diferentes niveles del deporte ofrecieron su criterio. Todos respetando la percepción del otro. Tras el encuentro ninguno advirtió sentirse profesional, o sentimentalmente, lastimado…!Ni mal herido!

Las razones

Un semblante de sorpresa exhibió el rostro de la psicóloga Anelin Dayris Rodríguez Olivera, antes de brindar su valoración sobre el tema. La especialista, que atiende a las judocas de la preselección nacional desde hace tres años, estaba poco acostumbrada a proyectarse sobre una arista tan delicada. Pero enseguida realizó un despliegue de análisis propio de una Máster en Ciencias Psicológicas del Deporte: “La frase Diviértete, es factible analizarla desde tres perspectivas. Primero la del entrenador. Es necesario saber su finalidad al utilizarla. Habría que ver si la siente, o la dice someramente. Repercutirá en la conducta del ser humano, solo cuando él la pronuncie de una forma creída, ya sea en un entrenamiento o en un evento.

“Por esa vía se pretende que el deportista disfrute de la actividad. Por supuesto, hay que investigar si en la iniciación deportiva la palabra, o la frase escogida, son para alentar el resultado positivo. O para estimular el desarrollo y animación de la acción, más allá de si fue/o no/ uno de los pequeñines laureados.

“A veces los deportistas están dirigidos hacia dos empeños. Uno, obtener un resultado importante (en medallas) que le proporcione una estimulación económica. El otro, se refiere al disfrute y desarrollo personal. Un equilibrio entre los dos vectores proporciona satisfacción.

“También está la estabilización de las emociones. El competidor goza de un tiempo limitado para realizar sus operaciones. Ello es diferente en otras disciplinas de la vida. Por ejemplo, un ama de casa puede realizar las faenas en horas, o en varios días, en dependencia de su organización. Igualmente sucede en un trabajo de oficina. Sin embargo, en el deporte es preciso adjudicarse un apreciable nivel de eficacia en un tiempo justo. De lo contrario se esfuma el éxito.

En el proceso de preparación, los técnicos ponen en práctica sesiones de entrenamientos con altas cargas y, por lo tanto, surgen acentuadas fatigas musculares. Entonces, resulta imprescindible usar vocablos, o frases científicamente conocidas como mandatos y automandatos, para que el muchacho se desempeñe mejor bajo esas condiciones.

Canotaje, remo y judo

El canotaje en los Juegos Panamericanos Toronto 2015 tuvo nombre propio: Cuba (tiempoymarca.com)

El canotaje en los Juegos Panamericanos Toronto 2015 tuvo nombre propio: Cuba (tiempoymarca.com)

Una de las experiencias importantes en los últimos tiempos de su ejercicio profesional fue el Gran Prix La Habana 2016: “Teníamos que lograr que las 28 atletas del país obtuvieran la mejor actuación posible, solamente14 de ellas tenían experiencia internacional”. Entonces ¡Diviértete!, y otras órdenes que se manejan en el entrenamiento, y que ayudan a impulsar al atleta, conformaron el sendero para lograr que las inexpertas desafiaran el proceso competitivo con un óptimo estado.

“Desde el punto de vista psicológico, nosotros estudiamos cuál es la frase específica que se va a emplear en el momento del encuentro o del entrenamiento. Son palabras claves, esencialmente, porque en momentos de marcada excitación el deportista no puede retener frases muy largas, razonarlas y analizarlas. Puede ser ¡Diviértete! Pero son legítimas otras propias de la disciplina. Por ejemplo, en judo es factible explotar la palabra ¡Fuerza!… ¡Duro a las piernas! He escuchado otras exhortaciones referidas a disciplinas como baloncesto (¡Balance!), balonmano

El deporte precisa de alto despliegue en un tiempo determinado. Dayaris Mestre se coronó en los 48 kg en la cita panamericana celebrada en 2015. (Foto: Ricardo López Hevia).

El deporte precisa de alto despliegue en un tiempo determinado. Dayaris Mestre se coronó en los 48 kg en la cita panamericana celebrada en 2015. (Foto: Ricardo López Hevia).

(¡Anticípate!) y voleibol (Asegura el saque).

“Para los campeonatos de remo y canotaje de 2013 celebrados, por el orden, en Duisburg, Alemania, y Chungju, Sudcorea, se trabajó con el uso de siete frases para que los jóvenes las pusieran en práctica. Tanto los técnicos, como nosotros, coincidimos en que ese recurso psicopedagógico debía utilizarse en el momento adecuado, para tener una incidencia positiva directa en el resultado”.

El concierto de encuentros de alto relieve anunciados para esta primera temporada del ciclo admira a las máximas autoridades deportivas. Pero a ninguna de ellas les extrañará que durante las fiestas los estrategas acudan a formulaciones tácticas novedosas, así como a palabras, o frases, para incidir positivamente en la conducta de los alumnos. Y, así, favorecer su ascenso hacia el podio de premiaciones.

¿Y las relaciones sexuales?

La incidencia del sexo en el deportista, cuentan, es muy discutida desde que el hombre empezó a llevar sus actividades diarias al plano competitivo. Los sabedores residen en dos aceras. Y dilucidan, especialmente, acerca de la conveniencia de tenerlo, o no, una semana antes del certamen. Como aún se mantiene la duda, crecen los decibeles en los altercados.

Algunos “sexólogos” opinan que uno de los significados de la voz ¡Diviértete!, en el escenario deportivo, está relacionado también con realizar sexo de calidad una semana antes del encuentro. Porque de esa forma el individuo compensa el estrés que provoca el duro camino hacia el triunfo.

La especialista principal de la subdirección de psicología del Instituto de Medicina del Deporte, Anelin Dayris Rodríguez Olivera subrayó: “El asunto depende del individuo. A varios les afecta y a otros no. Algunos se activan más por tener sexo la noche anterior a la competencia. Y a otros no. Pero en ese caso cualquier vaticinio puede naufragar. El ser humano es muy complejo. No es una máquina”.

Ver también: DEPORTE Y PEDAGOGÍA ¡Diviértete! (Final)


Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne