0
Publicado el 4 Diciembre, 2017 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

BALONCESTO

La primera ventana está cerrada

En el camino hacia un trasbordo para la I Copa del Mundo prevalecerá, aún más, la sagacidad en la disputa entre los colectivos de América

Por ABELARDO OVIEDO DUQUESNE

Antes de comenzar la primera ventana de América perteneciente a la I Copa del Mundo de Baloncesto, clasificación masculina, llegó a mis manos un regalo. El bolígrafo dice en su cuerpo: “Se buscan optimistas”. Luego un cantautor hurtaba mi atención. Uno de los versos del tema musical descubría la realidad, y el proceder, de un ferviente enamorado: “Ahora tengo mi fortuna. Miro a la luna y al mirarla pienso en tí”.

Pies de foto: 1. Jugar con sed de triunfo mediante una férrea defensa; y demostrar hambre de éxito por causa de calculados planteamientos ofensivos, proporcionará a los jóvenes baloncestistas cubanos una realización adecuada como anfitrión y huésped. (Foto FIBA Américas)

Jugar con sed de triunfo mediante una férrea defensa; y demostrar hambre de éxito por causa de calculados planteamientos ofensivos, proporcionará a los jóvenes baloncestistas cubanos una realización adecuada como anfitrión y huésped. (Foto FIBA Américas)

Esos pronunciamientos, a mi modo de ver, también tienen un espacio en el quehacer de la cita deportiva inaugurada el pasado 23 de noviembre y cuya despedida ocurrirá en el verano de 2019. Porque durante sus jornadas aflorará, frecuentemente, el amor, la sensibilidad, la pasión, así como la entrega total de los involucrados. Además, el optimismo prevalecerá hasta el último segundo de los choques del certamen, pues resulta poco confiable la alineación desprovista de jugadores dispuestos a realizar, consecuentemente, las formulaciones ofensivas y defensivas para obtener la victoria.

Asimismo enseñar en cada desafío un convincente rostro es otra de las máximas para sobresalir en el intercambio que culminará en la urbe china de Shanghái. Solo así el colectivo ofrecerá luz en los recintos aprobados para la competencia.

La primera ventana quedó cerrada para los 80 conjuntos participantes en la novísima liza. Los alumnos de Yoanni Zaldívar cedieron por escaso margen, 66×72 puntos, en el Domo de la Feria de la ciudad mexicana de León. Después recibieron a Puerto Rico en la Ciudad Deportiva capitalina y fueron relegados 72×95. No obstante esos rendimientos, deben proseguir con la cabeza erguida. Esa postura, entre otras razones, garantizará la magnitud del duelo frente a los estadounidenses, uno de los rivales de la ventana que iniciará el 23 de febrero. Ese debate ocurrirá en territorio norteamericano.

Advierte cierta urgencia que la envergadura de todos los jugadores altos del elenco alcance el nivel de la mostrada por Javier Justiz y Jasiel Rivero. (Foto Mónica Ramírez)

Advierte cierta urgencia que la envergadura de todos los jugadores altos del elenco alcance el nivel de la mostrada por Javier Justiz y Jasiel Rivero. (Foto Mónica Ramírez)

Quedan otros tropezones antes de conocerse los siete equipos de América que integrarán el organigrama del certamen universal. En las primeras fechas del clásico solo obtuvieron el doble los equipos de Argentina (VS. PAR-96×63. PAN 68X59). Uruguay (VS. PAN 86X73. PAR 67X49). En el apartado B solo prevaleció Brasil (VS. CHI 86X73. VEN 72X60). Sobresalió Dominicana en el grupo D (VS. ISV 99X89. CAN 88X76). Estados Unidos encabeza la llave C: (VS. POR 85X78. MEX 95X55).

El cubano Justiz lidera el departamento de anotadores con un promedio de 30.5 puntos por juego. Con 23 unidades y 17 rebotes por cotejo es uno de los empinados en esos sectores.

Durante las venideras jornadas también será preocupante la altura del listón competitivo. Entonces, para asomarse y ver a través de la nueva ventana nuestros paisanos deben confirmar las declaraciones de Zaldívar antes de comenzar la brega: “Nuestro objetivo es pasar la primera manga. Encontraremos reconocidos adversarios. Pero ninguno de ellos logrará el calificativo de inaccesible, si aplicamos adecuadamente las estrategias ensayadas para detenerlos. Aprovecharemos siempre la ventaja que entrega, en ocasiones, jugar en casa”.


Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne