0
Publicado el 27 Marzo, 2018 por Dayán García La O en Deportes
 
 

Ajiaco beisbolero

En marcha la Serie Especial de preparación para los Juegos Centroamericanos y del Caribe y ya se calientan motores para la competencia entre menores de 23 años
1-El matancero Eduardo Blanco fue premiado por primera vez en una Gala del Beisbol Cubano. (CALIX-TO N. LLANES/ Jit)

El matancero Eduardo Blanco fue premiado por primera vez en una Gala del Beisbol Cubano. (CALIX-TO N. LLANES/ Jit)

Por DAYÁN GARCÍA LA O

  • ANTES DE QUE SE DIERA el play ball de la serie especial, se encendieron las alarmas en la organización de este torneo, una vez que en la plaza que acogería los primeros enfrentamientos, Santiago de Cuba, no existía la posibilidad de hospedaje, lo que obligó a los implicados a trasladarse a las lejanas ciudades de Bayamo y Guantánamo, y desde ahí viajar al estadio Guillermón Moncada. Hasta cierto punto, ante la ausencia del equipo Cuba de la Liga Can Am (que en los dos últimos años ha mantenido jugando a lo mejor de nuestra pelota), me parece acertado concentrar a los jugadores de perspectivas, y que entrenen y jueguen entre sí. Pero, si queremos que la justa para menores de 23 años tenga mayor reconocimiento y se gane un espacio entre los aficionados, entonces no tiene sentido hacer coincidir ambos eventos. La serie especial recorrerá en la clasificatoria de Oriente a Occidente todas las provincias del país hasta el venidero 27 de mayo. Después de computados 24 desafíos, con una semana de descanso entre el 15 y el 22 de abril, las semifinales serán en la primera semana de julio entre el segundo lugar y el tercero, para que luego el ganador discuta el cetro con el primer lugar de la etapa preliminar. Las nóminas están dirigidas por Danny Valdespino (Occidentales), Róger Machado (Centrales) y Pablo Civil (Orientales), y tal vez lo novedoso es que por primera vez el manager electo para los centrocaribeños, verá los toros desde la barrera (como debe ser). Se moverá junto a su cuerpo de dirección por todos los partidos, observará destaques individuales, situaciones determinadas, y después fundamentará con propiedad la elección para el principal compromiso del año, donde Cuba buscará retener el cetro ganado en Veracruz hace cuatro años. El granmense Carlos Martí, dos veces campeón con su provincia en el torneo doméstico, es el elegido para vivir esta experiencia, que ojalá sea aprovechada para que el rendimiento y la forma deportiva sean la puerta de entrada al equipo de las cuatro letras, porque en un torneo corto como el de Barranquilla no hay margen para paños tibios. Por cierto, Liván Moinelo y Alfredo Despaigne, contratados en los japoneses halcones de Softbank, no serán elegibles para los centrocaribeños, pero esto es contrario a las bases en las que se formularon las contrataciones de nuestros atletas en el extranjero. El equipo Cuba tiene derecho a contar con sus jugadores formalmente contratados, porque aunque muchos piensen que es una competencia de monta menor, el beisbol representa mucho simbólicamente para la delegación que aspira a mantener el primer lugar que ostenta la Isla desde 1970.
  • LOS MEJORES PELOTEROS del patio fueron agasajados en la Gala del Beisbol Cubano que acogió el Teatro Bayamo en la Ciudad Monumento, un mes y medio después de concluido el torneo doméstico del deporte de las bolas y los strikes. En la ceremonia, el tunero Jorge Yhonson se convirtió en el único jugador que recibió galardón como todos estrellas ofensivo y defensivo. “Es el premio al esfuerzo realizado durante todo el año. Y lo más importante es que no es un logro individual, es gracias al apoyo de los entrenadores, la familia que siempre está presente, y a todo el equipo Las Tunas”, dijo el jardinero al colega Duanys Hernández, del sitio digital Jit. Por su parte, Eduardo Blanco fue uno de los matanceros que se incluyó en el festín, con el liderato en bases robadas. Blanco, que comenzó en series nacionales como lanzador, se ha convertido en uno de los jardineros centrales mejor dotados defensivamente del país, además de ponerle dinamita a sus piernas en el corrido de las bases. “Contento porque es la primera vez que soy premiado. Trabajamos mucho en la pretemporada con el preparador físico y el director del equipo para explotar mi velocidad .Tenemos el talento, la rapidez de los jugadores pero muchos no lo explotan, como me sucedió a mí en campeonatos anteriores”, afirmó el natural del municipio de Martí.
  • A PARTIR DEL 1° de abril juegan los menores de 23 años. La Comisión Nacional informó que la competencia mantiene su formato de ediciones anteriores: dos zonas con par grupos de cuatro equipos cada uno. Serán 40 los juegos clasificatorios con los dos primeros de cada zona dirimiendo la semifinal en un play off al mejor en tres partidos. Los líderes de cada zona discutirán el título de Cuba. En esta oportunidad, la corona se dirimirá en un play off que se puede extender a cinco juegos.

Dayán García La O

 
Dayán García La O