0
Publicado el 24 Marzo, 2018 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

BALONCESTO

El Yayabo inunda el parqué

El elenco de baloncesto de Sancti Spíritus, clasificación femenina, por primera vez alcanzó el cetro de la Liga Superior

Las voces advierten: ¡Existe un nuevo rey! Y no mienten. Es Sancti Spíritus. (adelante.cu)

Por ABELARDO OVIEDO DUQUESNE

Fotos: ANARAY LORENZO

Las autoridades que no imaginaron una gran fiesta popular en varios sitios de Sancti Spíritus, cambiaron su opinión desde que conocieron los rendimientos de sus coterráneas de baloncesto sobre las duelas Rafael Castiello, de Guantánamo; el Yara, de la localidad del Yayabo y de la polideportiva Ramón Font, de la capital cubana. Porque mediante una estimable conducta accedieron, por primera ocasión, al máximo sitial de la competencia que, lamentablemente, de nuevo careció de una jornada dedicada al Juego de las Estrellas.

Las nuevas reinas de la Liga Superior en el encuentro definitorio vistieron de rojo y azul, y no de naranja, el color usual en los uniformes de los seleccionados procedentes de esa provincia central, y lograron inundar la duela instalada en el recinto conocido como la Casa Linda de Plaza.

Dicen los observadores que este triunfo es el primer gran ascenso de las yayaberas, porque las jovencitas lideradas por Yamara Amargo y Marlen Cepeda desempeñaron un rol muy coherente durante toda la competencia. Y exhibieron una adecuada personalidad para enfrentar situaciones novedosas, pocas veces enfrentadas en su trayectoria deportiva. Formularon ellos un sereno juicio. Todas las integrantes de la nómina espirituana pasaron, con buena nota, ese duro examen que significa discutir el cetro ante una formación cuyas jugadoras, también noveles, poseen mayor visión del certamen debido a su participación en otros tramos decisivos de la competencia instaurada en 2010.

Las yayaberas merecieron la victoria, además, porque las internacionales Amargo y Cepeda aceptaron las lógicas imprudencias de las novatas durante los tramos delicados de la competencia. Y las arrastraron a convertirse en corrientes aptas para destruir las ilusiones de sus adversarias. Asimismo para inundar con su hacer los rectángulos previstos para los debates con su manera de concebir el deporte.

Tal vez nunca esas jugadoras olviden este acontecimiento, pues enfrentaron muchos senderos arropadas de su aún rudimentario baloncesto. Su técnico principal, Alexander Álvarez fue al quirófano en antes de finalizar el play off semifinal. Pero nunca abandonó la tarea. Antes de entrar al salón de operaciones les cursó un mensaje: “Diles que estoy con ellas desde aquí”. Mientras, Heriberto González, su asistente, les advertía tras la primera conquista: “No hemos logrado nada; dimos un paso, pero el camino no ha terminado. En La Habana tenemos que salir a luchar. Ellas batallarán. En su patio juegan muy bien, pero hay que ir por todas… por el campeonato”.

La brega definitiva fue áspera. Se dispararon todos los indicadores para un cuarto tramo de un juego de la LSB cerca del adiós en la instalación habanera. El Capitalinas apostó por el marcaje cerrado desde la mitad del terreno. Sus huéspedes se sacudieron bien de las constantes amenazas por intermedio, esencialmente, del empuje ofensivo de Marlen. Y de la francotiradora Amargo, cuando la defensiva le permitió alcanzar una buena posición para lanzar desde la media y larga distancias.

Las giraldillas

Capitalinas otra vez cerca de la gran verdad. El campeón defensor, Guantánamo, quedó en el camino. Igual suerte corrió el Pinar del Río, tetra campeón de la cita. (inder.cu)

Capitalinas otra vez cerca de la gran verdad. El campeón defensor, Guantánamo, quedó en el camino. Igual suerte corrió el Pinar del Río, tetra campeón de la cita. (inder.cu)

El sueño prohibido para las giraldillas en 2017: 0X3 frente a Guantánamo, brotó temprano en esta campaña. Las batieron en las dos primeras vueltas de la eliminatoria escenificada en la cancha Rafael Castiello, del Alto Oriente Cubano. Allí mostraron toda su extensión deportiva al agrupar bien la defensa en torno a las rivales más peligrosas al ataque; y exhibir novedosos contraataques.

Requirió de las azules capitalinas probada calidad y habilidades para intervenir exitosamente en la penúltima etapa de la LSB. De cara a las grandes celadas acudieron a sensatas variantes defensivas. Ello les propicio, entre otros detalles, figurar ampliamente en el primer escaño tras concluir la preliminar.

Por causa de contratos en el extranjero salieron de la plantilla de las giraldillas varias titulares. Ello debilitó para las jornadas conclusivas la proyección del conjunto medalla de plata en la LSB 2017. Sus seguidores reconocieron el esfuerzo de las muchachas. Como siempre, el terreno de juego premió el resultado.

El clima de la LSB estuvo enrarecido en sus últimos compases. Los inesperados accidentes organizativos minaron la despedida del foro que también despertó numerosas especulaciones. Y, seguro estoy que importantes preocupaciones en las autoridades de la disciplina en la nación. Una de ellas, la distancia que le resta al evento para convertirse en un irrebatible modelaje para los compromisos internacionales. Asimismo, la falta de habilidades de las jugadoras de mediana estatura, para compensar la falta de talla con la colocación debajo de los tableros.

Se desbordaron los pronósticos sobre el clásico. El campeón defensor, Guantánamo, quedó en el camino. Igual suerte corrió el Pinar del Río, tetra campeón de la cita. Las dos pizarras fueron 0X3. Varios triunfos afloraron faltando pocos segundos para concluir algunos desenlaces. Esas jornadas elevaron la emotividad y, al mismo tiempo, las pulsaciones de los principales involucrados en el espectáculo.

Urge solucionar esos, y otros desaciertos, para que los nuevos protagonistas de la LSB muestren una caracterización más atrevida y atractiva. Y para erradicar la trascendencia de esas inexactitudes técnicas antes de concluir este cuatrienio que finalizará con la celebración de los XXXII Juegos de la Era Moderna en Tokio, Japón, en 2020.

La clasificación general 2018

  1. Sancti Spíritus. 2. Capitalinas. 3. Guantánamo. 4. Pinar del Río. 5. Santiago de Cuba. 6. Camagüey.BALONCESTO (M): Ahora manda la Princesa.

Resultados de la final 2018

  1. Sancti Spíritus 64 – Capitalinas 56.
  2. Sancti Spíritus 67 – Capitalinas 57.
  3. Sancti Spíritus 74 – Capitalinas 63.

Clasificaciones generales (2013-2017)

Temporada 2016-17: 1. Guantánamo. 2. Capitalinas. 3. Santiago de Cuba. 4. Camagüey. 5. Sancti Spíritus. 6. Pinar del Río.

Temporada 2015-16: 1. Pinar del Río. 2. Guantánamo. 3. Santiago de Cuba. 4. Capitalinas. 5. Sancti Spíritus. 6. Camagüey. 7. Villa Clara. 8. Artemisa.

Temporada 2014: 1. Pinar del Río. 2. Capitalinas. 3. Guantánamo. 4. Sancti Spíritus. 5. Santiago de Cuba. 6. Camagüey. 7. Villa Clara. 8. Artemisa.

Temporada 2013-14: 1. Pinar del Río. 2. Santiago de Cuba. 3. Capitalinas. 4. Guantánamo. 5. Villa Clara. 6. Camagüey. 7. Sancti Spíritus. 8. Artemisa.

 

Duro golpe a la gloria

Gabriel Álvarez. (Foto: escambray.cu)

Gabriel Álvarez. (Foto: escambray.cu)

Gabriel Alexander Álvarez, el director técnico del equipo de baloncesto femenino de Sancti Spíritus, falleció tras estar varios días hospitalizado por una pancreatitis hemorrágica. El entrenador guio a sus muchachas durante toda la campaña, y solo se ausentó del momento decisivo, en el instante que sus discípulas tocaron la gloria con sus canastas y se coronaron, por primera vez, en la Liga Superior de Baloncesto. El título fue ganado por sus pupilas el 19 de marzo y como si esto fuera lo único que le faltara por lograr, se despidió de la vida unas jornadas después. Llegue a sus familiares, a sus alumnas y a la familia del baloncesto las más sinceras condolencias del colectivo de nuestra publicación.

 


Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne