0
Publicado el 5 Junio, 2018 por Dayán García La O en Deportes
 
 

JUEGOS CENTROAMERICANOS Y DEL CARIBE

Barranquilla invita otra vez

La llamada Puerta de Oro de Colombia acogerá por segunda ocasión la fiesta regional más antigua del mundo

Por DAYÁN GARCÍA LA O

Deporte. Barranquilla 2018/Logo Jit

(Jit)

Hasta la capital colombiana del Atlántico llegará nuevamente el concierto deportivo centrocaribeño entre el 18 de julio y el 3 de agosto venideros, un escenario donde seguramente queden algunos testigos de la versión que acogió esta urbe en 1946.

Barranquilla cumplió su papel de suplente para la quinta edición de estas lides, una vez que Costa Rica renunció a organizar la justa prevista para 1942, sin embargo la Segunda Guerra Mundial pospuso la realización hasta cuatro años más tarde.

Los quintos juegos marcaron varios hitos, por primera vez una ciudad no capital actuaba como sede, igualmente se iniciaban las acciones en el panorama suramericano, debutó una vedette de las citas multideportivas como la gimnasia y las damas llegaron a los terrenos de sofbol.

Entre los días 8 y 28 de diciembre, una fecha atípica para la lid, se citaron en Barranquilla 13 países, con el marcado debut de República Dominicana, Antillas Holandesas y Trinidad y Tobago. El diario colombiano El Excelsior refiere que solamente Nicaragua fue el único país afiliado a la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (Odecabe) que no asistió a la lid.

El día inaugural las banderas que ondearon fueron las de la nación anfitriona, Cuba, Panamá, Costa Rica, El Salvador, Jamaica, México, Puerto Rico, Venezuela, Guatemala y los tres debutantes.

También creció el número de atletas con 1540 participantes (294 mujeres), cifra que junto a la de delegaciones, significaron las cotas más altas desde la creación de estos certámenes en 1926.

Cuba recupera el trono

El velocista Rafael Fortún (al centro) consiguió el doblete de 100 y 200 metros en los Juegos de Barranquilla 1946. (havanatimes.org)

El velocista Rafael Fortún (al centro) consiguió el doblete de 100 y 200 metros en los Juegos de Barranquilla 1946. (havanatimes.org)

La mayor Isla antillana reinó en la segunda edición, que acogió La Habana en 1930, pero luego perdió el sitial de honor ante los mexicanos en San Salvador 1935 y en Panamá 1938.

No fue hasta la justa barranquillera que Cuba volvió a derrotar a México en una cruenta batalla. Se trató de 29 medallas de oro para los nuestros, de un total de 110 disputadas. Además, los cubanos se colgaron 26 platas y 23 bronces.

Por su parte, México terminó con 26 primeros lugares, 22 segundos y 28 terceros, para concluir con un total de 76 preseas los aztecas y 78 los cubanos.

De la actuación individual hay que destacar lo conseguido por el velocista Rafael Fortún, quien coincidió en la pista con verdaderas estrellas de la época y se llevó los títulos del hectómetro y los 200 metros, los primeros para él en citas regionales.

Fortún venció en los 100 metros al jamaicano Herbert McKenley con crono de 10.4, mientras que en los 200 fue mejor que el panameño Lloyd La Beach con marca de 21.6.

Para la Isla otras alegrías llegaron por intermedio de los voleibolistas, el ciclista Reinaldo Paseiro que ganó el kilómetro contra reloj, los gimnastas que se adueñaron de siete coronas liderados por los hermanos Fernando y Rafael Lecuona, y los esgrimistas y pesistas que dominaron sus especialidades.

Trago amargo

La armada cubana, que debe estar compuesta por más de 500 deportistas, llegará nuevamente a Barranquilla con la intención de dominar el medallero por países

Si hubo una derrota que Cuba sufrió con intensidad fue la del beisbol. Después de ganar las cuatro ediciones anteriores, nuestro equipo sucumbió par de veces ante el combinado colombiano, a la postre campeón de la lid. En el equipo cafetero, compuesto únicamente por peloteros de la región caribeña de ese país, destacó el lanzador Carlos Rodríguez, quien maniató con sendas lechadas 1-0 y 2-0 a los favoritos cubanos.

En definitiva, los cafetaleros se apuntaron la victoria y la Asociación Internacional de Beisbol determinó reconocer este evento como Campeonato Mundial de 1946, por la presencia de la mayoría de los países con tradición en la especialidad. Por esta razón, este triunfo del orbe constituye el primero de un deporte colectivo en la historia de Colombia.

La armada cubana, que debe estar compuesta por más de 500 deportistas, llegará nuevamente a Barranquilla con la intención de dominar el medallero por países, una condición que ostenta la Isla consecutivamente desde la edición de Panamá 1970, con excepción de las versiones de 2002 y 2010 en las que no participó.


Dayán García La O

 
Dayán García La O