0
Publicado el 1 Julio, 2018 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

España se ahoga en su mal juego

Rusia despide a la roja de casa y se mete en cuartos
Los anfitriones no quieren parar la fiesta. (Foto: Getty Images)

Los anfitriones no quieren parar la fiesta. (Foto: Getty Images)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Unos primeros 90 minutos sumamente aburridos, con demasiados toques de balón de los ibéricos, pero sin profundidad ni creación, nos dejaron un insípido 1-1, que se extendió hasta la prórroga, donde la roja hizo cambios arriba y buscó más el gol, pero se encontró con una defensa bien organizada que sacó cada pelota de peligro del área.

La cuenta se abrió con una anotación sumamente rara, cuando apenas al minuto 12 el defensa ruso Ignashevich, más pendiente de la marca sobre Sergio Ramos, en la caída golpeó el balón sin mirar y este se coló en su propio arco. Más adelante, una mano deliberada de Piqué regaló un penal que Dzyuba se encargó de cobrar a la perfección.

Con la igualada llegamos a la lotería de los penaltis, de ensueño para los rusos, quienes no fallaron ninguno de los cuatro tiros realizados, ante un De Gea que arribó a este Mundial con el sello de favorito, pero se va con menos categoría por lo demostrado. Mientras tanto por España fallaron Koke e Iago Aspas desde la pena máxima.

Lo cierto es que los organizadores no fueron menos y se plantaron cara a cara frente a un once muy superior, para conseguir una victoria inolvidable.

Ahora entre festejos, esperan por su siguiente rival, el cual saldrá del duelo entre Croacia y Dinamarca.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez