0
Publicado el 6 Julio, 2018 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

La samba del diablo

Los belgas se cierran y destierran a la canarinha

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

 Los diablos rojos hacen historia. (Foto: abc.es)

Los diablos rojos hacen historia. (Foto: abc.es)

Nunca imaginamos que una las tantas canciones pegajosas que estremecieron las discos en los 90, tendría sentido casi 30 años más tarde, pues en Kazán fueron los diablos rojos quienes impusieron su propio baile, y aunque no fue tan colorido como la samba, valió para sacar el partido adelante, y embrujar a todo el gigante sudamericano que recordará por mucho tiempo “esta melodía que tengo en mi cabeza”.

Un aguerrido Brasil, sobre todo cuando se vio en desventaja en el marcador, no pudo con los europeos quienes corrieron con suerte en el primer gol al minuto 13, –en propia puerta de Fernandinho– que sumado a una gran actuación de los hombres de atrás, Kompany, Meunier y fundamentalmente el arquero Courtois, al minuto 31 en una contra con final feliz casi liquidaron el encuentro, después de que Lukaku ganó la posición y buscó a De Bruyne, quien se gastó un golazo pegándole sin mucha altura pero si con gran potencia al palo cruzado de Alisson, para el segundo.

Ciertamente los sudamericanos no bajaron la cabeza y continuaron arribando al arco rival, –26 remates, 9 de ellos entre los tres palos– y el arquero del Chelsea en una de sus mejores noches.

No obstante al 76 Renato Augusto marcó de testa el del descuento, pero no fue suficiente para el pentacampeón, que dice adiós a Rusia.

A pesar de que la historia indicaba lo contrario, la selección belga con este resultado se incluyó entre los cuatro grandes del mundo y será rival de Francia en semifinales.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez