0
Publicado el 2 Julio, 2018 por Dayán García La O en Deportes
 
 

BARRANQUILLA 2018

Optimismo rumbo a cita cafetera

Durante dos semanas las principales autoridades deportivas del país compartieron con los periodistas aspectos relacionados con la preparación y los pronósticos de cada disciplina hacia los Juegos Centroamericanos y del Caribe
Deporte. Barranquilla 2018/Logo Jit

(Jit)

Por DAYÁN GARCÍA LA O y RAFAEL PÉREZ VALDÉS

“Cada vez se sube más la varilla”, fue el sentir colectivo que reinó luego de concluido el Seminario que organizan antes de las citas multideportivas la Cátedra de Periodismo Deportivo, el Inder y el Círculo de Periodistas Deportivos.

Con un impacto importante en la preparación del personal periodístico desde los Olímpicos de Atenas 2004, el curso en 2018 fue regido académicamente por la Escuela Ramal del Inder, que le otorgó por primera vez la condición académica de postgrado.

Fueron 10 jornadas de intercambio con los comisionados, presidentes de federación y principales entrenadores de cada deporte que competirá en Barranquilla, así como también una mirada desde la política exterior del país sede y las interioridades organizativas y estructurales de la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe.

En los cálculos previos realizados por el Inder los deportes en los que participaremos se encuentran agrupados en cuatro cuadrantes, como muestra la tabla que compartimos a continuación:

tabla Potencialidades de Cuba en Barranquilla 2018/ PL

En los dos primeros se encuentran 19 deportes que deben aportar el 98 por ciento de las medallas de oro, que son, en definitiva, las que deciden el primer lugar por países en esa ya anunciada disputa, y en los propósitos cubanos de mantener el primer lugar alcanzado desde los juegos de Ciudad de Panamá 1970.

El grupo más importante reúne a las disciplinas de atletismo, lucha, judo, boxeo, taekwondo, remo, canotaje, ciclismo, bádminton, gimnasia artística, tiro deportivo, levantamiento de pesas y voleibol. Por su parte, en segunda instancia Cuba dependerá en mayor grado del aporte del baloncesto, balonmano, esgrima, hockey sobre césped, polo acuático y tenis de mesa. Invitamos entonces a un recorrido por las condiciones actuales de los que deben ser los máximos aportadores de títulos.

El campo y pista tiene que responder

Si bien es cierto que la delegación atlética de la Isla no debe pensar objetivamente en los 23 títulos alcanzados hace cuatro años, tampoco puede olvidar que el empuje del atletismo es casi definitorio en la lucha por el primer lugar.

Agustín Abril, comisionado nacional, comentó que la preparación de los preseleccionados estuvo dirigida todo el tiempo a llegar a la justa barranquillera en la mejor forma y con marcas que avalen la intención de un resultado.

Para ello se han dado varias confrontaciones entre los miembros de la preselección, varias bases de entrenamiento y la participación de las principales figuras en competencias en Europa.

El saltador Juan Miguel Echeverría ha conseguido con sus recientes actuaciones que tiemble el récord centroamericano y del caribe. (athleticsweekly.com)

El saltador Juan Miguel Echeverría ha conseguido con sus recientes actuaciones que tiemble el récord centroamericano y del caribe. (athleticsweekly.com)

“Tenemos que tener claro que las principales figuras no deben fallar, y esperar varias sorpresas agradables si queremos acercarnos a los límites de nuestras potencialidades”, aseguró Abril.

Al momento de redactar esta ota se desconocían las inscripciones en el atletismo, y nadie duda de que lo que lleven las vecinas islas del Caribe condicionará en gran medida la aspiración cubana.

Las figuras cuasi obligadas a brillar en Barranquilla son las discóbolas Yaimé Pérez y Denia Caballlero, el saltador de longitud Juan Miguel Echeverría, la pertiguista Yarisley Silva, la multiplista Yorgelis Rodríguez, el triplista Cristián Nápoles, el velocista Yoandy Lezcay, el vallista corto Roger Iribarne y la ochocentista Rose Mary Almanza. De igual forma, la mayor isla caribeña necesita más alegrías llegadas desde el campo y pista.

La locomotora quiere perfección

Llevarán un gran peso, como es tradicional, los de combate. Y enseguida se piensa en el boxeo, denominado el buque insignia de nuestro deporte. Un detalle: solo nos representarán ocho de los diez pugilistas posibles (Joahnys Argilagos, campeón mundial en Hamburgo 2017, bronce en los Juegos Olímpicos de Río 2016, desertó en el clasificatorio, celebrado en Tijuana, México; el estelar Yosvany Veitía, ahora sancionado durante dos años, se fue por encima del peso reglamentario y no pudo competir).

Esas dos divisiones, 49 y 52 kilogramos, deben ser ganadas por los colombianos. Las otras ocho por los cubanos: “Vamos, con los clasificados, por una actuación perfecta”, dijo Alberto Puig de la Barca, comisionado nacional. No participaremos en el femenino, todavía en estudio en Cuba para darle luz verde o no para su práctica.

Crecer en los colchones

Los de la las luchas quieren sacar todo el brillo posible. “Vamos no solo por mantener la supremacía, sino por ser uno de los deportes que más le aporte a la delegación”, aseguró Luis de La Portilla, comisionado nacional. Estamos abogando por 14 de oro, distribuidas en las seis de la libre masculina, las seis de la grecorromana y dos de la libre femenina. En los juegos anteriores, celebrados en Veracruz 2014, ganamos 10. Hay tres divisiones que parecen las más complicadas: la de los 60 kilogramos en la greco; la de los 74 en la libre masculina; la de 57 en la femenina”, agregó.

Una de las atracciones será el regreso del estelarísimo Mijaín López, tres veces campeón olímpico (en Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016), y aspirante fuerte a una cuarta dorada en Tokio 2020), quien volverá a ser ahora el lógico abanderado de la delegación. ¿Y qué será de Oscar Pino, quien lo ha estado sustituyendo en su descanso activo, hasta el punto de que ganó una medalla de bronce en los campeonatos mundiales de París 2017? Estará en una base de entrenamiento, en República Dominicana, y será nuestro representante este año en los campeonatos mundiales.

Multiplicar hippones

Idalys Ortiz: figura estelarísima. (ANARAY LORENZO)

Idalys Ortiz: figura estelarísima. (ANARAY LORENZO)

Los judocas también pretenden lograr una faena grande. “Les hemos inculcado que vamos por todas las medallas de oro”, dijo seguro Rafael Manso, comisionado nacional. Claro: no será nada fácil.

En el femenino se encuentran rivales de peligro como las mexicanas Edna Carrillo (48 kilogramos) y Luz Olvera (52); en 70 aparecen la colombiana Yuri Alvear (bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, y de plata en los de Río 2016; tres de oro y dos de bronce en campeonatos mundiales); la boricua María Pérez (plata en el mundial de Budapest 2017), y la venezolana Elvismar Rodríguez (con varias preseas en campeonatos panamericanos). “No se olvida que en este último peso Onix Cortés le ha ganado a Alvear y a Pérez”, recordó el federativo.

Una de las figuras más seguidas se espera sea Idalys Ortiz (más de 78), debido a un expediente impresionante, en el cual se incluyen, entre otros éxitos, tres medallas olímpicas: bronce en Beijing 2008, oro en Londres 2012, plata en Río 2016.

“Las competencias en el masculino deben ser más complicadas”, dijo. Y agregó un elemento que inspira confianza: “Nuestros judocas tienen bien estudiados a sus principales rivales”. ¿Cuáles son los cubanos de mayores posibilidades para ganar medallas de oro? “Para mí todos”, respondió sin titubear. Los de este antiguo arte marcial alcanzaron 13 preseas doradas en Veracruz 2014.

Retomar el rumbo

Los cubanos del taekwondo, que desean sacudirse de tiempos recientes como para olvidar, arrancarán con una desventaja: no participarán en la modalidad Poomsae (defensas y ataques contra imaginarios adversarios), lo cual representa que ellos disputarán cinco títulos menos, los que deben terminar en cuellos mexicanos.

Rafael Alba: uno de los imprescindibles en el taekwondo

Rafael Alba: uno de los imprescindibles en el taekwondo

“Apenas conocemos la tecnología Daedo Gen”, explicó también Iván Fernández, comisionado nacional. “Por el ranking solo se ubicarán a dos competidores. Sí, es verdad, podríamos llegar a ganar entre cuatro y seis títulos. México debe terminar con los cinco del Poomsae más cuatro de combates; República Dominicana, cuatro o cinco; Colombia, dos”.

Las mayores posibilidades en el femenino las tendremos con Glenhis Hernández, campeona mundial de Puebla 2013; Yamisel Núñez y Yania Aguirre, bronces en aquella ocasión. Y las del masculino con Rafael Alba (oro también en Puebla 2013), Robelis Despaigne y José Ángel Cobas. “Los seis continúan siendo jóvenes, el de más edad es Despaigne, que se acerca a los 30 años”. En Veracruz se llegó a tres de oro-cuatro de plata-tres de bronce.

En la diana

La realidad del tiro deportivo cubano ha cambiado muy poco. Estamos acostumbrados a conseguir resultados con déficit en el entrenamiento, con respecto al volumen de disparos por la carencia de municiones.

Cuba estará en Barranquillla con 21 atletas (13 hombres y ocho mujeres), quienes participarán en 28 pruebas de las 34 convocadas.

Son pocas las comitivas que pueden preciarse de contar en su nómina con tres medallistas olímpicos, el caso del pistolero Leuris Pupo (oro en Londres 2012), la fusilera Eglys de la Cruz (bronce en Beijing 2008) y el escopetero Juan Miguel Rodríguez (bronce en Atenas 2004).

Según Julio Hernández, comisionado nacional, la preparación ha estado marcada por las dificultades, pero sobre ellas se han tenido algunas buenas noticias, como la medalla de bronce alcanzada en tiro rápido por el pistolero Jorge Félix Álvarez en la Copa Mundial de Munich, considerada la catedral de este tipo de eventos.

Cuba intentará este verano en los Juegos emular con los resultados de Veracruz, donde dominó el medallero del deporte gracias a 14 oros, siete platas e igual cantidad de bronces.

Paletadas de oro

Antes de los Juegos Cuba conoció que quedaron sin quórum las disciplinas del k4 y el c2 rama femenina, donde los botes de la Isla eran favoritos a imponerse. En este sentido, desde el inicio del presente ciclo, el país promovió la práctica de la disciplina en varias naciones del área, con el envío de colaboradores capacitados, según explicó a la prensa Alejandro Hamze, el comisionado nacional de canotaje.

Hamze explicó sin rodeos que de las 10 pruebas convocadas Cuba va por oro en ocho, y que las otras dos tienen pronóstico de plata. Destacó que en el k1 a 200 metros la colombiana Tatiana Muñoz posee condiciones para imponerse, al igual que el mexicano k2 a 500 metros. “Ese es el análisis objetivo, pero nuestras atletas en ambas competencias tienen para dar batalla y conseguir la victoria”, agregó. De alcanzar los ocho oros previstos el canotaje igualaría lo conseguido hace cuatro años, cuando se sumaron también cuatro platas.

¿Paso atrás?

El levantamiento de pesas recibió un golpe muy duro: su principal exponente, Yoelmis Hernández, tuvo un accidente doméstico, con quemaduras de segundo grado, y aunque al momento de escribir no se descartaba su participación en Barranquilla 2018, el panorama mostró un elemento más para decir que hay cambios significativos.

“En Veracruz se ganaron siete de oro, pero hoy las condiciones son otras. No creo, en este momento, y teniendo en cuenta también lo del accidente de Yoelmis, que podamos lograr cuatro de oro”, comentó Jorge Luis Barcelán, comisionado. “No se asusten cuando vean una o dos”, dijo con su habitual objetividad, y presionado ante preguntas.

Otro deporte que se espera quede por debajo de los desempeños de hace cuatro años es el remo: “No debemos volver a llegar a diez títulos, aunque sí ganaremos los Juegos Centroamericanos y del Caribe”, dijo Ángel Luis García, comisionado nacional. En esa delegación el motor debe ser Ángel Fournier, ganador de tres medallas en mundiales, quien competirá en tres modalidades.

Acrobacias, pedalazos, volantes y remates

Dentro del grupo principal el Inder también ubica a la gimnasia artística, el ciclismo, el bádminton y el voleibol. La primera de estas manifestaciones llega en mejores condiciones que a Veracruz 2014, con un equipo con mayor madurez, liderado por el subcampeón mundial Manrique Larduet, quien puede convertirse en el rey cubano de la cita.

La lesión sufrida por la doble campeona de Veracruz 2014, la santiaguera Yesenia Ferrera, supone un escollo al que tendrán que sobreponerse las féminas que una vez más tendrán en Marcia Videaux a su principal figura.

Igualmente en el ciclismo Cuba competirá en 26 de las 28 pruebas, pero las mayores opciones están alrededor de las pedalistas Arlenis Sierra y Marlies Mejías, tanto en la pista como en la ruta.

El bádminton también llega en mejores condiciones a la justa cuatrienal, y clasificó cuatro atletas en cada sexo. Tahimara Oropesa y Leodannis Martínez han crecido deportivamente. Se espera que los principales resultados lleguen en el single masculino, el doble en ese sexo y el doble mixto, y de esa forma superar la actuación precedente de un oro, una plata y tres bronces.

El voleibol centra sus principales esperanzas en la arena, aunque los últimos compases ya llenan de optimismo a los integrantes de la selección masculina de sala. La lid barranquillera parece la rampa perfecta para el nuevo despegue definitivo de nuestro voly de sala, luego de varios años estratégicos insertando a los jóvenes en las competencias mundiales en categorías inferiores.

Las principales autoridades deportivas de la Isla coinciden en que una vez más Cuba, con la eficiencia como bandera, debe mantener el reinado por países, aunque también aseguran que la batalla será difícil con mexicanos y colombianos, una vez que el calendario competitivo está diseñado para desestabilizar anímicamente a los de la mayor isla caribeña.


Dayán García La O

 
Dayán García La O