0
Publicado el 3 Agosto, 2018 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

RECORDANDO (4)…

Boxeadores también dijeron… “¡Nos vamos!”

Ocurrió en los juegos de Ciudad Panamá 1938

 

La nadadora cubana Olga Luque(al centro) ganó tres de oro. (Foto: ARCHIVO DE BOHEMIA)

La nadadora cubana Olga Luque(al centro) ganó tres de oro. (Foto: ARCHIVO DE BOHEMIA)

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

Se viven momentos dramáticos en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018. Pero es inevitable, de vez en cuando, que se disparen los recuerdos hacia ediciones anteriores. El pasado tiene su espacio. ¿Nos montamos ya en la máquina del tiempo?

Hoy viajamos hacia la cuarta edición, disputada en Ciudad Panamá 1938.

Los dejamos con un resumen:

1.-Aquellos duelos en el Istmo se disputaron del 5 al 24 de febrero, y la misma apertura tuvo ya una curiosidad: por primera vez en un acto inaugural de los juegos se soltaron palomas, símbolo de la paz, con los colores de todos los países.

2.-Los panameños estuvieron a punto de ser los primeros en construir una Villa Centroamericana, idea que al final no resultó, y albergaron a los deportistas visitantes en colegios.

3.-Hubo porfía en 18 deportes, entre ellos el estreno del polo acuático, levantamiento de pesas, ciclismo y frontenis.

4.-Como era de esperar creció el número de naciones participantes: récord de 10 (la presencia por primera vez de Venezuela y Colombia resultó significa).

5.-Algo lógico: también aumentó el de participantes. De los 741 registrados oficialmente en San Salvador 1935, la cifra se elevó por primera vez por encima del millar: hasta mil 216, de ellos 187 mujeres, entre las cuales brillaron algunas cubanas.

6.-En las semifinales de los 100 metros el panameño Jennings  Blackett y el cubano Jacinto Ortiz marcaron 10.03 segundos con lo cual igualaron el récord mundial, y alcanzar la misma marca con la que el colosal estadounidense Jesse Owens había ganado una de sus cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos d Berlín 1936, aguándole entonces la fiesta al horrible dictador Adolfo Hitler.

7.-En Panamá el oro en ese evento fue para Blackett, con 10.04, y la plata para Ortiz (no aparece su tiempo en la mejor fuente que conocemos: el libro del colega Enrique Montesinos).

8.-Nuestros peloteros lograron por cuarta vez el título, apoyados en el lanzador Agapito Mayor, quien logró cuatro de las cinco victorias (la otra fue una lechada de Pedro Natilla Jiménez contra Nicaragua), al ritmo anestesiante de no permitir carreras limpias.

9.-La natación propició un dominio cubano casi absoluto, al conquistar cinco de los seis eventos para varones, y los cinco del femenino, incluidos los tres de Olga Luque, en 100 libre, 200 pecho, y el relevo 4×100, uniendo esfuerzos con Ruth Gil, María C. Llanio y Margaret Chapman.

10.-Un apunte sobre Chapman: en el clavados ganó la de oro en el trampolín de tres metros, y una más que se le concedió en la plataforma, pese a que fue la única competidora y se presentó más bien a modo de exhibición.

11.-Hubo un muy curioso triple empate en la cima en cuanto a coronas, y en definitiva, tras el desempate por las medallas de plata, los tres primeros países quedaron ubicados así: 1.-México (24 de oro-32 de plata-16 de bronce=72), Panamá (24-22-20=66) y Cuba (24-17-19=60). Sí, Panamá segunda; Cuba tercera… O dicho de otra forma: la fuerza que aporta ser el anfitrión.

12.-¿Se acuerdan que en los juegos anteriores, los de San Salvador 1935, los esgrimistas cubanos encabezados por el grandioso Ramón Fonst, consideraron que hubo parcialidad e incompetencia en el jurado del florete, y  dijeron… “¡Nos vamos!”?

Ahora en Ciudad Panamá 1938 los boxeadores cubanos no estuvieron de acuerdo con que uno de ellos repitiera una pelea que ya había ganado. Y también dijeron…“¡Nos vamos!”.

 

(Fuente principal: Los Juegos regionales más antiguos. Juegos Centroamericanos y del Caribe, de Enrique Montesinos).


Rafael Pérez

 
Rafael Pérez