0
Publicado el 10 Agosto, 2018 por Redacción Digital en Deportes
 
 

58 SERIE NACIONAL DE BÉISBOL

Granma derrotó a Las Tunas 8-7

Fue un bonito juego, buenas jugadas a la defensa y extrema combatividad demuestran que será una serie reñida para todos los participantes.

Por Duanys Hernández Torres

El principal espectáculo deportivo del país se reabrió este jueves, con la inauguración de la 58 Serie Nacional de Béisbol en el estadio Mártires de Barbados de Bayamo.

La ceremonia de apertura comenzó con una breve representación de los sucesos históricos acaecidos el 10 de octubre de 1868, que dieron inicio a las luchas por la independencia de Cuba. Ello porque el torneo está dedicado al 150 aniversario de tan gloriosa efeméride.

Después se presentaron a los jugadores de Granma y Las Tunas, finalistas de la serie anterior, quienes deleitaron al público con un atractivo desafío.

Los bicampeones granmenses desataron una feroz ofensiva en las cuatro primeras entradas. Anotaron ocho carreras para sentenciar el encuentro, aunque los Leñadores nunca entregaron las armas.

Los Alazanes no creyeron en la clase de Yoalkys Cruz, el abridor tunero, y le fabricaron cinco anotaciones con seis imparables en solo un inning y dos tercios de labor. Tampoco José Adiel Moreno y Yoan Antunes pudieron contener los bates del equipo contrario.

Keniel Ferraz y Rodolfo Díaz estuvieron muy bien desde la lomita en la segunda mitad del duelo, pero ya el mal estaba hecho.

César García fue el lanzador ganador del partido. Tuvo una apertura de calidad, al solo permitir dos carreras con seis inatrapables en seis capítulos de actuación.

Sin embargo, el picheo de relevo de Granma falló en las postrimerías y los visitantes, a la hora de recoger los bates, cuando perdían 3-8, ripostaron con un racimo de cuatro anotaciones.

Erluis Blanco y Joel Mojena tuvieron malas salidas como relevistas. Juan Danilo Pérez salvó el partido después de un tremendo fildeo sobre sólida línea de Jorge Yhonson que sirvió para doblar a Yunieski Larduet en segunda.

Este corredor significaba el empate, y tras la jugada se esfumaron las posibilidades de la gran remontada. El engarce salvador desde el box apagó el fuego. El último out con las bases limpias lo cedió el peligroso Danel Castro.

Fue un bonito juego para iniciar el campeonato. Buenas jugadas a la defensa y extrema combatividad demuestran que será una serie reñida para todos los participantes.

Comenzó la pasión. La pelota otra vez está en la calle.

Fuente: Jit


Redacción Digital

 
Redacción Digital