0
Publicado el 19 Noviembre, 2018 por Dayán García La O en Deportes
 
 

El rey del boxeo es el tinajón

El equipo de Camagüey reinó por primera vez en la Serie Nacional
El espirituano Yosbany Veitía fue un refuerzo de lujo para Camagüey en su regreso a las competiciones oficiales. (ANARAY LORENZO COLLAZO)

El espirituano Yosbany Veitía fue un refuerzo de lujo para Camagüey en su regreso a las competiciones oficiales. (ANARAY LORENZO COLLAZO)

Por DAYÁN GARCÍA LA O

La habanera Ciudad Deportiva pareció pequeña para la celebración de la plantilla camagüeyana tras vencer con holgura a La Habana en la última fecha de la Serie Nacional de Boxeo y certificar la corona en la competición, que les había sido esquiva en las cuatro versiones anteriores.

En la fase final de la lid se citaron las seis mejores escuadras de la nación (dos por zonas: Pinar del Río, La Habana, Villa Clara, Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba), todas reforzadas con las principales figuras de cada una de las divisiones, un privilegio que no se pudo vivir en la cita precedente.

Mientras los agramontinos festejaban el título quedaba atrás una de las grandes paradojas del panorama boxístico nacional, porque los del tinajón se han impuesto durante siete temporadas consecutivas en el Torneo Playa Girón y nunca habían podido levantar el trofeo en la serie.

La oportunidad de 2018 sirvió, entonces, para que los principales camagüeyanos de la preselección nacional unieran energías con refuerzos de lujo como el espirituano Yosbany Veitía (52 kilogramos), quien reapareció en competiciones oficiales después de un año alejado del equipo grande de la Isla.

Julio César La Cruz (91kg), Kevin Brown (64), Damián Arce (49), Dainier Peró (+91) fueron los tinajoneros que llevaron la voz cantante para conseguir uno de los tres objetivos propuestos por la familia del pugilismo del territorio en este curso.

Un paso necesario

Robinson Poll es el jefe técnico del boxeo en la provincia agramontina. Cada jornada se le vio en la esquina de sus pupilos, sin desesperarse, sobre todo en los primeros pareos que concluyeron con un Santiago de Cuba indomable. “El éxito radica en el trabajo en la base, desde la selección de los atletas hasta el seguimiento que le dan los entrenadores. Podemos decir que nuestra pirámide funciona correctamente.

“Este trabajo es de un colectivo muy grande que labora sin descanso en la Academia Provincial, incluyendo a las glorias deportivas de nuestro territorio: Víctor Corona, Leonardo Martínez Fis, Carlos García, Bernardo Comas, Fermín Espinosa, Isidro Truman (fundador de La Finca) y Agustín Carmona (boxeador profesional antes del triunfo de la Revolución)”, agregó el jefe técnico.

Poll refirió que esta medalla de oro significa solo un paso en sus aspiraciones. “Nos debíamos este resultado. Pero no nos conformamos, ahora queremos ganar nuevamente como anfitriones del Playa Girón en diciembre y obtener en ese evento más de 10 medallas”.

Nuevo escenario

La Asociación Internacional de Boxeo Aficionado anunció la supresión de dos categorías para los hombres, a partir de la próxima Serie Mundial y confirmó la presencia del deporte de los puños en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Sucede que las divisiones de 49 y 52 kilos desaparecieron y se reajustaron en 51, 57, 63, 69, 75, 81, 91 y +91. Sobre este aspecto, Rolando Acebal, jefe de entrenadores de la selección nacional, dijo a BOHEMIA que esta medida impone un tremendísimo reto para 2019. “Imagínate que en la Serie Mundial serán ocho divisiones, pero también tenemos el clasificatorio panamericano y los Juegos de Lima con 10 opciones. Esto nos obliga a un trabajo diferenciado y a mover bien las cartas. La principal preocupación nuestra estaba en la división de 63 kilogramos, que debe ser la que defienda el campeón mundial Andy Cruz (antes 64) y por suerte el tres veces rey del planeta Lázaro Álvarez (antes 60) está dispuesto a bajar a los 57”.

A la par de la supresión de esas categorías para los hombres, se sumaron dos a las tres que tenían ya las mujeres en las citas multideportivas, o sea, que en la capital nipona las féminas discutirán cinco medallas de oro, y se prevé que en un futuro inmediato ambos géneros tengan la misma posibilidad de participación. Lo paradójico es que Cuba, país con mayor historia entre las cuerdas del ring, aún estudia la posibilidad de que sus mujeres puedan practicar oficialmente este deporte.


Dayán García La O

 
Dayán García La O