0
Publicado el 3 Noviembre, 2018 por Dayán García La O en Deportes
 
 

En el béisbol, la mano se robó el show

El primer Torneo Internacional de Béisbol 5 tuvo como sede al emblemático Coliseo de la Ciudad Deportiva y demostró que esta nueva disciplina puede convertirse en el futuro olímpico del deporte de las bolas y los strikes

 

Por DAYÁN GARCÍA LA O

Cuba dominó el Primer Torneo Internacional de Béisbol 5. (MÓNICA RAMÍREZ/JIT)

Cuba dominó el Primer Torneo Internacional de Béisbol 5. (MÓNICA RAMÍREZ/JIT)

Una cancha sintética montada en el Coliseo de la Ciudad Deportiva acogió las relampagueantes acciones de la novedosa modalidad del Béisbol 5, como si fuera una calle de cualquier ciudad de Cuba en la que un grupo de chamacos se divierte con el juego de las cuatro esquinas.

En esta oportunidad se citaron escuadras de Francia, Nicaragua, Jamaica y la nación anfitriona para demostrar en la práctica lo que especialistas debatieron en la Clínica de Béisbol 5, incluida en el programa general del evento Cubamotricidad 2018.

Recordemos que Cuba fue la encargada del lanzamiento mundial de este deporte, en noviembre de 2017, con la presencia de Ricardo Fraccari, presidente de la Confederación Mundial de Béisbol-Softbol.

En aquel momento, el directivo dijo que se presentaba una actividad dinámica, atractiva, rápida, sencilla y que no necesita materiales costosos, lo que puede ser la solución para masificar el deporte. No se equivocó el italiano y un año después, mientras sigue la Confederación dando cursos y haciendo exhibiciones en muchas partes del mundo, llega a La Habana la primera competencia oficial.

El Béisbol 5 se juega en una cancha pequeña, defendida por cinco jugadores. La pelota se golpea con la mano dentro de una zona delimitada para ello y la distancia entre las bases es de solo 13 metros. Para la defensa no se usa ningún implemento y el terreno está delimitado por una valla que valida el rebote y legitima la regla de que la pelota tiene que picar antes de hacer contacto con ella.

En la Ciudad Deportiva, convertida en un barrio cubano, los de casa dominaron en dos de las tres modalidades. Entre hombres se impuso una selección de Cuba en final pactada entre dos conjunto locales y que se vivió con altos niveles de emoción. Al final la pizarra fue de ocho carreras por siete a favor del Cuba B con una remontada espectacular en el último capítulo.

También los cubanos se impusieron en la competencia de equipo mixto (dos mujeres y tres hombres), con victoria de 11 carreras por cero ante el elenco francés.

Pero donde llegó la sorpresa fue en el sector femenino, donde las galas aprovecharon los errores de las cubanas y manejaron mejor tácticamente su ofensiva para vencer en reñido partido a las anfitrionas con marcador de cinco carreras por tres.

Por su parte, Eros Bernal, metodólogo de la Comisión Nacional de Béisbol, dijo a BOHEMIA que se cumplió el objetivo de realizar el evento y demostrar que se ha ganado mucho en el terreno de masificar esta disciplina.

“Al final creo que ganamos todos porque vimos el crecimiento de los franceses y cómo países sin tradición como Jamaica se suman a esta nueva oportunidad”, agregó.

Bernal añadió que en este último año se han dado muchísimos pasos dirigidos a globalizar el Béisbol 5 para que una de las modalidades de la Confederación se mantenga en los Juegos Olímpicos de 2024, en Francia.

Otro que conversó con la revista fue Elliot Fleys, entrenador de Francia y miembro de la Confederación Mundial, quien explicó que antes del torneo en la nación europea se pensaba que los cubanos serían invencibles y que al final su equipo femenino pudo imponerse, lo que da una medida de competitividad.

“Valoramos los aspectos que defendemos de esta especialidad, partidos dinámicos y rápidos con alrededor de unos 20 minutos de duración, acciones que te obligan a tomar decisiones en poco tiempo, estamos complacidos por lo vivido”, señaló Fleys.

Igualmente destacó las condiciones de los cubanos para este juego. “Parece que lo llevan incorporado en la sangre, golpean tan duro la pelota, reaccionan como felinos, tal parece que todos aquí han jugado al cuatro esquinas toda la vida. Por eso es que los entrenadores de la Isla son la bandera para enseñar esta disciplina por todo el planeta, los cubanos son una referencia. Aquí se dio algo muy lindo con los jamaicanos, quienes nunca habían jugado y vimos que en cada partido fueron mejorando”, explicó el francés.

Por segundo año consecutivo el agramontino Alexander Ayala se vistió de Leñador. (ANARAY LORENZO COLLAZO)

Por segundo año consecutivo el agramontino Alexander Ayala se vistió de Leñador. (ANARAY LORENZO COLLAZO)

Con el bate de madera

Luego de la realización del Juego de las Estrellas en Ciego de Ávila y de la fundamental ronda de refuerzos para la segunda fase, la pelota tomó un rumbo totalmente distinto con nóminas que en su mayoría salieron bien equipadas desde el papel.

Como siempre apuntamos, lo que sean capaces de aportar los recién llegados dictará el buen tino de su elección, y creo que el ejemplo más fehaciente en estos primeros compases es lo conseguido por la ofensiva del equipo de Las Tunas, cuando muchos se cuestionaron que Pablo Civil llamara a sus filas al camagüeyano Alexander Ayala y al habanero artemiseño Jorge Enrique Alomá, y pocos pensaron que con esta jugada (primeras dos elecciones del tunero) armaría alrededor de la segunda base la mejor dupla posible hoy en Cuba.

Algunos apuntes de la lluvia de estrellas

Un conjunto de enseñanzas dejó la versión del fin de semana que involucró a los mejores jugadores del patio junto a un grupo de glorias. Creo que la fiesta deportiva tiene que estar mucho más dirigida al aficionado que a la seriedad del juego de pelota.

Me explico, tanto el choque de veteranos como el de los atletas en activo se han convertido en una cuestión de supremacía regional y se ha apartado un poco del verdadero sentido de fiesta de estas citas.

La fiesta no se mide solo por las actividades culturales que se integren al programa, ni por el ambiente que haya en el estadio o las áreas circundantes, la alegría también tiene que primar en el terreno, en la mentalidad de los jugadores y en las decisiones de los managers.

¿Es necesario un toque de bola de sacrificio en un Juego de Estrellas? ¿Acaso es espectáculo una base por bola intencional? ¿Es bien visto que en una jugada cerrada con acciones defensivas de lujo como la que se vivió entre el camarero y el campo corto se decrete quieto y haya que ir al video para verificarlo?

Por otro lado, ¿concuerdan conmigo en que el partido entre las glorias de nuestro deporte nacional es cada vez más aburrido? ¿O que se suben a la lomita lanzadores que todavía sacan outs en nuestras series nacionales? ¿O que extrañamos a los más viejitos que nos hacían gozar con el máximo esfuerzo para llegar a primera base o para engarzar una pelota?

En la misma cuerda están las pruebas de habilidades. Creo que se pueden buscar otras alternativas con la participación del público, porque los atletas de ese nivel no tienen nada que demostrar. Si cree que es discutible mi posición pregúntele al jardinero mayabequense Pedro León, líder jonronero de la primera fase y refuerzo industrialista, lesionado e intervenido quirúrgicamente tras lastimarse en la vuelta al cuadro.

De cualquier manera, Ciego de Ávila fue una maravillosa sede, como siempre en estos menesteres beisboleros; con una afición a la altura del equipo de este territorio. Veremos si también tienen la posibilidad de demostrar su hospitalidad en los play off.

Las claves de Caliendo

El entrenador Peter Caliendo en su conferencia interactiva con una amplia representación de entrenadores de béisbol en todos los niveles. (CALIXTO

El entrenador Peter Caliendo en su conferencia interactiva con una amplia representación de entrenadores de béisbol en todos los niveles. (CALIXTO

Igualmente Cubamotricidad 2018 acogió una Clínica de Béisbol que contó con la presencia especial de la mayoría de los directores de la Serie Nacional número 58.

Una de las conferencias más exitosas fue la que impartió el entrenador estadounidense Peter Caliendo, miembro de la comisión técnica de la Confederación Mundial de Béisbol-Softbol.

Caliendo, con experiencia en el trabajo con niños de más de 30 países, se refirió a la enseñanza de este deporte en edades infantiles y escolares.

El norteamericano dijo que son muchos los niños que prefieren el fútbol en la actualidad. “Es más divertido, por eso el gran reto que tenemos es conseguir que nuestros entrenamientos sean igual de entretenidos”.

En este sentido explicó que debe tratarse que los niños aprendan y a la vez sonrían, aunque no siempre funciona. “Ustedes saben que a todos los pequeños les gusta batear. Hay que utilizar este incentivo. Les decimos que vamos a batear al final de la práctica para que hagan antes lo que menos les gusta, y más rápido”.

Igualmente sobre su experiencia en la conformación de equipos norteamericanos de diferentes categorías, destacó que el criterio número uno para seleccionar a los jugadores es el carácter del atleta. “¿Qué tipo de persona es? ¿Cómo trabaja en los entrenamientos? ¿Cómo se relaciona con sus compañeros de equipo? Necesitamos jugadores de carácter y con mucho liderazgo si queremos tener un buen equipo”, sentenció Caliendo.


Dayán García La O

 
Dayán García La O