0
Publicado el 19 Noviembre, 2018 por Dayán García La O en Deportes
 
 

BÉISBOL

 Las Tunas, bajita y pegada

Los cubanos Raidel Martínez (lanzador) y Ariel Martínez (receptor) serán contratados nuevamente para jugar la próxima temporada con el equipo Dragones de Chunichi, de la Liga Profesional de Béisbol de Japón

Por DAYÁN GARCÍA LA O

  • Pablo Civil. Foto: visiontunera.icrt.cu

    ME GUSTA mucho conversar de béisbol con Pablo Civil, mánager de los leñadores subcampeones de la Serie número 57. Cada vez que tengo la oportunidad me acerco para compartir criterios y así ocurrió en el fin de semana de las estrellas en Ciego de Ávila y en el Congreso Internacional AFIDE. Lógicamente departimos en un tono más distendido, por momentos transgrediendo la relación periodista-entrenador, pero siempre con responsabilidad. Nos referimos ambos a la selección de refuerzos, a sus primeras dos opciones (pidió a los torpederos Alexander Ayala y Jorge Enrique Alomá), y a los lanzadores que encontró por el camino. Comentó que su equipo tenía una necesidad urgente de cubrir la línea central (Alomá puede desempeñarse como el mejor segunda base que exista en el país) y que estaba seguro de que si dejaba pasar esas oportunidades para las rondas finales no llegarían ninguno de los dos. Pensé en su momento que no era acertada la decisión, pero después entendí en dos direcciones que además de llevarse a casa a una dupla cerrojo a la defensa, sumó a dos de los mejores bates del campeonato, un lujo que nadie pudo darse en la selección. Para ratificar sus decisiones solo hace falta revisar las estadísticas en el primer tercio de la segunda fase, Ayala y Alomá que han aportado en conjunto un average de 314 (41 hits en 129 turnos), ocho tubeyes, siete jonrones, 30 carreras impulsadas y 23 anotadas. Este accionar ha dado completamente la razón al timonel tunero, sin ponernos a debatir el hecho de que dejó sin torpedero TOP a varios equipos que tenían una necesidad urgente en esa posición. Esta es una de las jugadas maestras de la selección de refuerzos. En el área de los lanzadores pudo contar con los servicios del zurdo camagüeyano Dariel Góngora, desde mi punto de vista subvalorado sobremanera, el taponero derecho matancero Armando Dueñas (por la lesión del guantanamero Luis Castillo) y el derecho mayabequense Yadián Martínez. Sucede que tampoco le ha ido mal porque este trío compila siete triunfos y cuatro reveses. Lo que sí es una realidad es que los tuneros han ganado el doble de lo que pierden (10-5) en el primer tercio de la segunda fase, lo que se une a su privilegiada posición en el reordenamiento, para que nadie dude de su inclusión entre los cuatro grandes. Las Tunas debe ser un duro escollo para cualquier rival en los play off, algo así como una recta dura, bajita y pegada.

  • Raidel Martínez jugará nuevamente con los Dragones de Chunichi. (npb.jp)

    Raidel Martínez jugará nuevamente con los Dragones de Chunichi. (npb.jp)

    EN LA ESQUINA de afuera. Los cubanos Raidel Martínez (lanzador) y Ariel Martínez (receptor) serán contratados nuevamente para jugar la próxima temporada con el equipo Dragones de Chunichi, de la Liga Profesional de Béisbol de Japón, según publicó Jit, sitio oficial del Inder. Shigekazu Mori, director general de operaciones del equipo nipón, dialogó con directivos del ente deportivo cubano para destacar la entrega y disciplina de ambos jugadores, y sus potencialidades para progresar. “El receptor es solicitado por los lanzadores por la forma en que los guía y alienta. El muchacho tiene ansias de aprender, incluso nuestro idioma”, dijo Mori. El matancero Ariel se desempeñó casi toda la campaña en el equipo de desarrollo de los Dragones, ubicado quinto en la Liga Central con 63 victorias, 78 reveses y dos empates, y noveno en la Interligas con 7-11. En el caso del piñareño Raidel, el ejecutivo japonés lo consideró como una gran promesa del deporte. “Tiene todo para brillar en el béisbol. Solo necesita un poco de tiempo y más entrenamiento”, apuntó. El lanzador vio acción durante 27.2 entradas en siete encuentros, ganó uno y perdió tres, además de finalizar con 6.65 promedio de efectividad.

  • POR OTRO LADO, el granmense Roel Santos concretó una relación contractual con los Caimanes de Barranquilla, equipo de la Liga Colombiana de Béisbol Profesional. Santos, integrante de los últimos equipos Cuba, tiene experiencias extrafronteras en la Liga Can Am y en la Liga Profesional de Japón. “Trataré siempre de dar lo mejor de mí, representar a mi país dignamente y obtener los mejores resultados en esa liga”, subrayó el pelotero en el momento de la firma del contrato. El campeonato cafetero es intenso con dos meses de competencia clasificatoria hasta el 30 de diciembre.

Dayán García La O

 
Dayán García La O