3
Publicado el 6 Enero, 2019 por Prensa Latina en Deportes
 
 

Béisbol cubano: vuelven a ganar los Leñadores, Tigres contra la pared

Los Leñadores y comenzaron a mostrar cuáles eran sus “públicas intenciones” en el final del cuarto capítulo, cuando el veterano de mil batallas Danel Castro desapareció la pelota del estadio Julio Antonio Mella y puso el partido 1-2
Béisbol cubano: vuelven a ganar los Leñadores, Tigres contra la pared.

Foto: periódico26.cu

Con una faena excepcional del derecho Erlys Casanova, Las Tunas venció hoy por 9-2 a Ciego de Ávila y puso 2-0 esa semifinal del Campeonato cubano de béisbol, pactada al mejor de siete juegos.

Casanova lanzó uno de los mejores partidos de su vida y recibió un sólido respaldo ofensivo en la segunda mitad del choque. El derecho tiró el juego completo, con ocho ponches propinados, siete de hits admitidos y dos carreras soportadas.

Precisamente, esas dos anotaciones llegaron en el mismo primer capítulo. Los avileños comenzaron impetuosos y el inicio del choque, con ese 2-0 inmediato, hacía presagiar que tendrían grandes opciones de emparejar la serie.

Para colmo, el abridor de los Tigres, el derecho Yander Guevara, trabajó los tres primeros capítulos sin permitir hits a los tuneros.

Sin embargo, los Leñadores tenían otros planes y comenzaron a enseñarlos en el final del cuarto, cuando el veterano de mil batallas Danel Castro desapareció la pelota del estadio Julio Antonio Mella y puso el partido 1-2.

Ya en el quinto desplegaron el primer ataque en profundidad y fabricaron un rally de tres carreras, dos de ellas impulsadas por triplete de Andrés Quiala, el noveno bate del lineup, y la otra por Yuneski Larduet, con un squezze-play fantástico.

La remontada dejaba a los tuneros delante por 4-2; a esa hora Casanova ya estaba intratable; y los avileños tenían caras de pocos amigos; en realidad, no se avizoraba una reacción de los Tigres.

Y entonces apareció el arma secreta de la jornada para los Leñadores. En el sexto capítulo, cansado de ver cómo le daban base intencional a Jorge Alomá para lanzarle a él, Denis Peña impulsó dos carreras en el medio de otro ramillete de tres rayas, que dejó el choque visto para sentencia 7-2.

Por si fuera poco, en el octavo, con hombre en segunda base y un out, volvieron a darle base intencional a Alomá, líder de los bateadores en la etapa regular, y Peña volvió a sacudir línea por encima de la cabeza del camarero, para conseguir su tercer remolque en la velada. En ese inning, Las Tunas finalmente marcó dos y selló el triunfo definitivo 9-2.

Del resto se encargó Casanova con su joya de pitcheo, un triunfo de altos quilates.

Ahora, Las Tunas comanda la serie por 2-0 e irá a los predios de los Tigres para dirimir los duelos tres, cuatro y cinco -en caso de ser necesario-.

Ciego de Ávila quedó obligado a ganar cuatro de los últimos cinco desafíos de la semifinal, si entre sus planes aún está clasificar al match por la corona.

En la otra semifinal, Villa Clara domina por 2-0 a Sancti Spíritus, tras vencer a domicilio por 4-0 y 8-1 en los dos primeros partidos.

Si los especialistas le otorgan algunas posibilidades de resurrección a Ciego de Ávila, a los espirituanos prácticamente los dan por enterrados, pues perdieron ambos duelos en calidad de anfitriones.

Mañana será día de descanso y traslado para los equipos. Ambos enfrentamientos se reanudarán el próximo lunes en los estadios José Ramón Cepero de Ciego de Ávila y Augusto C. Sandino de Villa Clara. (PL).


Prensa Latina

 
Prensa Latina