0
Publicado el 4 Enero, 2019 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

Diseña otro alcance la Federación Internacional de Voleibol

Proyecta que la modalidad integre el calendario de Beijing 2022, escenario de la máxima fiesta del deporte en  invierno

 

 

Sobre la nieve rige la misma máxima que en la arena y la sala: “No escatimar esfuerzos para salvar la esférica que pueda comprometer un éxito”. (Foto www.norceca.com)

Sobre la nieve rige la misma máxima que en la arena y la sala: “No escatimar esfuerzos para salvar la esférica que pueda comprometer un éxito”. (Foto www.norceca.com)

POR ABELARDO OVIEDO DUQUESNE

Foto wwww.fivb.org

Además de la espectacularidad conseguida por la modificación del reglamento, y otras novedades, en el pasado siglo, la Federación Internacional de Voleibol prepara otro alcance. Esta vez no modificará el reglamento o difundirá alguna novedad. Sencillamente, trabajará para instaurar  el voleibol de nieve en el organigrama de los venideros Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022

En el XXXVI congreso de la FIVB celebrado a finales del pasado año en Cancún, México, el Dr. Ary S. Graça, habló sobre su visión del futuro del voleibol cuando se dirigió a los integrantes de más de 200 federaciones nacionales. El presidente confirmó que la organización que dirige continuará invirtiendo en el crecimiento del deporte a nivel mundial, para proporcionar contenido de clase mundial todos los días a los fanáticos del voleibol. El directivo enfatizó sobre el exitoso desarrollo del voleibol de nieve, ya que la FIVB continúa expandiéndolo a nuevas demografías. La especialidad que el día de San Valentín de  2018 celebró un partido de exhibición en la nieve de la olímpica ciudad Sudcoreana de Pyeongchang. EL cotejo fue jugado por tres medallistas olímpicos de voleibol. Uno de ellos fue el brasileño Emanuel Rego, medallista de oro olímpico de voleibol playero en los Juegos Olímpicos de Verano Atenas 2004. Esa fue también una de las novedades  de la segunda campaña del cuatrienio.

En su día el rotativo Primera Hora de Puerto Rico difundió: “El voleibol sobre nieve no es un deporte olímpico. Probablemente nunca lo sea. Pero el momento de más brillo para la novel modalidad fue el miércoles (14 de febrero), cuando el Príncipe Alberto de Mónaco, quien es miembro del Comité Olímpico Internacional, se presentó para ver un partido de exhibición al aire libre en la urbe de Corea del Sur. Y efectuó el saque de honor en el partido de esta modalidad que comienza a tomar vuelo.

“No estoy seguro de sus posibilidades de incluirlo entre los deportes de las olimpiadas invernales, pero es una buena transición entre el verano y el invierno”, dijo.

“Esta es la segunda ocasión en que los practicantes de una modalidad acusan ansiedad por la espera del pronunciamiento del COI. Antes de convertirse en deporte olímpico en el 1996, el voleibol de playa era motivo de burla. ‘Curling’ y ‘snowboarding’ ahora son deportes famosos dentro del programa invernal. ¿Quién sabe qué cuál sea el futuro del voleibol sobre nieve?”, opinan los  analistas.

A SABER

El voleibol de playa dista un tanto del playero en cuanto a la reglamentación. Se identifica porque los adversarios emplean una gruesa ropa de abrigo. No  se juega descalzo. Las reglas son semejantes a las de la playa. Rige la misma máxima que en la arena y la sala: “No escatimar esfuerzos para salvar la esférica que puede comprometer un éxito. Son pocos los jugadores que practican las dos disciplinas. Posee un circuito en el Viejo Continente. El periplo europeo consta usualmente de siete paradas. En la anterior versión, los competidores visitaron algunas urbes como Erciyes (Turquía), Spindleruv, Mlyn (República Checa, Disentis (Suiza), Kranjska, Gora (Eslovenia, Wagrain-Kleinarl (Austria), Malbun (Leichtenstein), Kronplatz, Plan de Corones, en Italia. El itinerario Inicia en febrero y concluye en abril.

Algunos destacados jugadores de playa se han incorporado a la modalidad. Uno de los pioneros es el checo Robert Kufa, que empezó a practicarlo en 2008 junto a su compañero David, con el que volverá a formar pareja esta temporada. “En la nieve es más complicado adivinar la jugada del rival. Es más difícil predecirla, tienes que ser capaz de improvisar y leer los movimientos de tus contrarios”, argumenta Kufa

El jugador espera que pronto haya más compañeros que compaginen playa y nieve: “Les animo a que lo prueben. No hay nada que temer, porque en estos años no ha habido ninguna lesión grave y se van a divertir. Sólo tienen que adaptarse a las condiciones, igual que en la playa algunos jugadores prefieren arena blanda o dura, aquí los hay que prefieren la nieve polvo o el hielo”.

Quizás naufraguen las intenciones de la FIVB. Pero su habitual filosofía de trabajo, y el acompañamiento de la población, propiciarán que el voleibol de nieve sea aceptado por el COI. Y luego sucederá lo mismo que acontece con su vecino de playa. Es decir, las disputas lo convertirán en una de las especialidades perseguidas en la populosa capital asiática, así como en otros eventos multidisciplinarios.


Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne